XVI

X.MARTÍN RUIZ DE GORTÁZAR VILLELA: 1.540-1.608 (68 años). LA MISA DE NOCHEVIEJA DE 1588.

Nació hacia 1540 en Villaro, lugar en el que también falleció en 1608. Pariente Mayor de Vizcaya y Señor de la Casa de Gortázar en sucesión paterna. También fue Señor de la Casa solar de Cirarruista en la anteiglesia de Dima con asiento en la iglesia de San Pedro y Señor de la Torre de Ugarte Celay. Aparece don Martín Ruiz de Gortázar en las Juntas Generales de Guernica en el año 1565, como Bolsero por el bando gamboíno. Fue Señor de las Casas de Orotegui, Urcedien, Cirarduy y Uribarri. Martín Ruiz de Gortázar Villela fue el primer miembro de la familia en anteponer el apellido Gortázar al de Villela. Según afirma Javier de Ybarra y Bergé en “Torres de Vizcaya”; “El apellido Gortázar-Villela lo venían usando como compuesto los Gortázar, a quienes correspondía por línea agnada el segundo.” Como es sabido, el concepto de apellido tal y como ahora lo conocemos y utilizamos es una costumbre moderna, nacida con el Registro Civil en 1862. Anteriormente su utilización era aparentemente “caprichosa”.

 

Contrajo matrimonio en Villaro hacia 1565 con MARÍA YBÁÑEZ DE OCERIN Y SÁENZ DE CASTILLO que falleció en Villaro y fue hija única de Hernando Ybañez de Ocerin y Vildósola y de Teresa Sáenz de Castillo y Olaso, viuda de Rodrigo de Arespesueta. Nieta paterna de Juan Ybañez de Ocerin y de Catalina de Vildósola y nieta materna de Martín Iñiguez de Castillo y de Juana López de Olaso, Señores del solar de Castillo y Patronos diviseros de la anteiglesia de Castillo. El matrimonio fundó el vínculo y mayorazgo de Gortázar y Villela el 9 de octubre de 1603.

 

Hagamos un breve excursus para centrarnos en la creación de vínculos y mayorazgos, conceptos similares pero no idénticos. El mayorazgo tuvo en general mayor entidad. En palabras de Ortuño de Bustite: “Como precedentes de los mayorazgos se suele considerar la primogenitura entre los judíos y el fideicomiso familiar de los romanos, pero es más cercana su relación con el sistema de sucesión feudal. Las vinculaciones constituyen una institución de derecho civil que fundamentalmente supone la afección de ciertos bienes principalmente raíces pero también de otras clases como censos, juros etc.. a una Universitas indivisible e inalienable, casi siempre de forma perpetua. La sucesión o llamamiento al goce del mismo se establece por su fundador según normas concretas. Puede ser regular que sigue el mismo orden de sucesión a la corona que establecen las leyes de Partidas, y que es propiamente el mayorazgo, o ser electivo. El término mayorazgo suele usarse comúnmente al menos en Vizcaya como sinónimo de Vínculo en general. La mayoría de los vínculos en Vizcaya son electivos con algunas condiciones o restricciones que el fundador puede establecer. Es muy frecuente la condición de que el titular lleve siempre el apellido del fundador y use sus armas, a veces es incompatible con otro, en cuyo caso debe pasar al siguiente llamado. La variedad de cláusulas y condiciones es infinita. El mayorazgo de Larraspuru (Casa de Rocaverde) exige vivir en España, pues el primer llamado vivía en las Indias. El mayorazgo de Axpe, en Ceánuri, exigía vivir en Axpe, lo que motivó un pleito con una rama segunda que alegaba vivían en San Sebastián; se alegaron razones como que era imposible vivir allí pues en invierno no se podía ir a misa por la cantidad de nieve. El objeto de la vinculación es generalmente evitar la división de un patrimonio familiar que produzca la quiebra o disminución del lustre, renombre y prestigio de la Casa. Las vinculaciones, como los señoríos y la distinción de estados, se declaran extinguidos prohibiéndose fundar nuevos, a partir de las leyes que siguen a las Cortes de Cádiz de 1812. Al presente se conserva como reliquia del antiguo régimen de mayorazgos, el orden de sucesión en los títulos y grandezas de España.”

 

Este mayorazgo de Gortázar Villela fue creado ante Juan de Leguinaeche, y se adoptó como primer nombre el de Gortázar, definitivamente. “En un pleito del dicho Martín Ruiz, precisamente defendiendo sus derechos de Pariente Mayor del linaje de Gortázar, da como argumento a su favor el que precisamente para ello ha antepuesto el apellido Gortázar al de Villela que es en realidad el que le correspondía como descendiente por línea de varón del linaje de Villela.” [1] Existe en Dima (barrio de Ingunza-Rementería) un escudo cuartelado en el solar de Gaztañeta con unas armas en el primer cuartel que Javier de Ybarra en “Escudos de Vizcaya” supone que pertenecen al linaje de Gaztañeta. Los restantes corresponden a Ocerin, Villela Gortázar y Castillo. El mayorazgo incluía bienes en Villaro, Yurre, Dima, Ceánuri y Castillo Elejabeitia. Contiene un interesante recuento de propiedades en Villaro.

 

El mencionado Martín Ruiz de Gortázar Villela y su mujer mandaron reconstruir el Palacio de Gortázar en Villaro,[2] hoy monumento histórico-artístico, el más antiguo e importante de Villaro (llamada Areatza desde 1979). “Fabricaron un palacio donde estaba la casa que dejó y fue Ruiz García de Gortazar (y por ello pasó a sus primos Abendaño) en la plaza de la villa de Villaro, y como caveza del linage el dicho Martín Ruiz de Villela Gortazar, puso su Escudo de Armas de sus quatro costados y abolengos de Gortazar, Villela, Cirarruista y Ocerin.” Posteriormente se derribó en el año 1650 y fue vuelta a levantar hacia el año 1685, ya que en la “Relación,” escrita en el año 1681, se afirma que “no hay al presente sino las cuatro paredes y el sitio bacio donde solia estar el dicho Palacio.” La parte baja es de piedra de sillería caliza gris. La parte superior es de ladrillo compacto, con una gran balconada. Se construyó sobre otro edificio anterior, que existía desde finales del siglo XIV, seguramente una torre, junto a la muralla que rodeaba la villa, a la lengua del río. Un incendio en 1513 y una inundación en 1539 destruyeron gran parte de los edificios de Villaro. Según Santana Ezquerra el piso inferior fue construido hacia el año 1570 y el plano superior hacia 1650[3]. Juntamente con el palacio edificaron una herrería y molinos. Tal y como se ha visto en las generaciones números V y VI, los Gortázar fueron Prebostes de Villaro, a donde se habían trasladado en el siglo XIV, levantando su solar después de la quema de la torre original de Gortázar en Alzusta. En el año de 1511 lo habitaba el Señor de Urquizu, pariente de los Gortázar; Martín Ruiz de Abendaño: “En las casas de los palacios del señor de Vrquiçu posa al presente su merced e su preboste. Ay I fuego”[4]. Posteriormente lo habitó Martín Ruiz de Gortázar hasta el año 1608 y su hijo Donato hasta el año 1649. Ignoro el motivo, pero en 1650 el Palacio “cayó” y en 1681 sólo quedaban las paredes. Desde esa fecha pasa a habitarlo o poseerlo Martín Sáenz de Villela Gortázar y Cirarruista, sobrino de Donato, hasta al menos 1681, pero probablemente hasta 1696, en que le sucede en el mayorazgo (brevemente) Carlos Manuel de Villela Gortázar y Atucha, hijo de Martín Sáenz de Villela. A raíz de la muerte de Carlos Manuel tiene lugar en el año 1700 un pleito sobre la posesión del mayorazgo, que se resuelve a favor de Blas Domingo de Vildósola Gortázar Villela, que lo habita hasta su muerte en 1732, y su mujer hasta 1735. Posteriormente lo hereda su hija María Josefa de Vildósola Gortázar y Villela, hasta su fallecimiento en 1743, entrando propiamente la casa en el patrimonio de los Hurtado de Amézaga por herencia materna. En la Fogueración de 1704 consta que vivía un Abendaño: Juan de Abendaño Ubirichaga[5]. La Villa de Haro fue fundada el 15 de agosto de 1338 por los Señores de Vizcaya Juan Núñez de Lara (hermano de Blanca de la Cerda (1313-1351), decimoséptima abuela de Ignacio de Gortázar y Manso de Velasco) y su mujer María Díaz de Haro (1289-1342) y confirmada por Enrique IV el 20 de junio de 1450. Villaro ha sido declarada Conjunto Monumental por el Gobierno Vasco. El Palacio de Gortázar es el más emblemático de la villa. Son de destacar también el convento de Santa Isabel (1620), la Casa Consistorial (siglo XIX), la iglesia de San Bartolomé (1344) y la Casa Mudéjar de los Rotaeche (1500).

