XVII-XVIII

 XIV.DOMINGO MARTÍN DE GORTÁZAR Y GUENDICA: 1.670-1.743 (72 años). AMÉRICA-BILBAO.

Fue el iniciador de una nueva etapa en la historia de la familia Gortázar, asentándose definitivamente en la villa de Bilbao, donde mandó construir el Palacio de Gortázar de la calle Correo, entonces llamada de Santiago, en donde residirían también las generaciones venideras. La casa se construyó en parte de la propiedad donde vivieron sus padres y que heredó don Domingo Martín, según se ha visto anteriormente. Compró los terrenos cercanos a Antonio José de Vitoria de Lecea[1]. María Jesús y Begoña Cava Mesa, señalan que “…los Gortázar, como otras grandes familias bilbaínas, remozaron su palacio de la calle Correo nº 8, componiendo para ese tiempo el área residencial de mayor lujo: el Arenal”[2]. Comenzó su construcción en 1733 y finalizó en 1737. Tenía jardín por la parte trasera. Es un edificio del último barroco, de cierto neoclasicismo, tiene cuatro plantas de sillería, con el escudo de Gortázar-Arandia en su frente. Para encuadrar la casa en su época hay que tener en cuenta que en el año 1746 había únicamente 707 casas en la Villa de Bilbao, según señala Teófilo Guiard. La casa con su escudo aparece en un pastel de Losada llamado “Los gigantes ante la casa de Gortázar”. Manuel Losada y Pérez de Nenín también realizó un dibujo a lápiz en 1885. Losada, nacido en 1865 y fallecido en 1949, fue Director del Museo de Bellas Artes de Bilbao y Académico de la de San Fernando. Fue becado por Manuel María de Gortázar y Munibe en 1890. Desde 1972 es monumento histórico-artístico[3]. La superficie del edificio es de 1.586 metros cuadrados. Para situarnos en la Bilbao que vivió nuestro personaje diremos que en esta época Bilbao tenía unos 7.000 habitantes.

 

Don Domingo nació en casa de sus padres, en la calle de Santiago, y fue bautizado el 9 de abril de 1670 en la Iglesia Mayor de Santiago de Bilbao, al día siguiente de su nacimiento (Archivo de Gortázar 306). Fue padrino en su bautismo su pariente don Gaspar de Zornoza y Villela, Caballero de la Orden de Santiago desde 1655, primo tercero de don Gerónimo de Gortázar y Villela (abuelo de don Domingo, estudiado anteriormente en el número XII), como tataranietos ambos de don Martín de Villela y de Antonia Ruiz de Gortázar (número VIII de esta genealogía). De esta forma se cumplía lo descrito en el expediente de Santiago de don Gaspar “… se llamaron con nombres de primos y parientes, acudiendo en las ocasiones que se les ofrecía de honras y casamientos a los unos y a los otros…” De la siguiente forma anotó su padre el nacimiento: “Año 1670. En 8 de abril, día martes, postrer día de Pasqua de la Resurrezión del Señor, çerca de las Ave-Marías, nació Domingo Martín, nuestro hijo y le bautiçó en 9 del día miércoles en la dicha iglesia de señor Santiago, el señor Cura Licenciado don Sebastián de Lezama. Sus padrinos Sr. don Gaspar de Zornoza y Billela, caballero de la Orden de Santiago y Sra. doña Catalina de Usaola, mujer de don Antonio Ortiz de Landaçuri y prima de mi mujer”.[4]

 

Domingo Martín de Gortázar y Guendica vivió 72 años. Fue Señor de la Casa y Torre de Gallano en Castillo, con el primer asiento y sepultura propia en la iglesia de Santa María de Castillo. También fue Señor de la Casa infanzona de Elguezua con sepultura en Santa María de Yurre, comprada a Juan de Abendaño y Careaga, tronquero de la Casa de Elguezua, que anteriormente había sido propiedad de sus tíos abuelos Clara de Gortázar y Villela y Martín de Leguinaeche y Elguezua. Hubo un pleito ante el Alcalde de Fuero de Arratia interpuesto por Juan de Abendaño contra Martín de Leguinaeche sobre la restitución de la Casa de Elguezua en el año 1712[5]. Fue Señor de la Torre de Tosubando, barrio de Mugartaza, con sepultura en la iglesia de San Juan de Bedia. Las armas de Tosubando aparecen estudiadas en un manuscrito del año 1728 del Archivo de Montefuerte, en el que se afirma que Tosubando fue fundado por un Infante de Navarra, con sus cadenas en el escudo. Juan Ernesto Delmas en su “Guía del Señorío…” establece la fundación de la Casa de Tosubando en el año 1072 y afirma sin fundamento que los Gortázar descienden de Tosubando. La Casa Torre de Tosubando la compró don Domingo en 1729 a Miguel Ignacio de Barroeta y a su mujer, Juana Francisca de Arespacochaga, vecinos de Marquina. Esta casa torre se quemó en el año 1734. Junto a Tosubando adquirió posteriormente la casa –a la que añadió un escudo de armas-, ferrería y molinos de Bediacolea. La ferrería fue alquilada a unos ferrones. Fue también Señor de la Casa infanzona de Ybarra en Güeñes, Señor de la Casa solar de Barrenechea en Elejabeitia, Señor de la Casa de Uribe en Lemona, de Goitia y de Urizabel o Usabel con sepultura en Lemona, junto a otras cinco casas en Bilbao, en las calles de Santiago (Correo), Somera y de la Tendería. Señor de la Casa de Echeandia en Galdácano. Su patrimonio se componía también de montes y ferrerías. Entre 1725 y 1736 compró fincas rústicas y urbanas valoradas en 1.901.112,75 reales. El capital invertido en bienes raíces fue en total de 2.420.694 reales. Las propiedades tenían una extensión total de 809.332 estados de tierra, es decir, 39.870.935 pies cuadrados, o lo que es lo mismo; 309 hectáreas, superficie de gran extensión para las dimensiones de Vizcaya. Las fincas urbanas le producían rentas de casi el 2% y las rústicas, el 1%.

 

En su trabajo sobre la actividad mercantil en Bilbao durante el siglo XVIII, Aingeru Zabala[6] cita a los más importantes comerciantes de dicho siglo (hierro, lana, bacalao y otras mercancías, navieras e incluso seguros); son los Gardoqui, Mezcorta, Dovat, Gómez de la Torre, Dupuy, Basarrate, Lacoste, Barbachano, Basarrate, Roussellet, Villabaso, Daugerot y otros. Tal y como puede apreciarse una buena parte eran extranjeros. Como dato sociológico se pueden comparar los capitales y fortunas de los más grandes comerciantes con los de la nobleza del Bilbao del XVIII. Las dotes matrimoniales de los hijos de Domingo Martín de Gortázar fueron las más altas de la sociedad bilbaina de la época, incluso por encima de los más acaudalados comerciantes. Tal y como se relata más adelantes, el caudal de los Gortázar, al menos hasta mediados del siglo, era reputado como el mayor de la villa. La pinacoteca de los Gortázar se tasó en 1790 en 53.083 reales de vellón. Por lo que respecta a la biblioteca, fue probablemente la más enriquecida de la Bilbao de su tiempo, con 1.728 volúmenes, superior incluso a la de Jovellanos, que contenía 1.300 libros o a la de Meléndez Valdés (1.237 volúmenes)[7]. Fue tasada en 1790 en 24.204 reales. La de los Gómez de la Torre se tasó en 4.453 reales de vellón en el año 1767. En 1817 se evaluó la biblioteca de otro ilustrado; Lorenzo de Prestamero, en 9.533 reales de vellón. Otro dato comparativo sobre la solvencia de los Gortázar lo podemos entrever al señalar que en la primera mitad del siglo las sociedades más importantes tienen un capital de entre 500.000 y 1.000.000 reales de vellón. A finales de siglo alguna sociedad supera los 2 millones de reales. Si tenemos en cuenta que en 1743 el calatravo Gortázar había invertido más de 2.000.000 reales de vellón en bienes raíces, y que su hijo mejoró el patrimonio del padre, podemos colegir la diferente idiosincrasia de los dos estamentos hasta el siglo XIX, en el que cambiaron las circunstancias económicas y sociales en todo el país con el fin del Antiguo Régimen. Obviamente la separación entre ambos estamentos sociales no es absoluta, ni mucho menos. De hecho vemos aparecer algunos poseedores de mayorazgos antiguos del país (de fuerte presencia en la Tierra Llana), con una leve actividad comercial. Tal es el caso de los Allendesalazar. Además, la actividad mercantil y en especial la intensidad del comercio exterior favorecen el acceso de los más ricos comerciantes a la cultura ilustrada de la época, siendo habituales las tertulias literarias y culturales en las que aparecen junto a Samaniego o Jovellanos. Luego veremos la relación del hijo pequeño de Domingo Martín de Gortázar con Samaniego.

