XVI-XVII

XI.  DONATO DE GORTÁZAR Y VILLELA: 1.569-1.649 (80 años). LUCÍA Y CATALINA. CASTILLO.

Nació en Villaro en el año 1569. Fue Pariente Mayor de Vizcaya, Señor de la Casa de Gortázar en herencia paterna y Señor del Palacio de Gortázar en Villaro. En noviembre de 1595 fue confirmado por el Obispo de Calahorra y La Calzada, Manso, junto a sus hermanos María Ruiz de Gortázar Villela y Francisca de Gortázar Villela. El 21 de mayo de dicho año de 1595 fue padrino de bautismo de Pedro de Sarriá, en la iglesia San Bartolomé de Villaro, hijo de Pedro de Sarria y de María Ruiz de Hemaldi.

 

Fue también Señor de la Casas de Orotegui en Ceánuri, Uncerdien en Dima, Señor de la Torre de Ugartezar en Castillo Elejabeitia (citada por Labayru y por Iturriza) y de la Casa de Cirarduy en la anteiglesia de Yurre, Señor de Uribarri y de la Torre de Alzola en Castillo Elejabeitia así como de la Casa de Echezarraga en Elejabeitia. En septiembre de 1629 fue comisionado por la Junta General del Señorío junto a los Caballeros de Santiago Pedro de Villela, Alonso Ortiz de Velasco y Joaquín de Salazar y otros caballeros como Martín Manuel de Munibe y Arancibia y Antonio de Múxica para que dispusiesen sobre las ayudas solicitadas al Señorío por la Real Hacienda.[1] Fue Alcalde de Villaro en 1635 y Regidor gamboino de la villa en varias ocasiones, entre ellas en el año 1628. Según se recoge en el expediente de Calatrava de su biznieto Domingo Martín de Gortázar y Guendica; “Donato de Gortázar fue en dicha Villa (de Villaro) una de las personas primeras de la republica de quien se echaba mano para cualquier Comision y diligencia de la Villa por persona de inteligencia y calidad…” Tuvo varios hijos naturales, entre ellos a Julián de Gortázar Villela, Cura y Beneficiado de Villaro, que fue Vicario de Arratia y Visitador del Obispo de Calahorra, don Juan Osorio Pinero. Participó en 1660 en una escritura de concordia otorgada por el Ayuntamiento de Villaro, ante San Pedro de Bolívar. Parece ser que el 24 de septiembre de 1639 Donato asistió a una Junta de Propietarios de ferrerías en Amorebieta para estudiar el Ingenio inventado por Antonio de Rivadeneira para fundir sin fuelles. El 12 de junio de 1632 actuó como padrino de bautismo de Polonia de Zulaybar y Andraca, Señora de la Casa de Zulaybar, casada luego con Pedro de Sarriá.

 

Casó con LUCÍA DE LAPAZA Y GUESALA[2] el 12 de mayo de 1594 en la villa de Villaro, cuya partida de casamiento figura en el expediente de la Orden de Calatrava de su biznieto Domingo Martín. Nació hacia 1570. Se desconoce cuando falleció pero vivía en el año 1631. Les casó el cura beneficiado de Villaro, don Rodrigo de Urizar y tuvieron los siguientes hijos:

X      Gerónimo de Gortázar y Villela: nació el 23 de febrero de 1597 en Villaro. Bautizado por Rodrigo de Urizar en San Bartolomé. Fueron sus padrinos Pedro Ruiz de Gortázar y Elvira de Urizar (Archivo de Gortázar 303). Debió de morir de niño.

X      Magdalena de Gortázar Villela: nació en Castillo Elejabeitia en 1600. Casó con San Pedro de Arteaga y fueron padres de Catalina de Arteaga y Gortázar, que casó con Juan de Albizu Larrazabal, con descendecia en los Landajo.

X      Juan de Gortázar y Villela: vivía en 1649.

X      Antonio de Gortázar y Villela: vivía en 1649.

X      Julián de Gortázar Villela: falleció el 20 de septiembre de 1676 en Villaro. Tuvo en Catalina Durango Hizaga a Donato de Gortázar Villela, nacido en Villaro el 8 de febrero de 1634. A su vez, este Donato tuvo en María Arrugaeta Izurieta Egui a Antonio de Gortázar Villela, nacido también en Villaro, el 29 de julio del año 1660, y en Angela de Ybarzabal Achotegui tuvo por hijo natural a Pedro de Gortázar Ybarzabal, nacido en Bergara el 29 de junio de 1656. Este Donato bien pudiera ser también padre de Antonia de Gortázar Hachaga, nacida en Alegría de Oria (hoy Alegia), en Guipúzcoa, el día 24 de febrero de 1656, en Bárbara de Hachaga.

X      Gerónima de Gortázar Lapaza: nació hacia el año 1602. Casó en Villaro con Francisco de Huegonaga Bolibar el 22 de febrero de 1622. Tuvieron por hijo a Donato de Huegonaga y Gortázar, nacido el 5 de octubre de 1641 en Villaro.

X      Gerónimo de Gortázar y Villela: se estudia en el número XII de esta genealogía.

X      Francisco de Gortázar: nació en Villaro el 23 de septiembre de 1614. Aparece en la partida de bautismo como hijo de Lucía Guesala. Casó en Villaro el 3 de amyo de 1638 con María Calleja.

 

Don Donato casó en segundas nupcias con su parienta lejana Catalina de Abendaño y Gamboa Beaumonte Arazurri y Montalbán, el 1 de diciembre de 1603, con escritura matrimonial ante el escribano Juan de Leguinaeche. Por otro lado hay una partida de matrimonio de 3 de abril de 1617 entre ambos, en San Bartolomé de Villaro. Desconozco las circunstancias de este segundo matrimonio y su legalidad con respecto al primero ya que el 2 de mayo de 1631 comparece Donato en una escritura ante el escribano Francisco de Vildósola, reconociéndose como legítimo marido de su primera mujer. Con ocasión de este casamiento, los padres de Donato le donan y aportan al matrimonio, vinculándolos, todos sus bienes situados en la Villa de Villaro y Anteiglesias de Yurre, Dima, Ceánuri y Castillo y Elejabeitia. María Ibáñez de Ocerin otorga una escritura a su marido, el 9 de septiembre de 1603, para que acordase las capitulaciones matrimoniales entre su hijo Donato y Catalina de Avendaño. Tal y como hemos visto en el apartado anterior, los padres de Donato fundaron el mayorazgo de Gortázar, con casa principal en Bilbao y reconstruyeron el Palacio de Gortázar de Villaro, todo ello con motivo y en la fecha del segundo matrimonio de su hijo Donato. Los padres de su futura mujer le ofrecen 1.400 ducados de dote y otros 200 ducados de arreo.