 

Del testamento de Martín Ruiz de Gortázar, se recogen distintas noticias sobre la Villa de Villaro del siglo XVI, así como de las actividades de las ferrerías. En las vidrieras de la Casa de Juntas de Guernica se puede ver una reproducción del Palacio de Gortázar.[6] Se trata de un edificio urbano, situado en el centro de la villa. En su fachada tiene pintado un escudo con las armas de Villela, de Gortázar, de Cirarruista y de Ocerin. Existe una bonita fotografía[7] del palacio del año 1910 donde se aprecian las curiosas pinturas, hoy restauradas. Estas pinturas sirvieron de ejemplo y son similares a las de uno de los palacios de Allendesalazar en Guernica, al Palacio de Gangoiti en Larrabezua, el de Bidarte en Marquina o al antiguo ayuntamiento de Durango. El mismo escudo está esculpido en piedra encima de las dobelas del portalón de entrada, siendo ambos de gran belleza. Este palacio fue llamado Palacio de Riscal por su posterior vinculación con los Marqueses del Riscal de Alegre. Hoy es otra vez conocido como Palacio de Gortázar. Las inscripciones que figuran en la fachada del palacio fueron parcialmente transcritas por Javier de Ybarra. La transcripción completa de la primera parte -que se refiere a los Villela y a los Gortázar- es la siguiente:

 

“La fe mantengo que se estampa y cuelga del signo salutífero del hombre donde el remate de sus pechos guelga traiendo tan de atras este renombre que desde el tronco viene y se descuelga. Y en medio del escudo porque asombre que se estubiese sola y en sangriento porque el valor conozcan del cimiento. Los cinco lobos cierran el bacio negros sobre nebado esparzidos de Ayanguiz heredaron señorio y renombre. De brabos y temidos, pues coronados de su poderio y en balor de mi pecho defendidos, no sienten mengua que les cause hombre. Sabiendo es una la gloriosa sangre: Las llaves de oro que en sangriento esmaltan en quadros del escudo curcixadas, la sangre tienen porque de ellas saltan centellas de leales bien trabadas de guardas sirben y en guardar no faltan la gloria y las Acanas encargadas que fueron el tesoro de los pechos bibos en ellos aunque ya deshecho. Así son armas que las gozo oy dia por memoria de aquella valentia en berde puse el perro en blanco el toro y al medio una banda negra atrabesada con dos biriles de finisimo oro que la muerte real tienen trazada. Los cinco fuegos fueron el decoro de mi autoridad noble y sublimada, y con ellas en blanco orle el escudo que en la real defensa tanto pudo.”

 

En el expediente del tercer nieto de Martín Ruiz de Gortázar Villela y de su mujer, Domingo de Gortázar y Guendica, para su ingreso en la Orden de Calatrava,[8] los informantes afirman lo siguiente: “En dicha Villa de Villaro a veinteycinco de octubre de este presente año (1705) en continuación de otras diligencias y con noticia por lo antecedente de posicion de testigos que en dicha Villa tenia la familia del Pretendiente, la Cassa de su Varonia con el escudo de sus armas, pasamos a reconocerla y allamos ser su situacion en la plaza de dicha Villa y una de las principales y maiores della en la qual le sobresale un balcon grande que hace frente a dicha plaza, se alla un escudo de armas pintado del apellido Villela y el de Gortazar contiene un lebrel y un jabali (sic) y debaxo de dicho escudo se alla una inscripcion en que dice haber sido Señor y posehedor de dicha Cassa Donato de Gortazar y oi según lo dispuesto de los testigos es posehedora della una Señora de Vitoria en quien ha recaido por pleito que gano en la Real Chancillería de Valladolid, el qual reconocimiento pusimos por diligencia y le firmamos.” Esta “Señora de Vitoria” fue Ana María de Vildósola y Gortázar Villela, tercera nieta del fundador y prima tercera del pretendiente al hábito de Calatrava.

 

En el expediente de la Orden de Santiago de Juan Bautista de Gortázar y Arandia, 25 años después, esto es, en 1730, también se alude al escudo de Gortázar del Palacio de Villaro: “…y sobre el dintel de sus puertas tiene en piedra un escudo de Armas que corresponde a otro pintado que esta en la escalera principal, y trae de sinople cortado de plata y la faxa de sable bordada de oro, con un lebrel corriendo lanparado de gules, y un toro de oro corriendo con sus defensas del campo, brisado de plata con cinco flamas movientes de la punta…” En el mismo expediente se relaciona también que “La fabrica de dicha casa (…) es quadrada y de piedra sillar hasta el primer quarto de havitacion y lo demas de ladrillo; y sobre sus puertas principales tiene un escudo de armas de piedra correspondiente a otro de pintura que esta en la escarela de dicha casa y se compone de un escudo, la parte superior de el de campo verde; la inferior de plata con una faja negra que le divide filetada de oro; y en el campo verde un lebrel de blanco, y en el de plata un toro de oro, y dicho escudo tiene un borde de plata con cinco llamas de color rojo, y sobre el un morrion inclinado a parte derecha con sus rejillas y penachos de colores”. El Ayuntamiento de Areatza ha restaurado felizmente este edificio. La historia y características de este monumento han sido detenidamente estudiadas por José Ignacio Allendesalazar Ormaechea, [9] de quien extractamos la valoración final que realiza en su concienzudo trabajo: “En cuanto a su valoración artística puede decirse… que el presente palacio es un conglomerado de estilos artísticos, en modelos bastante insólitos para Vizcaya…los restos posiblemente góticos del arco de entrada no son abundantes en Vizcaya, y uno de los primeros ejemplos de pintura mural, que tanto desarrollo tuvo luego en la zona, queda dentro de su estilo abiertamente barroco, como un elemento casi único”. En la página web del Ayuntamiento de Areatza es descrito de la siguiente forma: “Es el edificio más noble y aristocrático de la villa. La planta inferior labrada en sillería corresponde a finales del siglo XVI y las superiores, de ladrillo, son del primer tercio del XVII. Las pinturas heráldicas que adornan el frontis debieron realizarse hacia 1735”.

 

El pleito anteriormente mencionado fue estudiado por Manuel Basas en “Vida y Fortuna de los Gortázar…” Fernando de Gortázar y Landecho también lo analizó en los años cincuenta. Comenzó en 1588 tal y como se ha señalado en el número V. En la Misa de fin de año de 1588, San Juan de Gortázar quitó por la fuerza del asiento principal junto al Evangelio en la iglesia de Santa María de Ceánuri a Juan Sáenz de Gortázar, produciéndose un gran alboroto. Juan Sáez de Gortázar se querella contra San Juan de Gortázar ante Alonso Narváez, Teniente Corregidor del Señorío. Llevada la cuestión a pleito y en vista de las declaraciones de los testigos, intervienen Juan Sierra de Gortázar y Martín Ruiz de Gortázar. Este último alega ser el Pariente Mayor del linaje de Gortázar y que como tal siempre que venía a Ceánuri desde su residencia en Villaro, se le cedía el puesto. En contra de los cuatro, la Anteiglesia de Ceánuri, que rechaza los derechos de todos ellos y alega que los Gortázar vivían en Villaro y cuando venían a Ceánuri se les dejaba el lugar preferente por cortesía, como huéspedes y forasteros. Además, alega que Antonia Ruiz de Gortázar (su abuela) no pudo transmitir tal derecho pues éste sólo afecta a los varones. Hubo sentencias en la Real Chancillería de Valladolid el 3 de agosto y el 18 de septiembre de 1590, el 26 de marzo de 1591 y posteriormente en 1592 y el 1 de febrero de 1595[10].