 

Para intentar afinar sobre las clases sociales dominantes en el País Vasco, podemos decir que en la cúspide social se encontraba la pequeña nobleza o aristocracia regional heredera de los Parientes Mayores. Esta aristocracia no era cortesana. Existían algunos títulos del reino pero eran bastante escasos. Como se sabe, en el País Vasco, hasta la Revolución industrial de finales del siglo XIX no hubo mucha tradición de títulos del reino, en parte por el carácter de hidalguía universal e igualitarismo que supuestamente tenían todos los vascos junto a su carácter sobrio, y en parte por que en Vizcaya existía el convencimiento de que el mayor prestigio social lo otorgaba el cargo de Diputado General. Tampoco hubo señoríos jurisdiccionales que facilitaran el otorgamiento de títulos sobre dichos señoríos. En ocasiones además fue contrafuero y se debieron cambiar los nombres asignados a los títulos concedidos sobre topónimos vascos (Rocaverde, Monterrón…) Las leyes forales no permitían que se concedieran títulos nobiliarios sobre territorio vizcaino, sobre el que no se podía fundar señorío. Estos hechos han llevado a que algunos hayan afirmado que los títulos nobiliarios estaban prohibidos en Vascongadas, lo cual es una errónea simplificación. Se puede señalar que desde el Condado de Alacha (uno de los títulos españoles más antiguos, 1466) hasta el comienzo del siglo XVIII, apenas se concedieron 40 títulos nobiliarios a vascos. Estos recayeron sobre 32 apellidos vascos. En el mismo período se concedieron más de 170 títulos nobiliarios “andaluces”. En Vizcaya fue mucho más acusado ya que apenas una docena de vizcainos recibieron un título nobiliario hasta el siglo XVIII. Más adelante se relacionan los primeros “Caballeritos de Azcoitia”, ya en pleno siglo XVIII, entre los que había varios títulos del reino, pero ninguno vizcaino (Peñaflorida, Alacha, Rocaverde, Ambite, Montehermoso). Ninguno de ellos se dedicó al comercio, sino a actividades culturales, políticas, y a administrar sus mayorazgos con mayor o menor acierto. Quizá la única excepción fueron los Mazarredo. No obstante los Mazarredo no eran una familia de Pariente Mayores y adicionalmente les condicionó el matrimonio con los Gómez de la Torre, que como queda dicho fueron los mayores comerciantes de Bilbao en el XVIII, y además también eran de origen hidalgo. La nobleza estaba compuesta por Parientes Mayores de Vizcaya, mayorazgos y caballeros de órdenes militares, con una larga tradición de actividad política en el Señorío, durante cientos de años, cuyo principal activo económico es el patrimonio vinculado a la tierra y posteriormente también a los inmuebles urbanos. Se podría decir que la nobleza era “rica” porque tenía tierras y que la alta burguesía tenía tierras porque era “rica”, tal y como ha ocurrido siempre. Según señala Basas, el Bilbao del XVIII sigue gobernado por los terratenientes con sus 48 mayorazgos, más que por la burguesía comerciante.

 

Domingo Martín comenzó su educación en Londres donde estuvo más de dos años, según señala su madre en su testamento, por lo que debió hablar la lengua de Shakespeare; “…paso a la Ciudad de Londres Reyno de Ynglaterra, donde hubo mas de dos años de tiempo…” En otro lugar se dice que estuvo 15 meses. En Inglaterra tenía lugar la primera Revolución científica y la gentry, orientaba su producción al comercio y dominaba la Cámara de los lores. Posteriormente estuvo en Flandes, seguramente en Amberes, donde había estudiado su hermano mayor. En su expediente de Calatrava un testigo afirma que “…le embio su madre a aprender las lenguas”. Otro testigo, Manuel de Santa Coloma hace referencia a “…la buena crianza y educacion en el que le crio Dª Maria de Guendica su madre…viaje a Inglaterra y de alli pasado a Flandes a solo aprender las lenguas y trato de las naciones…”. Contrasta este hecho con la afirmación parcialmente equivocada de Basas sobre su educación afrancesada, que recoge también Elena Alcorta[8]; “uno de los nobles más acaudalados de la Vizcaya del siglo XVIII…. de exquisita educación en Francia…” Elena Alcorta afirma erróneamente que Lope García de Mazarredo y Gómez de la Torre (nacido en 1769) no tuvo descendencia en su enlace con María Josefa Urdaybay Hurtado de Mendoza, lo cual me hubiera excluido de este curioso mundo. Otro leve error es que confunde a Domingo Martín con su hijo José Domingo. Posiblemente fue educado en Inglaterra en vez de en Francia por efecto de la guerra (1689-1697). Además el comercio y la relación entre Londres y Bilbao era muy activo. Se cruzó como Caballero de la Orden de Calatrava[9] en Sevilla el 10 de octubre de 1705, a los 35 años de edad después de residir seis meses en las galeras reales en el Perú, “a la parte de Buenos Aires” y un mes en el convento de la Orden en Sevilla. Basas afirma en “Vida y Fortuna…” que la merced del hábito de Calatrava se otorgó por real cédula, “cuyo original se halla en el Archivo Familiar de los Gortázar…” pero lo cierto es que no consta en el Archivo actualmente. En la familia Gortázar se le conoce con el sobrenombre de “el Caballero”. Desempeñó cargos públicos, como Alcalde y Justicia Ordinario de Bilbao. Fue Diputado General del Señorío de Vizcaya en 1724-6 y en 1729 al fallecer don Juan Martín de Landecho. En 1728 fue Tercer Alcalde de Bilbao. Guiard le cita como Prior del Consulado de Bilbao en el año 1734. El Consulado de Bilbao fue creado en 1511 para promover el comercio. Este cargo era de gran relevancia y trascendencia social ya que el Prior debía firmar todos los documentos mercantiles del Consulado.