 

Catalina de Abendaño fue hija de Diego de Abendaño Beaumont Gamboa y Navarra, X Señor de Villarreal de Alava, de Urquizu, y de Olaso, Merino de Arratia y Busturia, y de Luisa Sarmiento que falleció en 1612 siendo Dama de Su Majestad la Reina. Nieta paterna de Prudencio de Abendaño Gamboa, Señor de Villarreal, Urquizu, y Olaso, y de su mujer, Luisa de Beaumont Navarra. Don Prudencio fue nieto del I Duque de Frías. Fue su hijo don Diego de Gortázar y Abendaño. Nació en 1610 y murió de enfermedad, sin sucesión, a los 26 años, el 4 de julio de 1636, en Villaro. Sirvió en los Estados de Flandes y en la Armada. Fue enterrado en la iglesia de San Bartolomé de Villaro, en la sepultura que tenían en la primera hilera enfrente del altar mayor. La dote ofrecida por los padres de Catalina de Abendaño lo fue por poder a través del hermano de Diego de Abendaño, don Martín de Abendaño y Garay, Señor del solar de Garay en Amorebieta. Donato de Gortázar y Villela hizo elección y nombramiento de sucesor del mayorazgo de Gortázar en Villaro el 18 de abril de 1644 ante Francisco de Sarria[3], actuando como testigo su hijo Julián de Gortázar Villela, y dejando por heredero a su sobrino el Capitán Martín Sáenz de Villela Gortázar y Cirarruista, reservándose el usufructo y apartando especialmente a su hermana Catalina Ruiz de Gortázar y Villela, cabeza de los Castillo, Vildósola y Riscal. Tenía Donato 75 años: “Y por cuanto al presente se halla el dicho Sr. Donato de Gortázar y Billela indispuesto de salud y en edad de setenta y cinco años”. Esta elección fue confirmada mediante otra aprobación de fecha 26 de mayo de 1644 también ante el escribano público de su Magestad, Francisco de Sarria y en presencia de su medio hermano Gerónimo de Gortázar y Villela. Donato afirma no tener hijos legítimos. Parece ser que dicho testamento fue nulo pues hay dos documentos que inducen a pensar que fue falsificado y que contiene hasta 14 motivos de nulidad[4]. Murió a los 80 años, el sábado 19 de junio de 1649, dejando otro testamento fechado el 8 de abril de 1649 en Villaro, ante Francisco de Vildósola, donde reconoce como legítima mujer a Lucía de Lapaza Guesala y como hijo legítimo a Gerónimo de Gortázar Villela, según consta en el expediente de Calatrava de su nieto Domingo Martín. Fue enterrado en la iglesia de San Bartolomé de Villaro, junto a su padre. Doña Catalina de Abendaño había fallecido antes de enero de 1649.

 

XII.         GERÓNIMO DE GORTÁZAR Y VILLELA: 1.600-1.655 (54 años)

Señor de Gortázar en Bilbao. Nació en Bilbao y fue bautizado el 10 de septiembre de 1600 en la iglesia de Santiago de Bilbao. Según Fernando González del Campo Román; “En cualquier caso, ya no nos consta –coincidiendo con la grave crisis económica del País Vasco en el primer tercio del XVII– que nadie usara en adelante el título de pariente mayor de la Casa de Gortázar; lo cual es un signo más de que la importancia de los aide-nagusiak, como tales, había llegado a su fin, y de que la fuente del poder había cambiado de sitio. En este siglo, la oligarquía de los «parientes mayores» fue sustituida, desde el punto de vista social, por sus descendientes los jauntxos quienes, si bien perdieron parte del poder de coacción señorial, mantenían grandes prerrogativas y el nivel económico de sus mayores.”

 

Fueron sus padrinos de bautismo Pedro Ruiz de Gortázar y María Sáez de Arichezar, según consta en el expediente de Calatrava de su nieto Domingo Martín de Gortázar y Guendica. Vivió en Castillo Elejabeitia aunque tenía casa principal en Bilbao, heredada de sus padres y abuelos. Bilbao era entonces un “pueblo muy rico, principal y bastecido,…apartado dos leguas de la orilla de la Mar. Aquí se hallan tres cosas muy principales, conviene a saber; Son sitio y asiento de la tierra; Abundancia de mantenimientos; y trato de gente y mercadurias”[5]. Don Gerónimo fue Pagador de Su Majestad (el que entregaba el dinero de la Corona correspondiente a sueldos, pensiones, etc.) y Regidor de Castillo y Elejabeitia en 1642 y en 1645 por parte de la anteiglesia de Castillo. Asimismo fue Sargento del Ejército en el año 1638 y Mayordomo de Castillo en 1652. Fue nombrado el 19 de mayo de 1640 Teniente General y Alcalde Mayor de los cinco Valles de Peñamellera. El título se expidió en Laredo por Felipe de Echabarría, Corregidor y Capitán de Guerra de las cuatro villas de la costa de la mar de Castilla (Archivo de Gortázar 954 y 957). Gerónimo de Gortázar y su mujer fundaron un censo ese mismo año de 1652 a favor de Martín de Ynduri y Soloeta.