 

El resultado es que se condena a perpetuo silencio a Martín Ruiz de Gortázar sobre el derecho al asiento preferente, sin prejuzgar su derecho de ser el Pariente Mayor del linaje. El pleito es bastante complejo (ocupó 1.500 hojas), pero arroja luz sobre la genealogía del linaje. San Juan de Gortázar, causante del pleito, era vecino de Ceánuri. Estaba casado en 1587 con Tota de Arriquíbar y era padre de San Juan de Gortázar y Arriquíbar. Aduce ser pariente de Juan de Zulaybar y ser Señor de la Casa de Arriquibar en Ceánuri. Según la Relación de 1681, este San Juan de Gortázar tenía una antigua documentación sobre el origen de la Casa de Gortázar. De acuerdo con esta documentación aduce que los señores de Arriquibar pasaron a ser los Parientes Mayores del linaje de Gortázar. Juan Sáez de Gortázar, otra de las partes en el pleito, casó con María Pérez de Sierra Gortázar, y era yerno de Juan de Zulaybar y Sierra. Llama suya a la ermita de Santa Lucía en Alzusta. Martín Ruiz de Gortázar afirma tener cuatro casas en Ceánuri. Posteriormente, Martín Ruiz de Gortázar vuelve a pleitear en el año 1600 contra María Pérez de Sierra, viuda de Juan de Gortázar, vecino de Ceánuri, e hija de Juan Sierra de Zulaybar. La viuda de Gortázar hizo que le entregaran el remate de la divisa de Gortázar, el día 16 de agosto, día del Señor San Roque, y Martín le denunció el día 23 de dicho mes ante el Corregidor de Vizcaya, siendo escribano de su Audiencia, Martín de Aguirre. La sentencia del Doctor Pedro Vázquez Marín, Corregidor, determinó el 26 de febrero de 1610 el derecho divisero de Martín Ruiz de Gortázar y de su hijo Donato, condenando a la otra parte. Tuvo tiempo don Martín Ruiz a ser testigo de otro pleito en el mismo año de 1588 de Juan Ruiz de Cortázar, de la rama de Villarreal de Alava contra Vicente de Arespesueta como se menciona en el capítulo correspondiente a los Ruiz de Cortázar.

Martín Ruiz de Gortázar Villela mantuvo otro larguísimo pleito con la villa de Villaro por similares motivos en la iglesia de San Bartolomé, como Señor de la Casa de Gortázar, obteniendo Carta Ejecutoria Real el 8 de enero de 1603. A continuación y para facilitar el entramado genealógico, se relaciona la siguiente genealogía de los Sierra-Gortázar y Axpe[11] que comienza en

1.                  Martín de Sierra de Zulaybar. Nació hacia 1490 y testó el 30 de julio de 1549. Fue Señor de la Casa de Zulaybar. Casó con Marina de Añibarro, de Ceánuri, y fueron sus cuatro hijos;

v       Martín de Sierra: nació en Ceánuri hacia 1520, fue llamado “el Licenciado Sierra”. Floreció en letras y prudencia. Canónigo de la ciudad de Tuy en Galicia, Abad de Usillos en 1550 y Provisor de León. Testó el 21 de septiembre de 1560 nombrando por su heredero a su sobrino Martín de Sierra y Axpe. Fue temporalmente Señor de la Casa de Gortázar de Alzusta. Posteriormente, en un codicilo de 1564,[12] nombra heredero a su otro sobrino Juan García de Gortázar y Sierra (Archivo de Gortázar 949). Finalmente, en un nuevo testamento de 1572, realizado en León ante Juan de Baldevielso dejó la Casa de Gortázar a un tercer sobrino; Juan de Zulaybar, que por éste hecho pasó a llamarse Juan Sierra de Gortázar. Le impuso como gravamen que hiciese vínculo de las Casas de Gortázar y de Zulaybar.

v       N. de Sierra: casó con Sancho García de Gortázar, muerto a los 26 años e hijo y sucesor de Pedro García de Gortázar, nacido hacia el año 1490, Señor de la Casa de Gortázar de Alzusta. Sancho y su mujer Sierra tuvieron por hijo a Juan García de Gortázar y Sierra, antes citado como sobrino del Licenciado Sierra, que le crió y le dio estudios. Nacido hacia 1540, fue Señor de la Casa de Gortázar de Alzusta. Vendió en 1562 a su tío la Casa de Gortázar en Alzusta, en trueque por otras casas que le dio en Tui, y éste se la dejó posteriormente en su codicilo de 1564, pero finalmente no la poseyó o poseyéndola brevemente pasó a su otro primo Juan Sierra de Gortázar. Fue Abad de Usillos como su tío, Canónigo de Tui e Inquisidor fiscal de Valladolid, así como Inquisidor y Visitador en las Canarias, Valencia y Valladolid. De ésta última plaza lo fue desde el 14 de mayo de 1598. Fue el Juan de Gortázar que escribió en 1602 el documento sobre el linaje de los Gortázar citado anteriormente “Noticias de las casas solares de Villela, Gortazar y Vildósola…” Javier de Ybarra afirma en sus libros “Escudos de Vizcaya” y en “Torres de Vizcaya” que los Gortázar de Alzusta bajaron al barrio de Zulaybar e intercambiaron los escudos, lo cual creo que no es correcto. Esta rama de Gortázar de Alzusta acabó sin sucesión. Donde bajaron los Gortázar de Alzusta con anterioridad fue a Villaro, de la manera que se ha relatado al comienzo de este estudio. Los Sierra que pusieron un escudo de Gortázar en su solar de Zulaybar, lo heredaron de un tío político Gortázar, tal y como aquí se explica. Este escudo tiene casco de bastardía, lo que parece indicar que la rama de Pedro García de Gortázar era bastarda y seguramente sucesora de Rui García de Gortázar, “el Caballero”. Supuestamente, y siguiendo a Ybarra, intercambiaron este escudo por el de Santa Lucía, que es el que contiene las armas del Capitán Gaspar Ruiz de Gortázar, lo cual tendría poco sentido y además es imposible en cuanto a las fechas ya que Gaspar Ruiz de Gortázar es claramente posterior en el tiempo como para que se pudiera intercambiar su escudo.