 

Casó en la catedral de Lima el 28 de septiembre de 1713 en Los Reyes con MARÍA JOSEFA DE ARANDIA Y VÁZQUEZ DE VELASCO, nacida en Los Reyes el 3 de junio y bautizada el 12 de julio de 1689. Falleció el 1 de enero de 1763, a los 73 años. En el momento del enlace matrimonial él tenía 43 años y ella 23. Domingo Martín otorgó carta de pago por la dote recibida de su mujer, que ascendió a 44.952 pesos, incluyendo 1.227 pesos por el valor de una esclava mulata. Afirma también nuestro caballero que posee un caudal de 85.200 pesos. Fue testigo de la boda el Contador José de Allende, Caballero de Calatrava, el Caballero de Santiago Pablo Vázquez de Velasco y Salazar y Ana María Tello de la Cueva, estos dos últimos, tíos de la novia. En el Archivo de Gortázar (277) se conserva un; “Certificado de las partidas de matrimonio y velados de Domingo Martín de Gortázar Guendica, Caballero de la Orden de Calatrava, y María Josefa Pérez de Arandia Vázquez de Velasco, celebrados en los años 1713 y 1714 en la Ciudad de los Reyes de Perú”. Cuatro meses después del casamiento se velaron; “En 9 de febrero de 1714, nos velamos según el Orden de Nuestra Madre la Iglesia en el oratorio de casa u hizo ofisio de parroco el mismo Rvdmo. P. Fray Bartolomé Galete, que nos caso. Y fueron padrinos los referidos tios de dicha señora mi mujer y para que en todos tiempos conste lo apunto de mi letra”.

 

Fue hija de don Diego Pérez de Arandia, bautizado en San Miguel de Lacavex, Güeñes, Vizcaya, el 15 de junio de 1635 y fallecido el 6 de diciembre de 1706, Caballero de la Orden de Santiago desde 1684, Señor de la Casa Torre de Ybarra, y de Josefa Aurelia Vázquez de Velasco, hermana de Andrés y de Pablo, caballeros santiaguistas (cruzados en 1684 y 1685 respectivamente), nacida en San Francisco de Quito, Perú, el 2 de octubre de 1660, hija de Pedro Vázquez de Velasco, del Consejo de S.M., Presidente de la Real Audiencia de Quito y de Angela de Salazar y Usategui, casados en 1635. Diego Pérez de Arandia fue hijo del Señor de la Torre-Cadalso de Ybarra en Lacabex, término “La Zarzuela”, Diego Pérez de Arandia y Ortiz de Mendívil, casado el 15 de octubre de 1632 con Polonia de Zubiete[10]. La genealogía de la novia puede verse en el Archivo de Gortázar, 542 y en el 232; “Cartas remitidas por José Jacinto de Romarate, vecino de Sodupe, a Domingo Martín de Gortázar, Caballero de la Orden de Calatrava, sobre la casa de “Ybarra” y sus pertenecidos sita en el barrio de Lacabex en Güeñes, sobre los apellidos de Arandia, Zubiate y otros, y sobre papeles importantes”. Doña María Josefa, en 1761, ya viuda, mantuvo un pleito en la Cámara de Castilla con José de Areyzaga, Barón de Areyzaga, y otros vecinos de Bedia sobre señalamiento de sepultura preeminente y otros honores.[11] El pleito comenzó en 1750 con la reclamación de Joaquín Ignacio de Barrenechea, miembro del Consejo de Hacienda y calatravo. Existe amplia documentación al respecto en el Archivo de Gortázar (519, 521, 522, 523, 531 y 541). Este pleito pudo influir en la salida de su hijo José Domingo de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País, según se relatará en el capítulo siguiente.

 

En 1706 partió hacia el Perú. España sufría la Guerra de Sucesión[12]. Felipe V le había nombrado Corregidor de Guaylas o Huaylas (departamento de Ancash desde 1839) en 1705[13], para suceder al Marqués de Villarrubia de Langre, Simón del Campo. Llevó parte de la legítima de su herencia, que su madre le había adelantado. El monarca le permitió llevar dos criados y hasta cuatro espadas con sus dagas, cuatro arcabuces y cuatro alabardas. Al menos desde 1714 a 1717 perteneció al Tribunal de la Inquisición de Lima[14]. Después de 15 años en Indias, el 27 de enero de 1721, contando 50 años de edad, sale de Lima,“por la via de Mexico”, con su familia, cinco esclavos negros y tres sirvientas. Llega a Cádiz el 19 de septiembre de 1721, después de ser asaltado en Veracruz por 25 bandidos enmascarados que fueron puestos en fuga por la escolta de 16 hombres que el previsor don Domingo llevaba.[15] Don Domingo dejó escritas las peripecias del viaje de ocho meses en un documento titulado: “Relato que escribió el Corregidor del Perú Don Domingo Martín de Gortázar, Caballero de la Orden de Calatrava, de su viaje desde el puerto del Callao al de Cádiz, en 1721, y regreso a su villa natal de Bilbao”. Así relata el asalto sufrido: “Y a la Mañana siguiente como a las diez del dia, me salieron en el monte de Riofrio veynte y cinco ladrones de a caballo, enmascarados con su cavo, con animo de rovarme y haviendo, unos y otros, dado sus cargas, tube tal felisidad que solo me hirieron dos hombres, levemente y a mi primo Don Juan Luys y de ellos, cayeron dos pero los cargaron sus compañeros y, todos juntos, picaron sus caballos y nos dejaron el campo por nuestro… Y el resto del viaje e venido con toda felisidad”. Desde Callao van a Acapulco, después de que el “piloto errado en la derrota que formo por lo que nos bimos a la continjensia de que las aguas y bientos, por la brisa, nos precisasen a yr la buelta de las Philipinas, si Dios no nos hubiese deparado una isla no conocida…”, por tierra llegan a Veracruz, embarcando hacia La Habana y llegando a Cádiz, donde permanecerían dos años. En el viaje le acompañó también su primo Juan Luis de Arcaya y Guendica, casado con María Josefa Varas Martos, hijo de Felipe y María Cruz. Navegaron en el navío de guerra “La Peregrina”, en el que así mismo viajaba el Príncipe de Santo Bono, Virrey que fue del Perú. De Cádiz sale el 26 de abril de 1724, pasa por el Puerto de Santa María y tarda 11 días en llegar a Madrid, donde permanece hasta el 27 de mayo, fecha en la que parte hacia Bilbao con toda su familia.

 

A los 54 años, el 8 de junio de 1724, se establece en Bilbao, “me restituy a esta mi patria”, después de pasar por Madrid. Traía más de 130.000 pesos como capital (casi dos millones de reales de vellón). Al año siguiente, en 1725, reedifica en honor de su mujer la “Cassa solar de Ybarra, y sus pertenecidos, sita en el barrio de su apellido, del Consejo de Güeñes, valle de Salcedo…porque no se olbide su memoria tan antigua”.[16] Mandó poner un escudo de armas en dicha casa solar.