 

Casó “Hieronimo de Gortazar” en San Bartolomé de Villaro el 26 de julio de 1630 (Partida de casamiento y velación, Archivo de Gortázar 272) con doña MARÍA OCHOA DE BARRENECHEA Y GALLANO. Esta señora fue bautizada en Castillo el 26 de marzo de 1609, siendo sus padrinos Domingo de Ugarte y María de Castillo, y falleció en el mismo lugar a los 80 años, el día 5 de septiembre de 1689. Fueron padrinos de la boda su hermana Gerónima de Gortázar y su cuñado Francisco de Huegonaga. Había testado el 22 de diciembre de 1682 ante Pedro de Sarria. Fue Señora de la Casa infanzona y Torre de Gallano, barrio de Arteaga, y de la Casa solar de Barrenechea en Elejabeitia, esta última por donación de su madre, doña María Ibáñez de Barrenechea, realizada en el año 1652. Fue su padre Juan de Barrenechea y Gallano, Señor de la Casa de Barrenechea, Regidor de Elejabeitia en 1642, casado en Santa María de Castillo (Partida de casamiento y velación, Archivo de Gortázar 266) el 15 de mayo de 1605 con Clara de Gallano, Señora de la Torre de Gallano en Castillo Elejabeitia. Fue abuela de Clara de Gallano doña Toda de Gallano, (hija de Iñigo de Gallano y de Catalina de Castillo), casada en 1549 con Domingo de Goiti Uriondo, (Contrato matrimonial; Archivo de Gortázar 913), que fundó el vínculo de Gallano en 1592 mediante testamento otorgado ante Pedro de Durango, Escribano de Arratia, de fecha 8 de agosto de dicho año. Testó esta señora el 22 de julio de 1616. Toda de Gallano y Domingo de Goti Uriondo testaron en 1599 (Archivo de Gortázar 952) y tuvieron por hijos a; Miguel de Goti Gallano, padre de Juana Saez de Goti Gallano que casó con Lorenzo de Zorroza, y a María Ochoa de Goti Gallano que testó en 1608 y había casado con Hernando de Basozabal, fallecido antes de 1599. Fueron padres de Clara de Basozabal Gallano que testó en 1614 y casó con Juan de Barrenechea en 1605. Este fue hijo de Pedro de Barrenechea, nacido en 1542 y de María Sáez de Madariaga, y nieto de Juan de Barrenechea, Señor de Barrenechea.

 

En el expediente de Santiago de Juan Bautista de Gortázar y Arandia se cita la Casa de Gallano de la siguiente manera; “…en el barrio de Gallano de la dicha anteiglesia (de Castillo) y de la merindad de Arratia reconocimos la dicha casa y torre cuya fabrica es de figura quadrada i su materia es de piedra de silleria y mamposteria arruinada la parte superior de ella, pero defendida de tablas que suplen la quiebra padecida por su antiguedad, y sobre su entrada que es con arco de piedra se deja ver un escudo de lo mismo, que cotejado con una tabla que esta pintada en una pieza de ella, tiene las mismas armas, que son en campo de oro un arbol de sinople y un arbol al pie de el pasado, de sable, lampasado de gules, con la bordura de lo mismo cargada de ocho piezas de sotuer de oro…” Citemos a Ortuño de Bustite: “Juan Ramón de Iturriza, en su Historia de Vizcaya, al describir Castillo y Elejabeitia dice; hay en su feligresía 40 casas, siendo memorables la citada de Castillo, la de Ugarte, Ugartezaarra, torre de Gallano y Bildosola. Labayru en su Historia de Vizcaya (Tº 3 pag. 543 ) cita entre las casas -torre de Vizcaya Gallanoa en Castillo -Elejabeitia (Arratia), y dice que las cita, por haberlas visto consignadas en relatos y sucesos, muchas de los cuales perseveran aun hoy en ruinas o rebajadas y convertidas en caserones. Ybarra y Garmendia en su obra Torres de Vizcaya dice; “Otra torre que consigna Labayru es la de Gallanoa, que Iturriza llama Gallano y a su vez Azcarraga la denomina Galiano. Se encuentra transformada en caserío, no lejos de la carretera que conduce a Ceberio, en la feligresía de San Miguel de Elejabeitia y era propiedad en el siglo pasado de Don Manuel María de Gortazar y Munive que la heredó por su quinta abuela Doña María Ochoa de Barrenechea y Gallano…” En el año 1685 se realizó un inventario de los bienes de la Casa de Gallano (Archivo de Gortázar 978). Su hija María Ochoa de Barrenechea Gallano fue la que casó con Gerónimo de Gortázar Villela, de cuyo matrimonio nacieron:

X      Lucía de Gortázar y Gallano Villela: nació hacia el año 1632 y falleció el 22 de mayo de 1688 en Villaro. Casó el 1 de septiembre de 1652 en Castillo Elejabeitia (Sagrado Corazón) con Martín de Añibarro Bolibar. Tuvieron los siguientes hijos: Antonio de Añibarro y Gortázar: Nació en Castillo (Santa María) el 26 de septiembre de 1653. Casó con Cecilia de Olasarri y Urquiza y tuvieron por hijo a Antonio de Añibarro y Olasarri, nacido en Yurre el 25 de agosto de 1686. Francisco de Añibarro y Gortázar, nacido en Castillo el 21 de abril de 1658. Tuvo dos hijos naturales. En María de Aldecoa tuvo a Matías, nacido el 26 de febrero de 1688, y en Antonia de Huandurraga (nacida en Ceánuri el 13 de marzo de 1660), a Francisco de Añibarro, nacido el 3 de marzo de 1688 en Aranzazu. Matías de Añibarro tuvo a su vez en María de Amularraga a Juana de Añibarro, nacida en Yurre el 14 de noviembre de 1714. El tercer hijo fue Gerónimo de Añibarro y Gortázar, que nació en Castillo el 1 de mayo del año 1663.

X      Clara de Gortázar y Villela: fue bautizada el 8 de diciembre de 1636 en Castillo (Sagrado Corazón) y murió el 6 de septiembre de 1711 sin sucesión. Casó en 1674 en Castillo con Martín de Leguinaeche Elguezua, Señor de la Casa de Ezguezua en Yurre, bautizado el 15 de febrero de 1642. Hijo de Juan de Leguinaeche y de Catalina de Elguezua y Vildósola y nieto de Angela de Vildósola. Las capitulaciones matrimoniales entre Martín de Leguinaeche y Clara de Gortázar Villela especificaban que Catalina de Elguezua, vecina de la anteiglesia de Yurre, dona la casa y pertenecidos de Elguezua, reservando la mitad del usufructo para el resto de sus días, y Alejo de Gortázar Villela, vecino de Bilbao y de Castillo, dota a su hermana Clara con 600 ducados, de los cuales 200 se destinan a pagar las deudas de dicha casa[6]. Dichas deudas habían provocado pleitos en los que intervinieron Ortuño de Guesala, Diego de Basozabal y otros dueños de Elguezua. La Casa de Elguezua fue comprada a Martín de Leguinaeche por su sobrino-nieto Domingo Martín de Gortázar y Guendica, según se verá más adelante.