v       María Fernández de Sierra casó en la ermita de San Pedro de Axpe el 14 de marzo de 1534 con Pedro García de Axpe, Señor de la Casa de Axpe, Secretario del Emperador Carlos V y Patrono de la ermita de Santiago Ypiña. Nació hacia 1512 como Pedro García de Alcíbar y Arriquibar, cambiándose el apellido posteriormente. Otorgó su último codicilo el 26 de agosto de 1601 en su casa de Axpe. Su hermana María casó con Martín de Ypiñazar, Patrones de la Ermita de Ypiña desde tiempo inmemorial[13]. Fue hijo de Juan Martínez de Alcíbar, Señor de Alcíbar, casado con María Sáenz de Arriquíbar,[14] nieto paterno de Juan Martínez de Alcíbar y de María Ybañez de Castillo y nieto materno de Pedro García de Arriquíbar, nacido hacia 1440, Señor de Axpe[15] y de Arriquíbar y de su legítima mujer; María Sáenz de Biteri. Fueron padres de María, Francisca, Juan Bautista, Catalina y de los siguientes tres hermanos; 1. Martín de Axpe y Sierra: nombrado heredero provisionalmente por su tío el Licenciado Sierra. Fue Obispo de Palencia en 1594, y confesor de Santa Teresa de Jesús. Falleció en 1607. Conde de Pernia. Del Consejo de S.M. Dispuso ser enterrado en la Catedral de Palencia, salvo su corazón, que lo fue en Santa María de Ceánuri, en la que existe una inscripción. “…por quanto siempre hemos desseado que nuestra alma sea socorrida por los vivos y fiamos mucho de la costumbre y piedad de nuestra tierra queremos y es nuestra voluntad que una parte principal de nuestro cuerpo como es el coraçon sea llevado a la yglesia de nuestra señora de zeanuri donde nosotros nos batizamos. y en la capilla mayor delante del sanctissimo sacramento y la ymagen de nuestra señora sea enterrado…” D. O. M. AQUÍ YAZE EL CORAZON DEL ILTMO SEÑOR DON MARTIN DE AXPE Y SIERRA OBISPO DE PALENZIA Y CONDE DE PERNIA YNSIGNE PREDICADOR Y PRELADO POR EL AMOR QUE TVBO A ESTA IGLESIA I SV PATRIA D. QUIENES FVE BIENHECHOR QUISO ENTERRARSE EN ELLA ANO DE 1607 DON MARTIN DE AXPE SEÑOR DE LA MISMA CASA DE AXPE PATRON DE ESTA IGLESIA I CABALLERO DE EL AVITO DE SANCTIAGO PVSO Y DEDICO ESTE LETRERO A LA BVENA MEMORIA DE EL OBISPO SV TIO ANO DE 1626  REQVIESCANT  IN PAZE. 2. Marina de Axpe Sierra: nació en Ceánuri hacia 1550. Casó el 3 de abril de 1573 con Martín Yñiguez de Arespesueta, Señor de la Casa de su apellido en el Valle de Arratia. Fueron décimos abuelos de José María de Rotaeche y Velasco, último poseedor del vínculo de Arespesueta en la familia Rotaeche. La casa de Arespeçueta pasó por sucesión directa de las casas de Guezala , Echevarría y Arbolancha a don Ramón Castor de Rotaeche y Arbolancha. 3. Juan García de Axpe y Sierra; nació en Ceánuri hacia 1540. Del Consejo de S.M. Oidor en el Real Consejo de Hacienda en 1599 y en la Real Chancillería de Granada en 1583, Colegial y Rector en 1582 de la Universidad de Oñate y Colegial de San Bartolomé de Salamanca. Falleció en Valladolid el 27 de agosto de 1603, donde residía la Corte. Contrajo matrimonio el 13 de octubre de 1586 con Úrsula de Zárate y Zárate. Esta señora, nacida en Vitoria en 1565 y fallecida en Madrid en 1600, fue hija de Lucas de Zárate y Fernández de Cucho, Señor de Zárate de Marquina en el Valle de Zuya en Alava, Familiar del Santo Oficio en Sevilla, y de su mujer, María Díaz de Zárate y Cortázar, y nieta materna de Juan de Cortázar y de María Díaz de Zárate. Don Luis de Salazar y Castro les hace apellidarse “Cortazan.” [16] Tuvieron 8 hijos, entre ellos a Martín y a Cecilia. Esta Cecilia de Axpe y Zárate nació en Ceánuri y falleció en Xemein. Contrajo matrimonio en Ceánuri el mismo día que su hermano Martín, con Martín de Munibe y Sasiola, IV Conde de Peñaflorida, Caballero de Santiago desde 1634,[17] Diputado General de Vizcaya, cuarto nieto de Lope de Munibe. Fueron padres de Juan Francisco de Munibe y Axpe, Caballero de Calatrava desde 1648, que tuvo por quinto nieto a Manuel María de Gortázar y Munibe, y a su mujer, Susana Manso de Velasco, Salazar y Munibe. Martín de Axpe y Zárate: natural de Ceánuri hacia 1590, Señor de la Casa de Axpe y de la Villa de Zaballa en Alava, Embajador en la Corte de Saboya, Secretario de Infante Cardenal y Diputado General de Vizcaya en 1622. Fue Caballero de la Orden de Santiago desde 1625 y Patrón de la iglesia de Santa María de Ceánuri por facultad de Felipe IV de 2 de julio del año 1631 así como General de Artillería y Secretario del Consejo de Guerra de S.M. en 1639. Casó el 23 de diciembre de 1620 con Antonia de Munibe y Sasiola. Falleció en junio de 1640 por un trágico accidente; “…unos mozos trabaron pendencia y a uno de ellos, andando en ella, le salto la punta de la espada que corrio a donde estaba el dicho Martín sentado y se le metio por la sien de entre el ojo izquierdo y la nariz, y sacandole el mismo con su mano, dixo; esto esta hecho y con esto quedo muerto”. Existe una carta de Gastón de Orleans, Duque de Orleáns, hermano de Luis XIII, dirigida a Don Martín de Axpe, Caballero de Santiago, Secretario de Estado, comunicándole la muerte de su hermano Antoine de Bourbon Conde de Moret, y la prisión de su primo el Duque de Montmorency (que fue decapitado) en la batalla de Castelnaudary el 1 de Septiembre de 1632, y rogándole su ayuda para recibir prontamente los socorros pedidos al Cardenal Infante Don Fernando, Gobernador de los Países Bajos. Escrita en el campo de Veziers el día siguiente a la batalla.”, según cita de Ortuño de Bustite. Fue su hijo Juan García de Axpe, nacido en 1624. Señor de la Casa de Axpe y de la villa de Zaballa. Caballero de Santiago desde 1634. Casó con Teresa de Ysasi y Grez, hija del Almirante de la Armada y Caballero de Alcántara, Antonio de Ysasi e Idiáquez. Fue su hija María de Axpe que fue Señora Axpe y casó en 1672 con Sebastián de Arriola, Caballero de Santiago. Fueron séptimos abuelos de Ignacio de Urrecha y Arriola, X Marqués de Rocaverde, Señor del Palacio de Axpe, en Ceánuri. Patrono de Santa María de Ceánuri, de San Pedro de Dima y de San Miguel de Elejabeitia, casado con María Adelaida de Rotaeche y Rodríguez de Llamas.

v       Martín Sierra de Gortázar: sigue con el número 2.

2.                  Martín Sierra de Gortázar (Sierra de Zulaybar): fue Señor de la Casa de Zulaybar y casó con Ana de Sierra. Tuvo por hijo a;

3.                  Juan Sierra de Gortázar (Zulaybar y Sierra) que fue también Señor de Zulaybar. Cambió el apellido al heredar la Casa de Gortázar de Alzusta, pasando a ser Juan Sierra de Gortázar. La herencia tenía como gravamen fundar vínculo de las dos casas de Gortázar y Zulaybar, que realizó por testimonio de Juan de Goxenola, escribano de Arratia. Trasladó las armas de Gortázar hacia el año 1578, desde Alzusta a su casa de Sierra en Zulaybar. Casó con Marina de Ypiña. De esta forma salió definitivamente la propiedad del solar originario de Gortázar de Alzusta de la sucesión directa, para recaer en un colateral sin vinculación de sangre. Fue Regidor gamboino en los años 1574 y 1584. El 6 de agosto de 1587 fue visitado por sus parientes los Cortázar Esquivel de Briviesca para el remate de la Divisa de Gortázar, según se ha visto en el número VI. Tuvo por hijos a Felipe de Sierra y Gortázar, Regidor de la Villa de Madrid, a Francisco de Sierra y Gortázar, Secretario, a María Pérez de Gortázar, casada hacia el año 1582 con Juan Sáez de Gortázar (de los Cortázar de Margarita), y a;

4.                  Pedro de Sierra y Gortázar. este tuvo por hijo a;

5.                  Juan Francisco de Sierra y Gortázar, Señor de la Casa de Gortázar, Tesorero General por S.M., vecino de Madrid, ante quien el 16 de agosto de 1643 se realizó el reparto de la divisa de Gortázar. Este reparto se recoge en el Testimonio de Juan Ruiz de Sarriá[18], después de cantada la Misa Mayor en Nuestra Señora Santa María de Ceánuri, a la que asiste el Sargento Mayor Pedro de Gortázar y Sustaeta, Caballero de la Orden de Santiago. La Casa de Gortázar-Zulaybar y la de Sierra, vinculadas ante Antonio de Urquijo, las heredó tiempo después Juan Sierra de Baquiola, que el 16 de agosto de 1699, día de San Roque, realizó una vez más el remate de la Divisa de Gortázar. Fue miembro de esta rama Antonio Sáez de Gortázar y Sierra, Escribano, casado con María Ibáñez de Anuncibay y Castillo. Pleiteó en 1651 sobre un censo (contrato de prestación dineraria con garantía real a modo de crédito hipotecario, normalmente a muy largo plazo) de 1630 y falleció el 4 de septiembre de 1682 en Villaro. Fue probablemente, hijo de Pedro Sáenz de Gortázar y de María Ochoa de Sierra. En la Fogueración de 1704 aparece como dueña de la casa de Gortázar de la Cofradía de Alzusta en Ceánuri doña Josefa de Sierra. Dicha casa estaba habitada por Domingo Aguirre. En esa misma fecha había otras casas de Gortázar en Ceánuri, una de ellas era de Martín Lapaza de Gortázar. En el año 1722 era Señor de estos mayorazgos de Sierra y Gortázar, Juan Bautista de Sierra Gortázar, administrados por su hermano José (Archivo de Gortázar 870), que también figura en la Fogueración de 1704. En 1776 y 1778 era Señor del mayorazgo de Sierra-Gortázar Juan Ignacio de Sesumaga, vecino de Ceánuri. En 1813 era Señor del vínculo de Sierra-Gortázar, Juan Antonio de Sierrasesumaga Mayor, padre de otro Juan Antonio de Sierrasesumaga.