 

El 27 de enero de 1736 fundó y dotó la capilla de Nuestra Señora del Socorro o del Pópulo (Remedios) de la iglesia de Santiago de Bilbao. Esta capilla había pertenecido desde 1577 a su antepasado don Martín García de Olloqui y Sáez de Recalde (Ugarte)[17], deán y canónigo de Badajoz, según consta en el archivo familiar; “Información extraída del Archivo de la iglesia de Santiago de Bilbao sobre la pertenencia de las capillas de Nuestra Señora del Socorro y Nuestra Señora de los Remedios sitas en dicha iglesia; y una nota sobre las reliquias y sepulturas de Martín García de Olloqui en la citada iglesia” (Archivo de Gortázar 895 y 894). A instancias de este prelado existía el privilegio, otorgado por el Papa Gregorio XIII, de sacar un ánima del purgatorio en cada misa. La capilla constaba de retablo rehecho y de sepulcro con arcosolio de la familia Gortázar y Arandia. Tiene una ventana apuntada con la “G” de Gortázar. Don Domingo escribe al respecto: “…he hecho un colateral, todo nuevo y dorado, como tambien la ymagen de Nuestra Señora y una carnera de piedra labrada y enzima de ella, mis armas, y a la entrada de dicha Capilla, hacia la parte de fuera, una sepultura para enterrarse los de mi familia… y adorno de su altar y reja de fierro… expresando havia reparado y compuesto en la mejor forma sirviendo de ornato a toda la Yglessia la precitada Capilla, y que como es tan corto su Anvito apenas con el mayor artificio se pudo abrir una Carnera para que sirviese de sepulcro a los dueños de élla por lo que deseaba tener otra sepultura donde se enterrasen personas de mi familia y que havia descubierto que sin Agravio ni perxuicio de los yntereses de la fabrica podia aunque a mucha costa sacar una sepultura en la entrada misma de dicha Capilla…” Encargó los siguientes elementos de adorno; escudo de armas pintado, retablo, pintura de Santo Domingo, imagen de madera de Nuestra Señora del Socorro con su niño y corona, candeleros, cruz, lámpara, verja etc. Labayru la cita en el tomo VI de su Historia de Vizcaya. En esta capilla fueron enterrados don Domingo y sus descendientes. La capilla ha sido restaurada recientemente. Citamos a Teófilo Guiard sobre la cofradía que fundó: “Las Cofradías registradas durante este siglo son: …la de Ntra. Sra. de las Mercedes y San Ramón Nonnato, fundada en Santiago, en la capilla antigua de Ntra. Sra. del Remedio, el año 1739, por Gortázar, Zavala y Allende(Salazar), a excitación de un misionero de la Merced”[18] La construcción de la iglesia de Santiago comenzó antes de 1379, y era la única iglesia de Bilbao[19]. La iglesia es mencionada en el fuero de 1300. Las capillas sufrieron gran daño en el incendio de 1571. El 19 de diciembre de 1643 Santiago es proclamado Patrono de Bilbao por el Papa Urbano VIII, aunque se le tuvo por tal desde la fundación de la villa. En 1997 se descubrieron restos humanos anteriores a 1300. Es catedral desde el 30 de diciembre de 1955. Declarada monumento artístico nacional. Según Anastasio Olavarría es el “monumento más antiguo y de mayor categoría artística” de Bilbao[20].

 

El 14 de febrero de 1738 fundó por facultad del Rey Carlos III de 21 de mayo de 1737, en su hijo Juan Bautista, un mayorazgo de Gortázar, además del que tenía de Gallano, por Cédula Real otorgada en Aranjuez, en el año 1737 (Archivo de Gortázar 213, 281 y 332) Manuel Basas afirma en su obra “Vida y Fortuna…” que en el Archivo de Gortázar se guarda la escritura de vínculo y mayorazgo renovada en 1760, al perderse la anterior: “Está magníficamente encuadernada”. Es interesante señalar que en 1797 el censo de Bilbao contaba con 48 mayorazgos[21].

 

Se han conservado dos retratos de don Domingo; ambos son de medio cuerpo. Es una figura con hombros caídos, fisonomía que se puede apreciar también en los retratos de sus hijos, nieto y biznieto y que se ha transmitido en la familia Gortázar hasta el día de hoy. En el primer lienzo aparece a la manera francesa, con la cruz de calatrava en el pecho y vistiendo casaca marrón. El segundo fue pintado un año antes de morir, tiene arriba a la derecha el escudo de Gortázar acolado con la cruz de calatrava y a la izquierda una cartela con la siguiente inscripción; “Don Domingo de Gortazar y Guendica, Caballero del Orden de Calatrava, de edad de 72. años se retrato el año de 1742”. Ambos son hoy propiedad de las hermanas Gortázar Aguilar. Testó conjuntamente con su mujer el 30 de abril 1740 ante Baltasar de Santelices, con codicilo el 20 de abril de 1742 (Archivo de Gortázar 332, 341, 213 y 195). Murió el día 25 de marzo de 1743 a los casi 73 años y fue enterrado en su capilla de la iglesia de Santiago, con el hábito de Calatrava y su mujer con el de San Francisco. Mandaron oficiar 1.500 misas por cada uno. Ella falleció el 1 de enero de 1763, produciéndose serias desavenencias entre sus hijos según se desprende del Archivo de Gortázar (213 y 318): “Autos promovidos ante el Alcalde y Juez Ordinario de Bilbao por María Josefa de Gortázar Arandia, Diego Pedro de Allende Salazar Castaños, como marido de Margarita de Gortázar Arandia, y Vicente Ramón de Larrinaga Gamboa, como marido de María Rosa de Gortázar Arandia, vecinos de Bilbao, contra su hermano y cuñado José Domingo de Gortázar Arandia, todos herederos de Domingo Martín de Gortázar y su mujer María Josefa de Arandia Vázquez de Velasco, sobre reclamación de documentos y herencia. Contiene la Provisión Real librada a petición de José Domingo de Gortázar, vecino de Bilbao”. 1763. Había otorgado un codicilo el año 1759 ante Juan Bautista de Asturiazaga. Se realizó un inventario de los bienes que quedaron por muerte de María Josefa de Arandia Vázquez de Velasco, realizado en Bilbao en el año 1763, ante Juan Bautista de Asturiazaga (Archivo de Gortázar 213). En el capítulo dedicado a su nieto José Xavier de Gortázar y Montiano se menciona un retrato de María Josefa de Arandia, que hoy se halla en paradero desconocido.

 

A continuación se relacionan los trece hijos de Domingo Martín de Gortázar y Guendica y de María Josefa de Arandia, y sus descendientes Mazarredo, Allendesalazar, Ordoñes de Barraicua y Larrinaga;

 

X      Domingo Francisco de Gortázar y Arandia: nacido el 23 de julio de 1714 en Lima y fallecido el 19 de agosto del mismo año. Fue bautizado al día siguiente de su nacimiento por Pedro de Cisneros, canónigo de la Metropolitana. Fue madrina su abuela. Fue enterrado “en la bóveda de Nuestra Señora de Aranzazu, del convento Grande de San Francisco de Lima”. Domingo Norberto de Gortázar y Arandia: nació el 6 de junio de 1715 en Lima y murió el 4 de agosto de dicho año. Fue enterrado en el “De Profundis” del convento franciscano. Francisca Dionisia de Gortázar y Arandia: nacida el 9 de octubre de 1719 en Los Reyes y fallecida antes de 1720. María Ana de Gortázar y Arandia: nació naonata el 27 de marzo de 1721 (Archivo de Gortázar 306) y falleció en 1727. “En 27 de marzo de dicho 1721, como a las diez horas del jueves, pario mi mujer a bordo de dicho navío de guerra, una niña que fue a los sesenta dias de nuestra navegación y salida de Lima y nos hallamos en la altura de 19 grados de la banda del Norte como a treynta leguas de tierra, del puerto de Banderas de dicho Reyno de la Nueba España y el dia inmediato, 28, la echo el agua de baptismo el Licenciado Don Andrés de Ochoa Mendioresqueta, presbitero, pasajero de dicho navio y sirvio de madrina la señora Doña Angela de Arandia, su tia y la pusieron Maria Ana”. Juana de Gortázar y Arandia: nació sietemesina el 24 de junio de 1722 en Cádiz y falleció poco después de ser bautizada por su tío Juan Luis de Arcaya, siendo enterrada en el Convento de los Capuchinos de Cádiz. Josefa Ignacia de Gortázar y Arandia: nacida de ocho meses el 31 de julio de 1723 en Cádiz y fallecida a los pocos días. Fue bautizada por José de la Quintana “que se hallaba casualmente en casa”. Se le enterró junto a su hermana. Dos gemelos nacidos el 9 de septiembre de 1726 y fallecidos al poco de nacer.