X      Donato de Gortázar y Villela: nacido hacia 1635, casado con María de Arrugueta. Fueron padres de Antonio de Gortázar y Villela, bautizado en Villaro (San Bartolomé), el día 29 de julio de 1660.

X      María Juana de Gortázar Villela: falleció el 20 de octubre de 1686 en Villaro.

X      Alejo de Gortázar y Villela: sigue con el número XIII.

 

Gerónimo falleció el 16 de julio de 1655 en Castillo Elejabeitia, fecha en la que testó ante Antonio Lope de Terliguiz con su mujer en la Torre de Gallano y fue enterrado junto a ella en Santa María de Castillo, en la sepultura de Gallano (Archivo de Gortázar 348, 960 y 961). El testamento comienza diciendo; “…esttando enfermo en cama de la enfermedad que Dios nuestro Señor ha sido servido de me dar pero sano de mi buen juicio…ttemiendonos de la muertte que es cossa natural a todo viviente”. Nombran heredero universal a su hijo Alejo y albacea a su medio hermano Julián de Gortázar y Villela, cura y beneficiado de Villaro y Vicario de Arratia. Ordena que sean enterrados en la sepultura principal de su Torre Solar Infanzona en la iglesia de Santa María de Castillo, que se manden 4 reales a la luminaria de dicha iglesia, 4 reales al Rosario y 4 reales a la Veracruz. Se digan dos misas rezadas en las ermitas de esta anteiglesia. Tienen por hijos a Alexo, Lucia y Clara de Gorttazar Villela. Nombran por heredero de la Casa Torre de Gallano y de la Casa de Barrenechea a su hijo Alexo. Cuando su hija Lucia caso con Martin de Anibarro, vecino de esta anteiglesia le mandaron la dote de la que deben 100 ducados. La otra hija Clara esta soltera, y cuando se case le mandan una dote de 400 ducados y una cama. Uno de los testigos del testamento fue Juan de Abendaño Ubirichaga. Diecinueve años después de su muerte, esto es, en 1679, su hijo ordenó decir una misa en su memoria con doce sacerdotes.

 

Coetáneo de Gerónimo de Gortázar Villela fue su pariente Hortuño de Gortázar y Emaldi, nacido hacia 1610. Fue cabeza de otra rama de gortázares, casado con María de Foronda y Aldayaran, padres de Francisco de Gortázar y Foronda, nacido hacia el año 1635, casado con María Juana de Gojenola y Zurutuza. Tuvieron por hijo a Domingo de Gortázar y Gojenola, nacido en Ceánuri en 1660 y fallecido a los 74 años de edad, hacia 1734. Casó con Ana María de Ibarreta (hija de Francisco de Ibarreta y de María González de Garibay), y tuvieron por hija a Josefa de Gortázar e Ibarreta, bautizada en Santa María de Ceánuri el 4 de septiembre de 1689. Casó el 18 de febrero de 1709 en la iglesia donde había sido bautizada, con Juan de Zuloaga y Aitonda, Regidor de Ceánuri en 1746, Mayordomo de la Cofradía de la Santa Vera Cruz en 1695. Fue su hijo José Urbano de Zuloaga y Gortázar, Regidor de Ceánuri en 1754, donde había nacido en 1716. Contrajo matrimonio con Antonia de Ocerin y Aguirregoicouría y tuvieron a José, a Pedro y Ana María de Zuloaga, que obtuvieron el Sello Mayor de Hidalguía el 28 de junio de 1770 en Bilbao, conservada en el Archivo de Guernica.

A Gerónimo de Gortázar Villela y a María Ochoa de Barrenechea Gallano les sucedió su hijo;

 

XIII.  ALEJO DE GORTÁZAR Y VILLELA: 1.639-1.690 (61 años)

Fue natural de la anteiglesia de Castillo Elejabeitia, en la Merindad de Arratia, del Señorío de Vizcaya. Fue bautizado el 2 de febrero de 1638 en la iglesia de Santa María de Castillo (Archivo de Gortázar 305, 423 y 1047), siendo sus padrinos Juan López de Vildósola y Francisca de Madariaga y Castillo. Murió en 1690 en Bilbao (iglesia de Santiago). En herencia de sus padres fue Señor de la Torre de Gallano en Castillo y de la Casa solar de Barrenechea en el barrio de Esparza de Elejabeitia, bienes sobre los que fundó mayorazgo el 26 de septiembre de 1679. Don Alejo vivió en Bilbao, en su casa de la calle de Santiago[7], hoy Correo, donde tuvo su residencia, según consta en el contrato matrimonial de su nieto Juan Bautista de Gortázar y Arandia. Fue Mayordomo de las Cofradías de la Piedad y los Santos Juanes, así como Alcalde segundo de Bilbao en 1676, jurando su cargo en la iglesia de Santiago. También vivió en Barrencalle la segunda en el año 1674 pues en ella figura en el Listado de vecinos de Bilbao de ese año. También fue Regidor capitular de la villa de Bilbao en 1676 y 1679 y Síndico de las anteiglesias de Castillo y Elejabeitia en 1670. Tuvo un servidor llamado Juan de Eguía, de quien se guarda diversa correspondencia en el Archivo de Gortázar (526). En 1674 aparece en el padrón general de Bilbao como vecino de la Villa. En 1675 mantuvo un pleito, estudiado por Lafarga, sobre redención de dos censos con Pedro de Ugarte Cirarruista, vecino de Castillo (Archivo Histórico de la Diputación de Vizcaya y Archivo de Gortázar 936). Los hermanos García Carraffa le llaman equivocadamente Alejo de Gortázar y Ochoa, al estudiar su sucesión[8].