 

Don Martín Ruiz de Gortázar Villela y doña María Ybañez de Ocerin tuvieron los siguientes seis hijos:

X      Martín Ruiz de Gortázar Villela y Cirarruista[19]: nació hacia el año 1566 y debió de morir el 27 de noviembre de 1630 en Villaro. A pesar de ser el primogénito, no es nombrado primer sucesor del mayorazgo del apellido Gortázar, fundado por sus padres. Esta rama acaba sin sucesión en su nieto Carlos Manuel de Villela. Veedor General de las galeras de Nápoles en 1609. Participó en la expulsión de los moriscos del Reino de Valencia en tiempos del Rey Felipe III, siendo General de las galeras el Marqués de Santa Cruz. Fue Señor de la Casa y solar de Cirarruista en Dima y de las de Caneza y Lejarza. El año 1627 se quemó por “ynzendio” la casa que la torre de Cirarruista tenía enfrente, donde vivían Martín Ruiz de Gortázar y su mujer. Al no respetársele su asiento preeminente como Señor de Cirarruista en la iglesia de San Pedro de Dima, produjo un gran escándalo, “echó mano a la espada dando grandes muestras de cólera” (ya señaló Cervantes que los vascos “son unos benditos, si no están enojados). El Regidor de Vizcaya y Fiel de Dima, Pedro de Barrauz (casado con María Ibáñez de Cirarruista), entabló una querella “sobre ciertos asientos, preeminencias y honores” en 1604 [20] que terminó en la Real Chancillería ya que a esta instancia recurrió Pedro Ortiz de Atucha, colegial de Oñate y catedrático de Prima de Cánones, alegando que el verdadero Señor de la casa de Lejarazu era él. A esto se unieron los autos de otro pleito anterior, de 1551, sobre el señorío de Villarreal de Alava. Adujo Martín Ruiz de Gortázar que el asiento era “el primero y más preeminente lugar a la parte de la epístola y de ofrecer primero la ofrenda mayor que se haze al preste que dize la missa conbentual y de tomar y que se le aya de dar y de la paz primero y que en las prosesiones bayan como siempre han ido los primeros después de los clérigos y después de ellos iban en segundo los dueños y posedores de la cassa de Lejarazu”. Contrajo matrimonio con su sobrina cuarta María Antonia Ybáñez de Caldarian Cirarruista y Atucha, hija de Antonio de Caldarian y Cirarruista, Señor del solar de Cirarruista en Dima y de Antonia Ortiz de Atucha, Usánsolo y Alzaibar. Martín Ruiz de Gortázar testó el 22 de enero de 1615 ante Pedro Ruiz de Gortázar,[21] Alcalde y Juez Ordinario de Villaro. Tuvieron por hijo único y heredero a;

v       Martín Sáenz de Villela Gortázar y Cirarruista que nació hacia 1600. Debió de morir viejo ya que en 1681 era vecino de Dima y de Villaro. Fue capitán del ejército y estuvo en Lombardia. En 1656 y 1658 fue elegido Diputado General del Señorío de Vizcaya y Alcalde y Juez Ordinario de Villaro en 1656 y 1660. En el año 1661 intervino en el expediente de Alcántara de su pariente Simón López de Olavarri Gojenola (en Dima hay un caserío con las armas de Olábarri y Gojenola, fechado en 1655). Fue Señor de las Casas y Torres de Cirarruista, Lejarza (Lejarazu) y Caneza. Sobre él se conserva el manuscrito genealógico ya citado que se titula “Relación de la inbestigacion y antiguedad de la torre y Casa Solar de Gortazar del Varrio de Alzusta de la Anteiglesia de Zeanuri, en el Valle y Merindad de Arratia, en el M.N y M.L. Señorío en Vizcaya, sacada de otras, que se hallan en poder del Capitan don Martin Saenz de Villela Gortázar y Zirarrusta, en este año de 1681″. Esta “Relación” se realizó para el Padre franciscano en la provincia de la Concepción en Burgos, Fray Pedro de Cortázar (“que es lo mismo que Gortázar en Zeanuri”), lector de Teología en Valladolid en 1681 y Calificador del Santo Oficio de la Inquisición con ocasión de pasar por Arratia dicho Padre y ser reconocido como pariente por Martín Sáenz de Villela Gortázar. En julio de 1681 hizo noche en casa de su pariente y fue a ver el solar de Alzusta. Martín Sáenz de Villela Gortázar y Cirarruista casó, siendo Alférez, en Dima el 20 de octubre del año 1632 (Santa María de Durango) con María Iñiguez de Atucha Unda Ybarra hija del Doctor Pedro Ortiz de Atucha y Aramelaortu, Colegial mayor de Santo Espíritu en la Universidad de Oñate, y de María Beltrana de Unda e Ybarra, Señores de la casa solar y torre de Lejarazu en Dima. Según consta en el Archivo de los Marqueses de Rocaverde este Doctor Pedro Ortiz de Atucha, fue hijo de Yñigo Hurtiz de Atucha y Alçaybar, Licenciado, Colegial en Salamanca y Visitador en el Arzobispado de Burgos, que casó con Antonia de Aramelaortu, hija de Joan de Aramelaortu de Arosteguieta y de Maria San Joan de Ortuzar de Olazábal. Nieto de Hortun Saenz de Atucha y Arana, Señor de la casa de Atucha, nacido hacia el año 1510. Casó con Doña María Yñiguez (o Ybañez) de Alçaybar de suso, de esta casa en Amorebieta en la Merindad de Zornoza. Biznieto de María Saenz de Atucha, nacida hacia el año 1480, dueña y señora de la casa y solar de Atucha, patronos de Lemona y descendiente de la casa solar y Torre de Castillo en Castillo y Elexabeitia. Casó con Don Juan de Arana Diputado General del Señorío de Vizcaya, hijo de Don Hernando Ybañez de Ocerin y de Doña Tota de Ubirichaga de esta casa de Ubirichaga en Yurre. Yñigo Hurtiz de Atucha y Alçaybar fue hermano de Antonia de Atucha y Alçaybar que casó con San Joan de Ybarra, Señor de la casa de Ybarra en Elexabeitia y fueron padres de Maria Yñiguez de Ybarra y Atucha que heredó esta casa y solar y casó con Martín de Gortazar, y fueron padres de tres hijas; Maria Ruiz de Gortazar e Ybarra (que heredó la casa de Ybarra y casó con Yñigo de Albissu Ybarra con sucesión de hijos e hijas), N. de Gortazar e Ybarra, que casó con Francisco de Vildósola y Alçibar, vecino de Castillo, con sucesión de hijos e hijas y a María Ybañez de Gortazar e Ybarra, que murió sin tomar estado. En el contrato matrimonial del año 1632 se le donó al Alférez Martín Sáenz de Villela y Cirarruista “la Casa Solar de Cirarruista con la casa nueva tras la torre, con su ferrería y Aragua que están junto a ella, con dos moliendas que están pegantes a la dha ferrería, con las tierras de pan sembrar, mançanales, castañales, montes y montazgos, con tres seles que pertenecen a la dha Casa y Solar que se llaman Azunza, Iñumbarruti y Escuaga que están en la jurisdicción de esta dha Anteiglesia, y los montazgos pertenecientes a la dha Casa en contorno de ella, que confinan con términos y jurisdicciones de las casas de Arzubia, Munichaga y Erezcano, Aguirre Susunaga, Cirarruistaveitia, Muzardui de la una parte y de la dicha Casa de Cirarruista, y por la otra parte por los mojones de la Iglesia de San Pedro de Dima i con los vecinos de Vitario a la parte de Natajardo, Iturraran y Eguía… y las sepulturas que tiene en la dicha Iglesia de Dima en la primera hilera” (Archivo Municipal de Dima). En 1644, su tío Donato de Gortázar y Villela le nombra sucesor del mayorazgo de Gortázar de Villaro, reservándose el usufructo el dicho Donato. Al morir su tío en 1639, poseyó el mayorazgo hasta su muerte, posterior al año 1681. Martín Sáenz de Villela y María Iñiguez de Atucha tuvieron por cuatro hijos; Pedro y a Juan Francisco de Gortázar Villela y Atucha que fallecieron sin tomar estado, Martín Antonio de Villela Gortázar y Atucha que fue Beneficiado de la anteiglesia de Dima y Consiliario en la Universidad de Oñate y falleció de enfermedad natural a los 23 años sin sucesión, el 29 de febrero de 1656. El cuarto hijo fue