X      María Josefa de Gortázar y Arandia: nacida el 19 de julio de 1716 en Los Reyes y fallecida el 23 de marzo de 1761. Fue bautizada el 13 de noviembre por el canónigo Cisneros. Hay un cuadro genealógico suyo en el Archivo de Gortázar (1047). Casó el 26 de julio de 1735 en Bilbao (San Nicolás) con don Antonio José de Mazarredo, Morgan, Salazar de Muñatones y Rucabado, mayorazgo de su familia, Diputado General del Señorío, nacido el 5 de septiembre de 1706 en Bilbao (Santiago) y fallecido el 26 de enero de 1753. María Josefa recibió 25.000 ducados de vellón como dote matrimonial. Fueron sus hijos:

v       María Josefa de Mazarredo y Gortázar: Nacida el 19 de febrero de 1737 y fallecida el 8 de octubre de 1778. Religiosa en La Encarnación de Bilbao desde 1750. Antonio Rafael José Vicente de Mazarredo y Gortázar: nació el 19 de febrero de 1737 (Santiago).[22] Ana Josefa Rafaela Margarita de Mazarredo y Gortázar: nacida el 20 de julio de 1739 (Santiago) y fallecida el 8 de diciembre de 1833. Casó el 30 de noviembre de 1756 con Roque Xavier de Moyua y Ozaeta, III Marqués de Rocaverde, nacido el 17 de agosto de 1731 en Vergara (San Pedro) y fallecido el 17 de julio de 1805, uno de los 16 fundadores de la Bascongada. Tuvieron por hijos a José Gabriel, nacido en 1762 y a Francisco de Borja, nacido en 1764, sobre los que su padre realizó expediente de hidalguía en 1777.[23] Josefa Ramona de Mazarredo y Gortázar: se le bautizó el 1 de noviembre de 1743 en la iglesia de Santiago de Bilbao, con los nombres de Josefa Ramona Rafaela Nemesia.

v       Juan Rafael de Mazarredo y Gortázar: fue bautizado el 19 de junio de 1742 en Bilbao (Santiago) y falleció el 19 de enero de 1812. Caballero de Santiago desde 1776, Diputado General de Vizcaya en 1768-70 y Alcalde y Juez ordinario de Bilbao en 1768. Fue otro de los 16 fundadores de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País y un gran melómano. Casó el 23 de abril de 1768 con María Francisca Gómez de la Torre y Larrinaga. Era hija de Ventura Francisco Gómez de la Torre y Jarabeitia y de María Francisca de Larrinaga y Arrazola, que construyeron el conocido palacio neoclásico de San Nicolás (de Gómez de la Torre) en el Arenal de Bilbao, en el año 1789, que dejaría impresionado a Jovellanos. Según Román Basurto[24], Ventura Francisco Gómez de la Torre fue el comerciante más acaudalado e influyente de Bilbao en la segunda mitad del siglo XVIII. Vivió casi 100 años (1720-1816). La familia Gómez de la Torre ha sido detenidamente estudiada por Elena Alcorta Ortiz de Zárate[25]. Fueron cuartos abuelos de Angela de Landecho y Allendesalazar (ver el número XIX) y octavos abuelos de Ignacio Güell y Merry del Val, Conde de San Pedro de Ruiseñada.

v       José Domingo de Mazarredo y Gortázar: “El Almirante Mazarredo.” Nació en Bilbao el 8 de marzo 1745 (Santiago) en la calle Bidebarrieta, 14, en el Palacio de Mazarredo, del siglo XVI, que ostenta el escudo familiar, y murió en Madrid el 29 de junio de 1812 a lo 67 años, de un ataque de gota. En 1759, con trece años ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas. Fue Caballero de la Orden de Santiago desde 1776 y Comendador de Castellanos en la de Calatrava. Apadrinó en el bautismo a su sobrino nieto José Félix Allendesalazar y Mazarredo, que con el tiempo sería también Teniente General y Ministro de Marina.[26] Casó el 1 de junio de 1774 con su sobrina María Antonia de Moyua y Mazarredo, Ozaeta y Gortázar (1757-1836), música y compositora. Fue Teniente General de la Real Armada desde 1789. Navegó por las islas Filipinas. En 1775, a los 30 años, dirigió el desembarco de 20.000 hombres en la playa de Argel[27]. Luchó contra los ingleses del Almirante Howe tras el bloqueo de Gibraltar en 1782. En el año 1786 fue nombrado Comandante de las tres Compañías de Guardias Marinas de Cádiz, Cartagena y Ferrol, cargo que desempeñaría hasta su muerte. En 1795 fue desterrado por Godoy a El Ferrol por los informes críticos que hizo sobre el estado de la Armada pero en 1797 le llamó para defender la ciudad de Cádiz frente a los ingleses. De cultura afrancesada pero gran patriota. Ministro de Estado y de Marina nombrado el 7 de julio de 1808 por José I, negoció hábilmente con Napoleón y Talleyrand. Bonaparte apreciaba a Mazarredo. Fue sin duda el mejor marino de su época y un gran hombre de Estado.[28] El 10 de mayo de 1801 envió un escrito a Carlos IV en el que afirmaba: “…la voluntariedad y fuerza de genio de Bonaparte y su ignorancia en materias de Marina, en lo que es un navío y una escuadra…” Fue Gran Tesorero y Caballero Gran Banda de la Orden Real de España (“Golden Fleece”) otorgada por José Bonaparte en 1811.[29] Redactó las Ordenanzas de la Armada, publicadas en 1793, hoy vigentes. “En los últimos años se interesó por la instrucción de los sordos, viendo lo abandonada que se hallaba la enseñanza de los mismos; de acuerdo con el abate Sicart propuso que fuesen a su institución dos sacerdotes para adquirir la adecuada formación y difundirla por España.”[30]

 

Retratado por Goya, en tres cuadros en paradero desconocido. Según Manuel Basas, los tres retratos estaban; uno en la Colección Hernando en Madrid, y los otros dos parece ser en Londres y Nueva York. Señala Basas que los tres “vizcainos” más ilustres retratados por Goya fueron el Almirante Mazarredo, el Ministro Mariano Luis de Urquijo y el General José Urrutia y de las Casas[31]. En opinión de Julio Guillén[32], aparecen como atribuidos a Goya cuatro óleos, a saber; uno en Londres, colección de Mr. Knoedler de 1,05×0,84, sentado casi entero; otro en Madrid (o Zaragoza), Antonio de Mazarredo, 1,03×0,83, réplica del anterior; un tercero en Nueva York, Enrich Galleries, 0,22×0,17, busto con sombrero y el último en Madrid, Duque del Infantado, sentado, en traje de paisano. Fue retratado también por Jean-Françoise Marie Bellier en 1800, hoy en el Museo de Naval de Madrid; Representado a la francesa y no a la manera habitual española, realizado con muy buena ejecución que en su conjunto refleja el carácter indómito y perseverante del retratado[33]. Hay una copia en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, obra de Jean Hilaire Belloc y una miniatura de Dubois en el Museo Naval de San Sebastián. Alfonso Carlos Saiz Valdivieso[34] afirma que de uno de los retratos de Goya de hacia 1790 se desconoce su paradero. Realmente se encuentra en el Lowe Art Museum de Miami. También se dice que el retrato de Belloc pudo realizarse entre 1800 y 1810, por razón de su fisonomía, cuando más exactamente es copia del de Bellier, realizado en 1800. Existe también un grabado de Selma, del año 1800. Goya también también pintó a su hija Juana y a su mujer. Mazarredo fue de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País, Subdirector de la Matritense y socio correspondiente de la Sociedad Económica de Filipinas. El 6 de julio de 1812 la Gazeta de Madrid publicó su necrológica.