 

Don Alejo casó con doña MARÍA DE GUENDICA E YZAGUIRRE, nacida en Bilbao y bautizada el 31 de enero de 1652 en la iglesia de Santiago, actuando como testigos Juan Bautista de Arbolancha y Catalina de Solache. Testó ante Sebastián de Garay el 20 de noviembre de 1714 y se abrió el testamento el 14 de febrero de 1718, el día de su muerte, según consta en el expediente de Calatrava de su hijo Domingo Martín, en el de Santiago de su nieto Juan Bautista y en el Archivo de Gortázar (334). Hubo ciertas disputas entre los hijos en el reparto de la herencia; “Sentencia dictada por los jueces compromisarios en el pleito seguido entre Diego de Allende Salazar, por sí y como marido de Juana Bautista de Gortázar, y los demas hijos y herederos de María de Guendica y Alejo de Gortázar Villela, sobre pretensiones en razón de herencia” (Archivo de Gortázar 992). El contrato matrimonial se otorgó ante Antonio de la Llana el 23 de marzo de 1665, contando ella 13 años únicamente (Archivo de Gortázar 290). Les casó su tío, el Doctor Don Julián de Gortázar y Villela, vicario de Arratia y Beneficiado de Villaro, el 7 de abril de 1665 en casa de la novia y fueron velados en la iglesia de Santiago de Bilbao (Archivo de Gortázar 271). Fue testigo de la boda, entre otros, don Domingo de Zornoza y Villela, Abogado de los Reales estrados, su pariente. Escribió entonces don Alejo en su libro familiar lo siguiente: “Quiera su Divina Majestad sea para más alavarle y servirle y para nos, alivio por su misericordia, dándonos gracia para cumplir con este santo Sacramento, Amén.” Dicho libro familiar comienza de la siguiente forma: “Jhesus. Año 1665. -Alexo de Gortazar y Billela y doña Maria de Guendica.-1665 años.” El novio aportó al matrimonio bienes por importe aproximado de 80.000 reales. En el Archivo de Gortázar (964) figura la escritura de donación realizada por su madre con ocasión del matrimonio: “Escritura de donación de la casa torre solar de Gallano y la casería de Barrenechea, con todos sus pertenecidos, sitas respectivamente en las anteiglesias de Castillo y de Elejabeitia, y parte de la ferrería de Castillo, otorgada por María Ochoa de Barrenechea Gallano, viuda de Gerónimo de Gortázar Villela, en favor de su hijo y heredero Alejo de Gortázar Villela, para su matrimonio con María de Guendica, hija de Domingo de Guendica y María Cruz de Izaguirre, con reserva de la mitad del usufructo de dichos bienes”. En 1709 promovió un expediente ante el Corregidor que contiene el apeo de las casas de Gallano y Barrenechea; “Auto del año 1709 derivado de la demanda presentada por María de Guendica, viuda de Alejo de Gortazar, contra Antonio de Arteche, inquilino de la casa torre de Gallano, sobre paga de rentas, carbones y ganado” (Archivo de Gortázar 948), y “Expediente promovido en el año 1709 ante el Corregidor de Vizcaya por María de Guendica, vecina de Bilbao y viuda de Alejo de Gortazar, para el apeo y amojonamiento de las casas torre solariegas de Gallano y Barrenechea, sus montes y pertenecidos, sitas en las anteiglesias de Castillo y Elejabeitia”, “Informe del año 1791 sobre los confines de los montes de la casa torre de Gallano” (Archivo de Gortázar 990). Fue enterrada en la iglesia de los Santos Juanes de Bilbao, junto a su marido y padres. En el testamento detalla los gastos realizados en la educación de sus hijos y los gastos en las obras de rehabilitación de la Torre de Gallano. Tuvo una criada llamada Ursula de Iturve.

 

Doña María de Guendica tuvo diez hermanos y fue hija de don Domingo de Guendica e Irueta, Regidor de Bilbao en 1663, nacido el 17 de marzo de 1624 en Bermeo y fallecido el 25 de septiembre de 1663 en Bilbao, casado en Bilbao el 28 de diciembre de 1647 en los Santos Juanes con María Cruz de Yzaguirre y Larrabide, nacida el 6 de marzo de 1629 en Bilbao y fallecida el 23 de noviembre de 1672. Nieta de Bartolomé de Guendica e Ibarbure, Regidor de Bermeo, casado con María de Irueta y Oca, y de Martín de Izaguirre y Basterreche, Regidor de Bilbao en 1665, casado con Marina de Larrabide y Solaeche. Fueron sus bisabuelos de Domingo de Guendica, Señor de la Casa Infanzona de Guendica (de la que hay un plano en el Archivo de Gortázar, 301), casado con Catalina de Ibarbure, y Pedro de Izaguirre, Señor de la Casa solar de su apellido en Munguía, casado con María Ochoa de Basterreche. Fue su hermano Martín de Guendica e Yzaguirre, Caballero de Santiago, Capitán General, Diputado General, Regidor de Bilbao en 1701 cuyo hijo Luis de Guendica fue Caballero de Santiago y Teniente General, Gobernador de El Callao, Lima, Guipúzcoa y Andalucía. General de las Armas del Reino del Perú.