v       Carlos Manuel de Villela Gortázar y Atucha: Señor de los mayorazgos de su padre en 1696, esto es, los mayorazgos de Gortázar y Cirarruista; “Escritura de declaración de la sucesión del Vínculo y Mayorazgo fundado en el año 1603 por Martín Ruiz de Gortazar Villela, vecino de Villaro, por sí y en nombre de su mujer María Ibáñez de Ocerin, otorgada por su nieto el Capitán Martín Sáenz de Villela Gortázar Cirarruista, vecino de Dima, en favor de su hijo Carlos Manuel de Villela Gortázar Cirarruista; correspondencia y notas sobre la sucesión de dicho Vínculo; y apuntes sobre datos e irregularidades del testamento del citado Martín Ruiz de Gortázar”. (Archivo de Gortázar 1038). En el año 1660 recibió la visita de su pariente Bernardo de Lexarazu; “Cavallero de Santiago que estuvo casado en las Yndias donde fue Corregidor, y por muerte de su mujer bino de las Yndias y aportó a Vilbao…y el 18 de Octubre de 1660 dia lunes vino a la casa solar y torre de Cirarruizta…hizo dos noches en dicha casa…y bió la casa de Lexarazu…y partió para la Villa de Elorrio hasta donde le acompañaron el Lizenciado Jácobe Abad de Cirarruizta y Don Carlos Manuel de Billela Gortazar y Cirarruizta…..Fue después nombrado en las Cortes Generales de Navarra, Maestre de Campo del tercio de Infantería y con él fue a serbir a su magestad en la Armada Real del Mar Océano.” Casó Carlos Manuel de Villela el 27 de julio de 1671 en Yurre con su prima tercera Inés de Azcuenaga Guerra y Atucha y no tuvieron sucesión. Falleció antes de 1700. En 1697 mantuvieron pleito (A.H.D.V.)[22] contra Juana de Olarra sobre un censo que aquellos habían cedido sobre la Casa de “Erquiñano de Garay” en Aranzazu, a María de Guendica, mujer de Alejo de Gortázar Villela.

X      Donato de Gortázar Villela: sigue a continuación con el número VIII.

X      Ana de Gortázar Villela: nació hacia 1570, falleció antes de 1608 y se casó en Villaro el 9 de noviembre de 1593 con Sancho de Elejabeitia, sobrino de Sancho Fernández de Elejabeitia y de Domingo Abad de Elejabeitia. Falleció antes de 1608. Tuvieron por hijas a Francisca de Elejabeitia y Gortázar y a Magdalena Fernández de Elejabeitia y Gortázar: Citada por su abuelo Martín Ruiz de Gortázar y Villela en su testamento, ya que fue su curador. También cita a otra nieta llamada Antonia de Gortázar, pero ignoro de quién fue hija.

X      María Ruiz de Gortázar: casó con Juan de Ibarra y tuvieron sucesión.

X      Francisco Ruiz de Gortázar: sin sucesión.

X      Catalina Ruiz de Gortázar Villela: nació en Castillo y falleció después de 1614. Casó con Juan Ochoa de Castillo y Astuy y tuvieron por hija a Francisca Ochoa de Castillo y Gortázar: Nació en Castillo el 12 de enero de 1614 y falleció en 1660. Casó el 2 de septiembre de 1637 en Castillo con José de Vildósola y Alcibar nacido en 1602 y fallecido el 30 de diciembre de 1674. Su padre le manda 300 ducados en su testamento, apartándola de la sucesión. Fueron sus hijos doña Marina de Vildósola y Ochoa de Castillo, nacida el 28 de octubre de 1641 y casada el 28 de mayo de 1672 con Juan de Ibarrondo. En el segundo hijo llamado Juan Bautista de Vildósola Gortázar Villela comienza la sucesión de la rama del Riscal.

1.      Juan Bautista de Vildósola Gortázar Villela y Ochoa de Castillo: nacido en Castillo el 6 de enero de 1649 y fallecido en Villaro el 19 de mayo de 1731. Casó en Vitoria con Francisca González de Garibay y Salazar teniendo por hijos a Catalina de Vildósola Gortázar Villela que falleció en Castillo el 29 de junio de 1721, a Ana María de Vildósola y Gortázar Villela, vecina de Vitoria. Litigó en el año 1700 [23] el mayorazgo de Gortázar de Villaro a favor de su hermano Blas Domingo, ausente en Indias, contra Miguel de Amesarri y Gortázar, su primo tercero, según se verá. El tercer hijo fue;

2.      Blas Domingo de Vildósola Gortázar Villela: Señor del Palacio de Gortázar en Villaro en 1700. Nació en 1680. En 1728-30 fue Regidor del Señorío. Fue contemporáneo de su primo tercero Domingo Martín de Gortázar y Guendica, con quien tuvo trato en el año 1729 cuando Domingo Martín compró la Torre de Tosubando y sus pertenecidos. En 1730 era dueño del Palacio de Gortázar en Villaro cuando declaró bajo juramento en el expediente de la Orden de Santiago de Juan Bautista de Gortázar y Arandia lo siguiente: “…aquel respondio que los reconocia y declaraba por tales descendientes legitimos de los Señores de la dicha Casa de Gortazar de que el declarante era poseedor, y que los dichos Don Domingo y Don Alexo de Gortazar tenian en defecto de su linea derecho inmediato a la propiedad de dicha su Casa y que eran de la dicha varonia rigurosamente, haviendo entrado en poder de los Bildosolas por hembra de varon mayor…” Posiblemente las pinturas que adornan la fachada del palacio fuesen mandadas pintar por iniciativa suya. En cualquier caso existían en 1705. Falleció el 26 de agosto de 1732, habiendo casado en Vitoria con María de Ariz Marañón Díaz de Arcaya, natural de Vitoria, fallecida el 27 de noviembre de 1735 en Villaro. Fueron sus hijos: Antonia de Vildósola Gortázar y Villela, nació el 2 de noviembre de 1714; Manuela de Vildósola y Gortázar y Villela, bautizada en San Bartolomé el 10 de junio de 1716; Blas de Vildósola y Gortázar y Villela, nació el 12 de febrero de 1727 y falleció el 21 de enero de 1739, y;