v       María Lorenza de Mazarredo y Gortázar: fue bautizada el 2 de agosto de 1747 y murió en Orthez, Francia. Casó en la iglesia de Santiago de Bilbao el 8 de julio de 1766 con Juan Pablo de Saint Crig D´Aranée Lamanic, Caballero de la Orden militar de San Luis, Teniente Coronel de S.M. Cristianísima. Fueron padres de Carlos Saint Cricq y Mazarredo, nacido en Orthez (Bearn) en 1772. Caballero Guardia Marina en 1788, pero en 1790 se le concedió la licencia absoluta por razones de salud. En el expediente se afirma de él y de su padre “on été constament reconnus et regardé comme gentils hommes, qu´il ont toujour tenue sang parmy la Noblesse du Pays”. También fueron sus hijos; María Luisa, Pedro Lorenzo, Juan Pablo y Santiago[35].

v       Francisco de Paula de Mazarredo y Gortázar: bautizado en Santiago el 25 de enero de 1749. Murió joven. Lope Lorenzo de Mazarredo y Gortázar: bautizado en Santiago el 6 de septiembre de 1751.

X      Margarita Liberata de Gortázar y Arandia: nació en Los Reyes, el 17 de julio de 1717, siendo bautizada el lunes 22 de noviembre de dicho año en la catedral de Los Reyes, y falleció el 9 de mayo de 1782, a los 64 años. Se conserva en el Archivo de Gortázar (1069) una obra que fue de su propiedad « Les Goût-réunies ou Nouveaux Concerts. Le Parnasse ou L´Apotheose de Corelli, Paris 1724 », de Couperin. Casó el 17 de febrero de 1738 “En la casa y habitación de Don Domingo de Gortázar en segundo alto en la calle del correo,” con su sobrino segundo Diego Pedro Allendesalazar Castaños y Gortázar, bautizado el 29 de junio de 1718 (Santiago) y fallecido el 27 de septiembre de 1798. Fue Alcalde de Bilbao en 1746 y 1775, Diputado General del Señorío en 1754-6 y Regidor en 1749. Margarita aportó 25.000 ducados de vellón al matrimonio. Fueron 14 sus hijos:

v       Diego José Allendesalazar y Gortázar, Castaños, Arandia y Gortázar: nació el 3 de enero de 1739 y falleció soltero el 7 de abril de 1766. Bautizado en Santiago el día 13 de enero. María Margarita Allendesalazar y Gortázar: bautizada el 26 de octubre de 1741, en Santiago. Nicolás Félix Allendesalazar y Gortázar: bautizado en Santiago el 20 de noviembre de 1742. Fraile Trinitario. María Allendesalazar y Gortázar: nacida el 26 de noviembre de 1743 y fallecida el 10 de julio de 1812. Monja en la Encarnación de Bilbao. José Domingo Allendesalazar y Gortázar: se le bautizó en Santiago el 23 de noviembre de 1744 y murió el 10 de enero de 1820. En 1779 era Ayudante mayor en el Real cuerpo de Artillería. María Josefa Allendesalazar y Gortázar: bautizada en Santiago el 4 de mayo de 1748. Monja Agustina de la Esperanza. María Manuela Allendesalazar y Gortázar: bautizada en Santiago el 8 de mayo de 1750. José Manuel Allendesalazar y Gortázar: bautizado en Santiago el 15 de octubre de 1751. Domingo Ramón Allendesalazar y Gortázar: bautizado en Santiago el 27 de octubre de 1754. Félix Cantalicio Allendesalazar y Gortázar: nació el 7 de mayo de 1756, siendo bautizado el día 18 en la iglesia de Santiago, y falleció sacerdote en San Antón en 1807. Julián José Allendesalazar y Gortázar: bautizado en Santiago el 7 de enero de 1759. Antonia Allendesalazar y Gortázar: nacida el 7 de mayo de 1759 y fallecida el 23 de abril de 1835 en Elorrio. Casó en la iglesia de Santiago de Bilbao el 26 de mayo de 1779 con Juan de Urquiza y Arteaga, fallecido el 19 de julio de 1826.

v       María Ramona Josefa Allendesalazar y Gortázar: nació el 6 de abril de 1740 y falleció en Villaro el 25 de julio de 1798. Fue bautizada en Santiago el 6 de agosto. Casó con Mariano Ordóñez de Barraicua y Castaños, fallecido el 7 de enero de 1761, Señor de Guecho, Sondica y Abando. En segundas nupcias casó el 21 de octubre de 1775 con Pedro José Hurtado de Amézaga y Vildósola, Patrón de Lemona, de los Marqueses del Riscal, con sucesión (ver el número X anterior).

v       Juan Bautista Allendesalazar y Gortázar: fue bautizado “en la iglesia mayor del Señor Santiago” el 26 de marzo de 1746. Nació el día antes a las ocho y media de la noche. Fue su madrina su tía María Josefa de Gortázar. Falleció el 22 de mayo de 1803. Regidor de Bilbao en 1776. Probó nobleza el 21 de enero de 1780 en la Real Chancillería de Valladolid.[36] Fue por su matrimonio Abad de Rosales. Casó en Briviesca el 17 de octubre de 1769 con Tomasa Ordoño-Rosales y Salamanca, Abadesa de Rosales y tuvieron seis hijos.