 

Don Alejo tuvo una hija natural reconocida en su testamento, llamada María Cruz de Gortázar que en 1679 iba a tomar estado religioso. Vivía en 1718. Pudiera ser la mujer de Manuel de Zugasti, casada el 18 de agosto de 1687 en la iglesia de Santiago. Alejo testó el 26 de septiembre de 1679 en Bilbao ante Juan Bautista de Asturiazaga, escribano de Bilbao, (Archivo de Gortázar 335). En esta fecha habían fallecido sus hijos Gerónimo y María Josefa. A todos ellos les llama Gortázar Villela. Fue enterrado en 1690 en la iglesia de los Santos Juanes de Bilbao. Transcribo alguna de las cláusulas de su testamento: “En el nombre de Dios Amen. Sepan cuantos esta carta de testamento y última voluntad vieren, como yo, Alexo de Gortázar y Villela, vecino y Regidor de esta villa de Bilbao, hijo legítimo de Gerónimo de Gortázar y Villela, ya difunto, y doña María Ochoa de Barrenechea y Gallano, vecina de la Anteiglesia de Castillo, estando enfermo, más por la misericordia Divina en mi juicio como fiel y Católico Apostólico Romano, ordeno mi testamento como sigue: Primeramente encomiendo mi Alma a Dios nuestro señor que la crió y redimió…y porque es mi voluntad que la dicha Torre solar de Gallano y Casa y casería de Barrenechea con todos sus pertenecidos, honores, derechos y servidumbres, perpetuamente se conserven entre los de mi linaje y parentela, usando de la facultad que se me concede por el Fuero de este dicho Señorío de Vizcaya… al dicho Alexo de Gortázar y Villela mi hijo mayor con gravamen de vínculo y mayorazgo perpetuo… y después sus hijos, nietos y descendientes, prefiriendo el mayor al menor, y el varón a la hembra… de forma que en ningún tiempo del mundo se puedan enajenar, vender, trocar, hipotecar ni obligar los dichos bienes …” En otras disposiciones testamentarias establece lo siguiente; entierro en la Iglesia de San Juan, al Hospital de la villa de Bilbao manda 30 ducados, a la Cofradía de la Orden de San Francisco 20 ducados, y a la Cofradía de las Animas 100 reales. Ordena que se digan por su alma 1000 misas rezadas en los altares donde quiera su mujer Maria de Guendica. Manda a su cuñada Maria Cruz de Guendica 500 ducados de dote para cuando se case, y a su hija natural Maria Cruz de Gortázar 500 ducados de dote para el mismo fin. De su matrimonio con Maria de Guendica tuvo por hijos dos varones y cuatro hembras: Alexo, Domingo Martín, Maria Francisca, Maria Cruz, Joana Baptista, y Josepha Antonia de Gortázar y Villela que se relacionan en el capítulo siguiente.

 

Reconoce por bienes propios la Torre de Gallano en Castillo Elejabeitia, la Casa y Casería de Barrenechea en el barrio de Esparta en Elejabeitia, y quiere que los goce su madre Maria Ochoa de Barrenechea y Gallano, y los deja a su hijo mayor Alexo por mayorazgo. Manda a su cuñado Joseph de Guendica, cura beneficiado de Bilbao, 200 reales de plata. Manda que a Antonia de San Joseph, Josepha de San Alejo y Agueda de Santo domingo, hermanas de Maria de Guendica y monjas en el Convento de la Esperanza, 100 reales a cada una. Manda a la Cofradía de la Piedad de la Iglesia matriz de Santiago de Bilbao 100 reales. Manda que en la Iglesia de Castillo Elejabeitia donde está enterrado su padre Gerónimo de Gortazar y Villela, se haga una memoria. Manda a la Cofradía de Nuestra Señora de Begoña 200 reales, al Convento de San Agustín 100 reales, y a la Cofradía de la Correa de dicho Convento 100 reales. Manda que en los pertenecidos de la Torre de Gallano se planten 440 cajigos. Tomó el testador las cuentas de sus suegros Domingo de Guendica y Mariana de Izaguirre. Del remanente de sus bienes nombra por herederos universales a sus seis hijos. En el testamento de su mujer ésta declara como bienes libres, entre otros; una casa en la calle de la Tendería, otra en la Calle de Santiago, otra casa y casería con sus pertenecidos sita en la anteiglesia de Abando junto al Convento de San Mamés, llamada Indauchu, otra Casa y casería en dicha Anteiglesia de Abando en el barrio de las Ollerías, la de Sagasola en Elexabeitia, otra en Miravalles, la casa solar de Elguezua en Yurre comprada a Martín de Elguezua, que tiene el usufructo, la de Laurquiz en Yurre, la de Anguiñano, otras en Bermeo…

 

Seguidamente se detallan los ocho hijos de Alejo de Gortázar Villela y de María de Guendica:

X      Alejo de Gortázar Villela y Guendica: nacido el 21 de octubre de 1668 y bautizado dos días después en la iglesia de Santiago de Bilbao. Como mayorazgo fue Señor de la Torre de Gallano y de la Casa solar de Barrenechea. El 22 de mayo de 1731 se firmó un convenio que se conserva en el Archivo de Montefuerte entre su hermano e Inocencio de Llarena y Salcedo, ante el escribano de Bilbao Juan José de Torrontegui cuyo valor se hacía depender de que “Alexo de Gortazar y Guendica buelba a su buen juicio.” Estudió en los Estados de Flandes durante siete años en el Colegio Imperial de Amberes. Tuvo “enfermedad muy grave con la que se mantiene hasta el dia le hice venir a Casa para aplicarle remedios para su curacion y por no alcanzar lo que se le hicieron en casa le embie al lugar de Lazcano provincia de Guipuzcoa a casa de un ciruxano de mucho credito…y despues se encamino al Convento de Ntra. Sra. de Rabanera donde hubo mas de doce años y despues se encamino al Convento de Santa Cathalina de Badanyai, donde hubo como cosa de otros doce años, y al presente se halla en la merindad de Arratia…pagando…siete mil escudos de plata…se halla como inocente y sin el juicio natural“, en expresión testamentaria de su madre, falleciendo después de 1738, probablemente en 1741, ya que el 21 de abril de dicho año su hermano Domingo toma posesión de las casas de Gallano y Barrenechea. Su madre nombra tutores y curadores a sus dos hermanos José y Martín, a su sobrino Antonio y a Diego de Allende Salazar, su yerno, para que “…cuyden de el y de sus bienes con el cariño que corresponde a su obligacion.” Es de señalar que su madre le deja mejorado en su testamento.

X      Domingo Martín de Gortázar Villela y Guendica: sigue en el capítulo siguiente con el número XIV.

X      María Francisca de Gortázar Villela y Guendica: nacida el 20 de enero de 1671. Fue bautizada en la iglesia del Señor Santiago el 5 de octubre de 1671. Religiosa del Convento de la Esperanza de Bilbao, donde eran profesas sus tías maternas María Antonia de Jesús y Agueda de Santo Domingo. Llamada en religión Francisca de San Alejo. Falleció después de 1718.