3.      María Josefa de Vildósola Gortázar y Villela: Señora del Palacio de Gortázar en Villaro. Bautizada en Villaro (San Bartolomé) el 28 de marzo de 17112 y fallecida el 21 de septiembre de 1743. Su genealogía aparece en el expediente[24] abierto por la Orden de Alcántara (a la que pertenecía su futuro marido) a propósito del casamiento de ambos. Casó el 25 de mayo de 1730 con José Antonio Hurtado de Amézaga y Santa Coloma nacido el 15 de junio de 1693 en Bilbao y fallecido en Villaro el 30 de abril de 1743. Estudió en la Academia de Nobles de Luneville, en la Lorena, Francia, “…habilitandose al manexo de las armas y cavallo, adquiriendo otras habilidades propias de cavalleros en concurrencia de otros hixos de la primera nobleza del Reino de Francia y otras provincias…” Posteriormente fue Capitán de Caballería del Regimiento de Brabante y Caballero de la Orden de Alcántara desde 1709[25]. Fue sobrino del I Marqués del Riscal de Alegre (en 1708), Baltasar Hurtado de Amézaga y Unzaga, Teniente General, Gobernador de Málaga, Caballero de Santiago desde 1689, Señor del Palacio de Amézaga en Güeñes (llamado de las Brujas), tercer nieto por varonía de Baltasar de Amézaga y de María Sainz. Existe un retrato del I Marqués del Riscal de Alegre en el castillo de Beloeil en Bélgica, propiedad de los Príncipes de Ligne, antepasados de los Gortázar-Landecho por descendencia directa de las Casas de Ligne, Cardona, Palafox, Urries y Landecho. Lamoral de Ligne, III Conde y I Príncipe de Ligne y del Sacro Romano Imperio, Grande de España, IV Conde de Fauquemberg y de Néchin, Vizconde de Gante, Caballero del Toisón de Oro, nacido en Beloeil el 19 de julio de 1563 y fallecido en 1624. Había casado con Ana María de Melun, Princesa de Espinoy, fallecida en 1634, cuya nieta Felipa de Cardona, Ortega Borja matrimonió en 1632 con Juan Francisco Blanes de Palafox, III Marqués de Ariza, Señor de Calpe, Altea y Benisa. El 10 de abril de 1739, José Antonio Hurtado de Amézaga solicitó y obtuvo traslado del testamento de Martín Ruiz de Gortázar Villela por certificación de Ignacio de Ibarreta, Escribano de Villaro. Fue su hijo:

4.      Pedro José Hurtado de Amézaga y Vildósola: Señor del Palacio de Gortázar. Diputado General de Vizcaya en 1776, nacido el 13 de marzo de 1739 en Villaro, bautizado en la iglesia de Santiago de Bilbao y fallecido el 5 de octubre de 1791. Casó en la iglesia de Santiago de Bilbao el 21 de octubre de 1765 con Ramona Allendesalazar y Gortázar, bautizada en dicha iglesia de Santiago el 6 de agosto de 1740 y fallecida el 25 de mayo de 1798 en Villaro. Aparece en el Archivo de la Casa de Juntas de Guernica en las Fogueraciones de 1796 habitando el Palacio de Gortázar de Villaro en la Callegoien “dho D. Juan Gualberto de Amézaga en la misma plaza, la habita su madre viuda”[26]. Fue su hijo:

5.      Juan Gualberto Hurtado de Amézaga y Allendesalazar, Vildósola y Gortázar: Señor del Palacio de Gortázar hasta el año 1824. Nació en Villaro y casó con Jacoba Ana de Zubia, procreando a:

6.      Guillermo Hurtado de Amézaga y Zubia: Señor del Palacio de Gortázar. Nacido el 25 de junio de 1795 y fallecido el 15 de junio de 1878, fue IV Marqués del Riscal de Alegre desde 1853 (ver el número XIV de esta genealogía). Casó con Gertrudis de Balmaseda y Mateo y de dicho matrimonio nació;

7.      Camilo Hurtado de Amézaga y Balmaseda: Señor del Palacio de Gortázar de Villaro, Marqués del Riscal desde 1879, vecino de Madrid, fallecido el 24 de marzo de 1888. Casó con Juana de Zabala y Guzmán, Condesa de Villaseñor y tuvieron cinco hijos que heredaron el Palacio de Gortázar. Entre ellos, José Guillermo Hurtado de Amézaga y Zabala, VII Marqués del Riscal desde 1888, Caballero de Calatrava desde 1908, Grande de España en 1928. Casó con Berenguela Collado y del Alcázar. Otro hijo fue; Francisco Javier Hurtado de Amézaga y Zabala: Falleció el 28 de junio de 1926. Casó con María Belén Caballero y Echagüe. Fue su hijo Manuel Hurtado de Amézaga y Caballero, padre de María Belén Hurtado de Amézaga y Armada, Marquesa del Riscal desde 1961, Grande de España, Condesa de Villaseñor.

 

Hubo una Toda de Gortázar Villela que en 1626 pleiteó con Juan de Barrenechea y Gallano sobre ciertos pagos que la primera reclamaba al segundo, y que posiblemente fuese también hija de Martín Ruiz de Gortázar Villela (Archivo de Gortázar 950). El 12 de enero de 1584, Martín Ruiz de Gortázar Villela compró a Domingo de Goti Uriondo y a Toda de Gallano la mitad del sel de Labeta, de la Casa de Gallano por 72 ducados de oro. Años después, Juan de Barrenechea, marido de su nieta Clara de Gallano, interpuso un pleito (Archivo de Gortázar 946) sobre dicho sel a Donato de Gortázar y Villela, ante el Licenciado Alcibar. Donato recibió en cesión de Pedro Sáenz de Cirarruista cierta cantidad a cuenta de la venta de montes en el sel de Labeta.

 

Martín Ruiz de Gortázar Villela, el que encabeza este capítulo, tuvo una hija natural, posiblemente en María de Santiola, llamada María Pérez de Gortázar, a la que cita en su testamento, que casó en primeras nupcias con Agustín de Ayala y tuvieron por hijo a Sancho de Ayala y Gortázar. En segundas nupcias casó con Pedro de Amesarri y tuvo por hijos a Martín y a Ana de Amesarri y Gortázar, que casó con Martín de Goyenola, padres de Pedro de Goyenola. Casó con Catalina de Iturrizaga y Gureta y fueron padres de Martín y de Sebastián de Amesarri y Gortázar. Este último casó con María López, siendo padres de Miguel de Amesarri y Gortázar, vecino de Alcalá, casado con Antonia Carcedo. Litigó el mayorazgo de Gortázar en el año 1700 con su prima tercera Ana María de Vildósola y Gortázar Villela, citada anteriormente. En el Archivo de la Real Chancillería de Valladolid consta otro pleito civil de 1696 sobre devolución de un préstamo, interpuesto por Miguel de Amesarri y Gortázar: “Pleito de Miguel de Amesarri y Gortazar, Antonia Carcedo, de Alcalá de Henares, y Miguel de Labastida, los tres de Alcalá de Henares, sobre Petición de Miguel de Amesarri y Gortazar como marido de Antonia Carcedo, quien había estado casada con Gaspar López de Argujillo para que Miguel de Labastida les devuelva las cantidades prestadas por éste”.

 

En vida de Martín Ruiz de Gortázar y Villela, Felipe II envió a Inglaterra la llamada “Armada Invencible”, que partió de La Coruña el 22 de julio de 1588. Varios antepasados de los Gortázar tomaron parte en dicha acción naval; Don Juan Martínez de Recalde, decimosegundo abuelo de los Gortázar-Landecho a través de las Casas de Orobio, Olmedilla, Muñoz de Salazar y Allendesalazar, fue padre del Almirante de la Armada y Caballero de la Orden de Santiago, Juan Martínez de Recalde, Comandante de la Escuadra de Vizcaya y segundo Jefe de la Armada Invencible. Don Juan de Idiáquez, Secretario y Embajador de Felipe II, fue nieto de Pedro Martínez de Idiáquez, decimosegundo abuelo de los Gortázar-Manso de Velasco por las Casas de Yurreamendi, Zabala y Samaniego. Don Álvaro de Bazán, Marqués de Santa Cruz, que murió meses antes, fue decimosegundo abuelo de los Gortázar-Landecho en su descendencia por Pimentel, Alagón, Silva, Palafox y Urríes. Don Alonso Pérez de Guzmán el Bueno, VII Duque de Medinasidonia, Comandante en Jefe de la Armada, X Conde de Niebla, V Marqués de Cazaza en África, Señor de San Lucar de Barrameda, Caballero del Toisón de Oro nombrado el 27 de marzo de 1581,[27] Capitán General del Mar Océano y Costas de Andalucía, nacido en 1550 y fallecido en 1615, decimoprimer abuelo a través de las Casas de Palafox, Urríes y Landecho.