X      Juan Bautista de Gortázar y Arandia: nació el 24 de junio de 1718 en Lima, Perú, el día de San Juan, y fue bautizado el 8 de noviembre de dicho año (Archivo de Gortázar 431). Debió tener mala salud ya que en el viaje de vuelta del Perú, contando tres años de edad, ya estuvo enfermo, según relata su padre llegando a La Habana; “…salté a tierra con dicha mi mujer y toda mi familia con salud menos el niño Juan Baptista que venia con cursos de sangre. Y aviendo llamado al medico para que lo curase, se consiguio aunque con gran trabajo al cavo de doze dias”. Se cruzó como Caballero de la Orden de Santiago a los 12 años, en 1730. Este voluminoso expediente, que se conserva en el Archivo Histórico Nacional con el número 3.590, contiene las declaraciones de testigos realizadas en el Valle de Arratia. Varias de ellas se realizaron con intérprete: “…respecto de no hablarse en dicha Anteiglesia (de Castillo) el Idioma Castellano i siendo preciso el nombramiento del interprete, nombramos…a don Juan Bautista de Arechaga que hizo Juramento a Dios y a una Cruz de convertir bien i fielmente el Vascuence al Castellano...” Fue fiel Regidor y apoderado por Bedia. Juan Bautista de Gortázar fue nombrado heredero universal del mayorazgo de su padre. Regidor oñacino en 1740-2. Contrajo matrimonio (partida de casamiento y velación, Archivo de Gortázar 278) en la iglesia de Santiago de Bilbao, con su pariente en tercer grado, previa dispensa, doña María Josefa de Allendesalazar y Castaños, Gortázar y Leguizamón de Begoña, (hermana de Diego Pedro y de Nicolasa, casada esta última con Joaquín de Landecho y Castaños), el 17 de febrero de 1738. Fueron testigos del enlace el Diputado General Joaquín de Landecho y el Alcalde de Bilbao don Domingo de Loyzaga. El contrato matrimonial se firmó el 14 de febrero de 1738; “Contrato matrimonial de Don Juan Bautista de Gortázar y Arandia, Caballero del Orden de Santiago, y Doña María Josepha de Allendesalazar, y Castaños y Carta de pago de 147.000 Reales de Vellón, y 4.000 Ducados de la misma moneda del Dote de dicha Señora Doña María Jpha de Allende, a Fabor de Don Joseph Nicolas de Allende, Salazar y Gortázar. En 14 de Febrero de 1738”, Archivo de Gortázar 281. El novio residía en Madrid: “…Y que mediante las cargas del matrimonio son dificiles de sustentar maiormente enttre personas de semexantte calidad; para que puedan llevarlas con la decencia correspondiente…(sic)…Y que ahora, en attencion a que las haciendas por grandes que sean estando libres sin gravarlas, ni vincularlas dividiendose cada dia enttre herederos se disminuyen y bienen a quedar los que las poseen, de manera que no pueden substentar las obligaciones de su calidad, precisandoles a yncurrir en desestimacion, y a que con brebedad se obscurezca la noticia de us Casas y linages: y por el contrariio, quedando en un solo poseedor, prohivida su enagenazion permanecen y duran y tteniendo lo que les vastta, se perpetua la memoria de su sangre y Casa, procurando el mismo fin y el de el servicio de Dios nuesttro Señor, a honra y gloria suyas y de Maria Santisima su Madre y Señora nuestra…” Premurió a su padre ya que falleció el 6 de agosto de 1741, a los 23 años, según consta en un lienzo de su retrato, llamado en la familia “el feo”. Este lienzo tiene el escudo de Gortázar acolado con la cruz de Calatrava, aunque debiera tener en este caso la de Santiago. Posiblemente el retrato se realizó una vez fallecido. La cartela, situada en la esquina superior derecha dice lo siguiente: “Dn. Juan Bauptista de Gortazar y Arandia, Caballero del orden de S,ntiago. Fallecio en 5. de Agosto de 1741 dehedad de 23. años”. María Josefa se volvió a casar en 1745 con Antonio de Orueta y Olaguer.

X      María Rosa de Gortázar y Arandia: falleció el 17 de abril de 1789. Casó en Bilbao (San Nicolás) el 20 de noviembre de 1740 con don Vicente Ramón de Larrinaga y Gamboa, nacido el 10 de julio de 1720 y fallecido el 17 de julio de 1789. Diputado General de Vizcaya en 1758. Fue octavo nieto de García Martínez de Careaga y de su mujer María Martínez Arizmendi. Existe un retrato de Rosa de Gortázar en el Monasterio de Santa Casilda en Oña, Briviesca (en bastante mal estado) con la siguiente inscripción: “Doña María Rosa de Gortázar y Arandia y Don Vicente de Larrinaga y Gamboa, vecinos de Vilbao, confiesan deber a la intercesión de Santa Catalina y San Francisco de Paula la sucesión de un ermoso niño después de seis años de casados, y su reconocimiento y devoción pone este retrato, año de 1747.” Hoy el lienzo se encuentra en mal estado. Tuvieron por hijos a:

v       José de Larrinaga y Gortázar: nació en Bilbao (San Nicolás) y falleció el 19 de abril de 1792. Cura de Begoña. Rosa de Larrinaga y Gortázar: nació el 15 de febrero de 1746 y falleció el 12 de marzo de 1749. Josefa de Larrinaga y Gortázar: nacida el 23 de noviembre de 1749 y fallecida el 3 de enero de 1750. Francisco de Paula de Larrinaga y Gortázar: Capitán de artillería y Diputado General del Señorío. Casó con Juana de Viana y Orduña[37]. Pedro de Larrinaga y Gortázar: Cura de Portugalete. Carlota de Larrinaga y Gortázar: nació el 5 de noviembre de 1756 y falleció el 2 de noviembre de 1793. Casó con Domingo de Ugarte y Galarza. Domingo Lorenzo de Larrinaga y Gortázar: bautizado el 10 de agosto de 1762 en la iglesia de Santiago y fallecido el 16 de agosto de 1808 siendo cura de Begoña. Fue bautizado con los nombres de Domingo Lorenzo José Ignacio. José María de Larrinaga y Gortázar: bautizado el 5 de septiembre de 1764 en Santiago con los nombres de José María Julián Francisco de Paula. Félix María de Larrinaga y Gortázar: bautizado el 21 de noviembre de 1766 en Santiago con los nombres de Félix María José Francisco de Paula.

v       Joaquín Vicente de Larrinaga y Gortázar: bautizado en la iglesia de Santiago el 22 de enero de 1753. Fue Coronel de los Reales Ejércitos, Caballero de la Orden de Santiago y Diputado General de Vizcaya en 1800. Señor de los mayorazgos de Larrinaga (fundado el 31 de julio de 1593), Saracha (13 de julio de 1621), Libano (4 de junio de 1596), Taborga (25 de julio de 1624), Aguirre (11 de junio de 1538), Arteaga (24 de enero de 1694), Arizmendi (18 de septiembre de 1550), Arteaga Munditibar (21 de mayo de 1559), y Zurbarán.[38] Casó el 24 de marzo de 1798 con Nicolasa Abarrategui y Ugalde, natural de Durango, y tuvieron los siguientes hijos, todos ellos bautizados en la iglesia de Santiago: María Lucía (3 de marzo de 1799), Eulogio (sigue), María Ana (17 de abril de 1801), Juan (21 de octubre de 1803), María Eusebia (14 de agosto de 1805) y Lorenzo (26 de enero de 1808). Eulogio de Larrinaga y Abarrategui; Nació el 12 de marzo de 1800 siendo bautizado en Santiago. Casó con Ignacia de Lariz y Uribe. Su hijo Mariano de Larrinaga y Lariz Uribe, fallecido en 1875, fue Caballero de Santiago y casó con Margarita de Legarda y Felices, cuya hija Consuelo de Larrinaga y Legarda, casó el 2 de octubre de 1914 con Alfonso López Dóriga, IV Conde de Casa Puente.

X      José Domingo de Gortázar y Arandia: sigue a continuación con el número XV.

 

 


[1]Documentos relativos a la compra de un terreno vacío sito en la calle Santiago de la villa de Bilbao por parte de Domingo Martín de Gortázar, que pertenecía a su convecino Antonio José de Vitoria de Lecea como poseedor del Mayorazgo fundado por María Ortiz de Anuncibay y otros comisarios apoderados de su marido Diego Vitoria de Lecea. Cédula Real librada a petición de Antonio José de Vitoria de Lecea en las diligencias que se siguen ante el Corregidor de Vizcaya para la venta de los doscientos cincuenta y seis estados de tierra vacía en la calle Santiago de Bilbao, pertenecientes al citado Mayorazgo. Año 1732. Facultad Real concedida a Antonio José de Vitoria de Lecea por la que se autoriza la venta de un terreno vacío con su pared y tejavana, sito en la calle Santiago de Bilbao, perteneciente al Mayorazgo fundado por Diego de Vitoria Lecea y María Ortiz de Anuncibay en el año 1583. Dada en Sevilla, en el año 1733, ante Francisco de Castejón” (Archivo de Gortázar 860).