X      María de la Cruz de Gortázar Villela y Guendica: bautizada en la iglesia del Señor Santiago el 20 de enero de 1673. Falleció antes de 1718. Casó el 7 de febrero de 1689 con Andrés de la Quadra Ugarte Salcedo, Señor de las Torres de Salcedo de la Quadra y de Salcedo de la Puente, hijo de Antonio Martínez de la Quadra Ugarte y de Elena de Salcedo y Bolíbar. La dote de la novia ascendió a 7.000 ducados, de los cuales 1.000 ducados se gastaron en la boda. Durante tres años vivieron con su madre en su casa de Bilbao. Tuvieron por hijos a:

v       Andrés Martín de la Quadra y Gortázar: nació en 1690 y falleció en el mismo año. José Ignacio de la Quadra y Gortázar: bautizado en Santiago el 25 de julio de 1691. Diego Andrés Martínez de la Quadra y Gortázar: nació en 1692. María Josefa de la Quadra y Gortázar: nacida en 1694. Juana Ignacia de la Quadra y Gortázar: nació en 1696. Joaquín de la Quadra y Gortázar: bautizado en Sodupe el 14 de noviembre de 1697. Josefa Ignacia de la Cuadra y Gortázar, nacida en 1698. En 1718 hubo un pleito, ante Pedro de Fontecha y Salazar, entre los hermanos Gortázar-Guendica y las hijas de María Cruz sobre la partición de la herencia que dejaron sus padres y abuelos respectivamente. Manuela Antonia de la Quadra y Gortázar, nacida en 1700. Melchora Joaquina de la Quadra y Gortázar, que nació en 1704.

v       Angela Ignacia de la Cuadra y Gortázar: bautizada el 1 de marzo de 1695 en Sodupe. Casó el 2 de mayo de 1720 con José Jacinto de Romarate y Arechavala, natural de Orduña, nacido en 1686, vecino de Güeñes. Fue hijo de José Jacinto de Romarate y Hurtado de Tavisón de Recalde y de Ana María de Arechavala y Galíndez de San Pedro, nieto de Jacinto de Romarate y de Catalina Hurtado de Tavisón de Recalde, Señora de Recalde en Sanchósolo, Güeñes. Esta rama acabó sin posteridad en Jacinto de Romarate y Salamanca, pasando las Torres de la Quadra, y otras propiedades, como el llamado Palacio de las Brujas en Güeñes, a una sobrina política Echezarreta, casada con Beristain.

v       María Lorenza de la Quadra y Gortázar: fue bautizada en San Vicente de Sodupe, en Güeñes, el 15 de agosto de 1699. Casó con Inocencio Antonio de Llarena y Salcedo, (primo hermano de Sebastián de la Quadra y Llarena, I Marqués de Villarías, Caballero de Santiago desde 1730, del Consejo de Estado) vecino de Somorrostro, el 6 de mayo de 1726. Fueron Señores del Palacio de Llarena en Musques, con el escudo de sus cuatro abuelos; Llarena, Salcedo, Quadra y Gortázar. Inocencio Antonio fue bautizado en San Julián de Musques en 1689. Era hijo de Juan Sebastián de Llarena y Sobrano, Abogado de los Reales Consejos, y de María Antonia de Salcedo y Hurtado de Yarto. En un documento conservado en el Archivo de Montefuerte, las tres hermanas de la Cuadra Gortázar firmaron un convenio ante el escribano Juan José de Torrontegui, el 22 de mayo de 1731, con su abuelo Domingo Martín, mediante el cual este pagaría 3.000 reales a cada una, salvo que “buelba a su buen juicio Dn. Alexo de Gortázar y Guendica.” El matrimonio Llarena-Quadra procreó a Catalina, casada con José Antonio Pérez de Camino y Peñarredonda, de quienes desciende la familia Portillo.

X      Gerónimo de Gortázar Villela y Guendica: se le bautizó el 26 de enero de 1674 (Santiago) y falleció al año siguiente.

X      María Josefa de Gortázar y Guendica: bautizada el 21 de abril de 1675 y fallecida poco después.

X      Juana Bautista de Gortázar Villela y Guendica: fue bautizada en la Iglesia de Santiago el 28 de junio de 1676 y murió el 25 de marzo de 1761. Casó en Bilbao (Santiago), recibiendo en dote 7.000 ducados, el 7 de febrero de 1694, “En la casa y habitación de Doña Maria de Guendica” con Diego Allendesalazar[9] y Bear, bautizado el 8 de febrero de 1671 en la iglesia de Santiago y fallecido el 7 de agosto de 1761. Fue Diputado General de Vizcaya en 1716, Alcalde de Bilbao en 1712, Regidor de Bilbao en 1707, hermano de José Allendesalazar y Viar (o Bear), Capitán General, del Consejo de S.M. y Caballero de la Orden de Calatrava en 1708. Doña Juana de Gortázar y su hermano Domingo Martín fueron respectivamente madrina y testigo de la boda de Joaquín de Landecho y Castaños[10] casado con María Nicolasa Allendesalazar y Castaños, celebrada en la iglesia de Santiago de Bilbao el 24 de febrero de 1732. Juana Bautista de Gortázar y su marido fundaron dos mayorazgos en 1736 para sus hijos José Nicolás y Diego. Testó con su marido el 16 de octubre de 1746. Este es el primero de los cuatro matrimonios que hubo en los siglos XVII, XVIII y XX entre miembros de las familias Gortázar y Allendesalazar. Tuvieron por hijos a:

v       José Nicolás Allendesalazar y Gortázar: nacido en Bilbao el 20 de noviembre de 1695, bautizado nueve días después en la iglesia de Santiago y fallecido el 15 de febrero de 1775, viudo, como colegial en el Mayor del Arzobispo de Salamanca. Fue Diputado General en 1724-6 y Regidor Decano del Señorío en 1742-4. Alcalde de Bilbao en 1735 y 1749. Casó el 24 de abril de 1716 con Manuela Ignacia Castaños, Mendieta y Leguizamón de Begoña, hija de los Patronos de Begoña, fallecida el 9 de diciembre de 1720. Su descendencia se relaciona en el número XIV de esta genealogía.