 

Testó don Martín Ruiz de Gortázar y Villela en Villaro el 26 de abril de 1608 ante Martín Ruiz de Anuncibay, instituyendo por heredero universal a su hijo Donato de Gortázar y Villela, y poco después murió, siendo enterrado en la iglesia de San Bartolomé de Villaro; “En el nombre de Dios Amén. Sepan cuantos esta carta de testamento e mandas última y postrimera voluntad mía vieren, como yo Martín Ruiz de Gortázar y Villela, vecino de la Villa de Villaro, estando enfermo de mi persona en cama (de hecho no pudo firmar por sí el testamento, “por la gravedad de mi enfermedad”), y sano y bueno en mi juicio y entendimiento natural cual Dios nuestro Señor fue servido de me dar, y creyendo como creo firmemente en la Santísima Trinidad y en todo aquello que cree y confiesa la Santa Madre Iglesia de Roma, recelándome de la muerte que es cosa natural a toda persona viviente,… Primeramente mando que cuando la voluntad de Nuestro Señor fuere servido de me llevar de esta presente vida que mi cuerpo sea sepultado en la iglesia del Señor San Bartolomé de esta Villa de Villaro en la sepultura principal donde están enterrados mis Padres y antepasados y en ella me hagan mis obsequias y funerarias y cumplimientos de mi anima conforme a la calidad de mi Persona[28] El testamento se abrió el 8 de febrero de 1612, ante el Alcalde y Juez ordinario de la Villa de Villaro, don Pedro Ruiz de Gortázar. “Pareció presente Donato de Gortázar y Villela y dijo: que puede hacer tres años poco más o menos que Martín Ruiz de Gortázar y Villela su Padre hizo y otorgó su testamento cerrado…”

 

Fue su hijo y sucesor Donato de Gortázar Villela, que se estudia en número XI;

 


[1] Escrito por FGL a principios de los años cincuenta. (Archivo familiar).

[2] Cfr. Registro de la Propiedad de Durango, Tomo 89, Libro 3 de Villaro, f. 230.

[3] Citado por Roberto ASPIAZU PINEDO: “Las casas pintadas de Bizcaia. Pintura figurativa externa en los edificios civiles del Antiguo Régimen” en la Revista Narria, Madrid, 1993.

[4] “Fuentes documentales medievales…”, Op. cit.

[5] Jaime de KEREXETA “Fogueraciones de Bizkaia del siglo XVIII” Instituto Labayru, BBK, Bilbao, 1992.

[6] “Gortazartarren Jaureguia, Palacio de Gortázar: Edificio de gran suntuosidad. En la actualidad se encuentra muy modificado en su aspecto primitivo”.

[7] Vid. “Estampas antiguas de una villa arratiana, Areatza-Villaro”, Juan de PAGOETA, Caja Laboral Popular, 1989.

[8] A.H.N. Expediente número 1.111.

[9] “Palacio de Gortázar” Areatza, “Monumentos de Bizcaia”, Volumen III, Departamento de Cultura de la Diputación Foral de Vizcaya, 1987.

[10] Cfr. Archivo de Gortázar 216; Copia de la Real Carta Ejecutoria librada en el pleito promovido por Juan Sierra de Gortázar, vecino de la anteiglesia de Ceánuri, contra Martín Ruiz de Gortázar Villela, vecino de la villa Villaro, el Consejo y vecinos de la citada anteiglesia, Martín Sánchez de Zumalaga, curador adliten de San Juan de Gortázar Arriquibar y su mujer Toda de Arriquibar, Juan Sanz de Gortázar y su mujer María Pérez de Sierra, y el Cabildo Eclesiástico de Ceánuri, sobre el derecho y propiedad del asiento que la Familia Gortázar tenía en la iglesia de “Santa María” de Ceánuri.

[11] La Casa de Axpe en el Valle de Arratia ha sido detenidamente estudiada por Ortuño de Bustitez; “Inventario parcial del Archivo de los Marqueses de Rocaverde”, Oquendo, 2000. A este estudio nos remitimos.

[12] Funda vínculo y capellanía en su testamento. “Nobleza Vizcaína”, Alfredo BASANTA DE LA RIVA. Madrid, impreso en 1927.

[13] Los libros parroquiales de Santiago Ypiña, en Ceánuri, son de los más antiguos de España, y los de mayor antigüedad de Vizcaya (año 1501). El Registro de las parroquias se ordenó por el Cardenal Cisneros en 1498. “Breve reseña histórica de Ceánuri”, Andrés de OCERIN-JAÚREGUI, 1924. Con el Concilio de Trento (1545-1563), en 1570 se generaliza la utilización de libros foliados conteniendo las partidas de bautismo, matrimonio y defunción, aunque en algunas iglesias hay partidas desde 1470. Hasta 1870 no se establece definitivamente el Registro Civil.

[14] Hermana de Pedro García de Arriquibar, nacido hacia 1470, Señor de Axpe. Casó con Mayora de Alcibar y fueron padres de María Sáenz de Axpe, Señora de la Casa de Axpe en 1513, casada con Fortuño Sáenz de Cirarruista, fallecidos sin sucesión. Les heredó su primo Pedro García de Axpe.

[15] En la casa de Axpe se alojó Fernando el Católico en su viaje a Guernica para jurar los Fueros el 30 de julio de 1476.

[16] Luis de SALAZAR Y CASTRO: “Árboles de Costados de gran parte de la primeras Casas de estos reynos, cuyos dueños vivian en el año de 1683”, Obra póstuma, Madrid, 1795.

[17] A.H.N. Sección Ordenes Militares, Expediente número 5605.

[18] Documento del Archivo de Gortázar, desaparecido nº1

[19] Coetáneo suyo fue Martín Ruiz de Gortázar, nacido hacia 1570 y casado con Lucía de Bernabeitia. Tuvieron por hijo a Domingo Ruiz de Gortázar, nacido en Aranzazu el 3 de octubre de 1595.

[20] Reproducido por Alfredo Basanta de la Riva en “Nobleza Vizcaina”: “Ruiz de Gortázar Villela y Cirarruista (Martín), vecino de la anteiglesia de Dima, con Pedro de Barrauz; sobre honores y preeminencias. Año 1604” (Valladolid, A.R.Ch., Sala Vizcaya, 1835-2 y 1836-1).

[21] Archivo de la Real Chancillería de Valladolid, Sala Vizcaya, Sig. Ant. 1496-3.

[22] Adolfo LAFARGA LOZANO: “Aportación a la historia social y política de Vizcaya, siglos XVI a XIX”, La Editorial Vizcaina, Bilbao, 1971.

[23] Alfredo BASANTA DE LA RIVA: “Nobleza Vizcaina”; “Amesarri (Miguel de), vecino de Alcalá con Ana María de Vildósola, vecina de Vitoria; sobre el mayorazgo de Gortázar. Año 1700”. Cfr. también; Archivo de la Real Chancillería de Valladolid, ES.47186. ARCHV/1.6.3//Sala de Vizcaya.

[24] Archivo Histórico Nacional, Secc. Ordenes Militares, Casamientos, Alcántara, Leg. 4-Sig. 118. Fue reproducido por María ÁNGELES PÉREZ CASTAÑEDA: A.H.N. Pruebas para contraer matrimonio de la Ordenes de Calatrava, Alcántara y Montesa, Madrid, Ministerio de Cultura, pag. 90.

[25] A.H.N. Madrid, Expediente 738.

[26] Cfr. Archivo de la Casa de Juntas de Guernica, Fogueraciones, 1745-6, Villaro.

[27] Alfonso de CEVALLOS-ESCALERA, Marqués de La Floresta: “La Insigne Orden del Toisón de Oro”, Palafox & Pezuela, Madrid, 2000.

[28] Documento del Archivo de Gortázar, desaparecido nº2. Transcripción realizada por FGL.

Comentarios desactivados