v       Diego Antonio Allendesalazar y Gortázar: bautizado en Bilbao (Santiago) el 5 de agosto de 1699 y fallecido el 25 de noviembre de 1786. Mandó construir el Palacio de Allendesalazar-Gortázar en la calle Correo, 12 de Bilbao, esquina a la calle del Víctor, llamada “Casa de Jaspe” y el Palacio de Allendesalazar-Gortázar de Guernica o “Casa pintada”. A principios del siglo XX al desaparecer la Casa pintada, los Allendesalazar, Condes de Montefuerte, trasladaron el escudo de Allendesalazar-Gortázar a su Palacio de Alegría en Luno (Guernica). Este Palacio fue levantado en 1720 sobre otro anterior quemado un año antes durante una Machinada. Diego Antonio fue Diputado General de Vizcaya en 1726, Alcalde de Guernica en 1736, de Luno en 1775, de Bermeo en 1723 y Regidor de Bilbao en 1765. Casó en Luno el 10 de agosto de 1724 con María Antonia de Meceta y Arriola, Patrona de San Pedro de Luno, Divisera de Ajanguiz y Arrazua, Señora de la Torre de Meceta, Torre de Albiz, Berreñondo, Manza, Zubiaur, de la Torre de Ybargüen en Ugarte de Mújica, Torre de Ercilla en Bermeo, Muncharaz, Zallo y Gana. Tuvieron 7 hijos, uno de ellos, Juan Mariano Allendesalazar y Meceta, fue Caballero santiaguista desde 1746. Fueron abuelos del I y II Condes de Montefuerte, José María y Nicolás Allendesalazar y Zubialdea. El III Conde de Montefuerte, Manuel María Allendesalazar y Loyzaga fue abuelo paterno de Angela de Landecho y Allendesalazar, casada con Ignacio de Gortázar y Manso de Velasco, citados en el número XIX.

v       Ana Ignacia Allendesalazar y Gortázar: nació el 23 de julio de 1703 en Bilbao. Se le bautizó en Santiago el día 28. Murió el 12 de octubre de 1771. Casó con Antonio de Zubiaur.

v       Angela Antonia Allendesalazar y Gortázar: se le bautizó en Santiago el día 7 de abril de 1711.

v        Alejo Javier Allendesalazar y Gortázar: nació el 20 de noviembre de 1714 y fue bautizado en Santiago el 10 de diciembre. Falleció el 18 de febrero de 1803. Cadete de las Reales Guardias Españolas. Fue Presbítero y Beneficiado de la villa de Bilbao y Beneficiado de Luno en 1779. Escribió la “Crónica de Alegría”. Fue padrino de bautismo de Fernando de Landecho y Gómez de la Torre, Allendesalazar y Gacitua.

X      Josefa Antonia de Gortázar Villela y Guendica: nació el 28 de febrero de 1678 en Bilbao. Falleció soltera antes de 1718.

 

A Alejo de Gortázar Villela le sucedió su hijo Domingo Martín de Gortázar Guendica, que se estudia con el número XIV en el siguiente capítulo.

 


[1] Vid. “Historia de la Noble Villa de Bilbao”, Teófilo GUIARD Y LARRAURI (1876-1946), Imprenta José de Astuy, Bilbao, 1905-1912. La Gran Enciclopedia Vasca, Bilbao, 1971.

[2] Antonio PÉREZ DE AZAGRA Y AGUIRRE, Conde de Ripalda, le llama equivocadamente, Lucía de Lapaza y Gallano. Su obra: “Noticias genealógicas de los Primo de Rivera y los Salcedos”, Editorial Moderna, Bilbao, 1943 es una obra genealógica con muchísimos datos y bastantes errores.

[3] Documento del Archivo de Gortázar, desaparecido nº 3.

[4] Cfr. “Cuestión sobre el primer matrimonio de Donato de Gortázar Villela”, Archivo de Fernando de Gortázar y Landecho.

[5] Diego CUELVIS, “Tesoro choragrafico de las Espannas”, curioso manuscrito conservado en el Museo Británico, Reproducido por Julio César SANTOYO en “Dos alemanes en Vasconia, mayo de 1599”, Caja de Ahorros Municipal de la Ciudad de Vitoria, 1972.

[6] Archivo de Salazar 2504/001-016 (Diputación Foral de Vizcaya). Algunos documentos de este archivo proceden, seguramente, del Archivo de Gortázar (entre ellos los relativos a la Casa de Elguezua y a la de Ybarra en Gúeñes) ya que no guardan vínculo con el Archivo de Salazar y tienen total relación con el de Gortázar. Lo mismo ocurrió con el Archivo de Ybarra, según se menciona más adelante.

[7] La calle de Santiago fue trazada hacia el año 1547.

[8] Alberto y Arturo GARCÍA CARRAFFA: “Enciclopedia Genealógica y Heráldica Hispano-Americana”, 88 volúmenes, vol. XLI, pp. 8-10; Madrid, 1919-1963. Esta extensa obra genealógica, en opinión de Fernando del Valle Lersundi es muy útil a pesar de sus numerosos defectos ya que cita la procedencia de los datos que contiene.

[9] Sobre el apellido Allendesalazar pueden consultarse los siguientes documentos en el Archivo de Gortázar (1048); “Certificación expedida por Julián José Brochero, Cronista y Rey de Armas del Rey Carlos III, a José Cayetano de Aguirre Allende Salazar, sobre la antigüedad del apellido infanzón de Allende Salazar”, “Copia de la información de nobleza y vizcainía originaria de los hermanos Diego, Pedro y Martín de Allende Salazar, descendientes de la torres solar infanzona de Allende Salazar sita en el valle de Gordejuela, realizada en el año 1556 y extraída a petición de Juan Antonio María de Allende Salazar Mezeta”, “Cuadro genealógico de los ascendientes de Juan Ortiz y Diego Ortiz de Allende Salazar”.

[10] Cfr. A.H.N. Expediente número 471 (moderno) de Calatrava de José de Landecho y Allendesalazar, Jordán de Urries y Muñoz de Salazar, 1918.

Comentarios desactivados