[2] María Jesús y Begoña CAVA MESA: “Bilbao, de villa mercantil a metrópoli cultural”, RSBAP, Madrid, 2001.

[3] Decreto 3290/1971 de 9 de noviembre (BOE 28-11-72). Correo, 8. Actualmente (2004), en este palacio residen los Gortázar Aguilar y es sede de Bilbo Zaharra euskaltegia, sociedad cooperativa limitada de enseñanza que se dedica a la euskaldunización y alfabetización de adultos desde 1973. Ver www.bilbozaharra.com, que recoge información sobre los Gortázar.

[4] Documento del Archivo de Gortázar, desaparecido nº4.

[5] Archivo de Salazar 2504/001-009.

[6] Aingeru ZABALA URIARTE; “Mundo urbano y actividad mercantil, Bilbao 1700-1810”, Biblioteca del Pueblo Vasco, Bbk, Bilbao, 1994.

[7] María Camino URDIAIN MARTÍNEZ; “Las Ciencias de la Naturaleza en la biografía de un ilustrado; Lorenzo de Prestamero y sodupe, 1733-1817”, R.S.B.A.P, Comisión de Alava, 2007.

[8] Elena ALCORTA ORTIZ DE ZÁRATE, “La burguesía mercantil en el Bilbao del siglo XVIII: los Gómez de la Torre y Mazarredo”, Txertoa, San Sebastián, 2003.

[9] Según Borja de AGUINAGALDE; “Cerca de 1300 vascos (de los que al menos un 40% son guipuzcoanos) entre 1520 y 1900 obtendrán un hábito de las cuatro Ordenes Militares…Los guipuzcoanos tuvieron predilección evidente por la Orden de Santiago”. Cfr. “Guía para la reconstrucción de familias en Gipuzkoa, (s.XV-XIX)”, Diputación Foral de Guipúzcoa, 1994.

[10] Vid; “Dibujos de los escudos de armas de la casa torre de Zubiete” (Archivo de Gortázar 911).

[11] A.H.N. Consejos Suprimidos, Registro del Sello de Corte, Ejecutorias de Pleitos, Leg. 37748/EXP. 4686.

[12] Cfr. “Libro donde se relatan los asaltos a las iglesias de los obispados y arzobispados españoles, cometidos desde 1706 a 1711 por las tropas inglesas del Archiduque Carlos, pretendiente al trono” (Archivo de Gortázar 695).

[13] Cfr. Archivo General de Indias, Contratación, 5796, L.1, F.213-215, Nombramiento de 28 de abril de 1705. El expediente de información y licencia de pasajero a indias de fecha 4 de noviembre de 1705, está también en el citado Archivo, Contratación, 5461, N.54.

[14] “Cuentas de receptoría del Tribunal de la Inquisición de Lima, con cargo y data, desde 18 de enero de 1714 hasta 4 de junio de 1717, realizadas por el receptor y caballero de la Orden de Calatrava, Domingo de Gortázar, y comprobadas por el contador Nicolás de Arburúa.” A.H.N. Inquisición, 4788, Exp.12

[15] Este viaje lo ha estudiado Manuel BASAS en su trabajo: “Relato de un viaje desde el puerto de Callao al de Cádiz en 1721, escrito por un Corregidor bilbaíno a su vuelta del Perú.” Revista de Indias, números 101-102, julio-diciembre de 1965. Basas lo califica de interesantísimo. Documento del Archivo de Gortázar, desaparecido nº 5.

[16] Según consta en el “Libro de Todas las Compras, Agregaciones, y gastos por menor, hechos, en cada una de ellas, que yo Don Domingo Martín de Gortázar Caballero del orden de Calatrava he comprado en el Ynfanzonazgo de éste Noble Señorío de Vizcaya, sus encartaciones, y esta Villa de Bilbao.” 1725-1741. Este volumen fue comprado por la Diputación Foral de Vizcaya en una librería de viejo y perteneció en origen al Archivo de Gortázar (1067), al que felizmente se ha reintegrado. Ver también el número 999.

[17] Cfr. “Escritura de venta de la citada capilla por la cantidad de doscientos ducados, otorgada en el año 1736 por Francisco Lorenzo de Izarza, vecino de dicha villa, maniobrero y administrador de la iglesia de Santiago, en favor de su convecino Domingo Martín de Gortázar”. “Decreto de la villa de Bilbao del año 1736 por el que se autoriza a Domingo Martín de Gortázar para abrir una sepultura en la entrada de la capilla del Socorro”. “Escritura de fundación de Aniversario perpetuo en la capilla del Socorro de la iglesia de Santiago de Bilbao, por la cantidad de tres mil ducados de principal, otorgada en el año 1740 por el Cabildo Eclesiástico de Bilbao en favor de Domingo Martín de Gortázar”. “Decreto emitido por la villa de Bilbao como único patrón de la fábrica de la iglesia de Santiago de dicha villa, por el que se concede poder a su maniobrero Francisco Lorenzo de Izarza para la venta de la capilla del Socorro de dicha iglesia. Dado en Bilbao, en el año 1735, ante José de Uriarte”. “Licencia expedida por el Obispado de Calahorra y La Calzada en favor del citado Francisco Lorenzo de Izarza para la venta de dicha capilla. Dada en Burgos, en el año 1735 y refrendada en Logroño en 1736”. (Archivo de Gortázar 893 y 96).

[18] Teófilo GUIARD Y LARRAURI: “Historia de la Noble Villa de Bilbao”, op. cit.

[19] Cfr. “La Basílica-catedral del Señor Santiago,” Teodoro MARTÍNEZ SÁENZ, S.I. Colección Temas Vizcainos, nº 90, Bilbao, 1982.

[20] Anastasio OLAVARIA Y AGUIRRE, “Patronazgo de Santiago sobre Bilbao,” Colección Temas Vizcainos, Bilbao, 1996.

[21] M. MAULEÓN ISLA, “La población de Bilbao en el siglo XVIII, Valladolid, 1961.

[22] www.familysearch.org

[23] Archivo Municipal de Hernani, Fondo Municipal, Histórico, Relaciones del Ayuntamiento, Relaciones con Varios, Hidalguías, Libro 9/Exp. 9.

[24] Román BASURTO LARRAÑAGA, “Comercio y burguesía de Bilbao en la segunda mitad del siglo XVIII”, Bilbao, 1983.

[25] Elena ALCORTA ORTIZ DE ZÁRATE, “La burguesía mercantil en el Bilbao del siglo XVIII: los Gómez de la Torre y Mazarredo”, op. cit.

[26] “Diccionario biográfico de los Parlamentarios de Vasconia, (1808-1876)”, Parlamento Vasco, Vitoria-Gasteiz, 1993. y “www.ih.csic.es”

[27] Juan Carlos GALENDE DÍAZ; “La participación del General José de Mazarredo en la expedición española a Argel de 1775 y sus consecuencias”, Boletín de la R.S.B.A.P, Tomo LIII, 2, San Sebastián, 1997.

[28] Ver Indalecio NÚÑEZ; “El Teniente General de la Real Armada Don José de Mazarredo Salazar y Gortázar”, RSBAP, Bilbao, 1945.

[29] Alfonso de CEVALLOS-ESCALERA y Almudena de ARTEAGA; “La Orden Real de España, (1809-1813)”, Madrid, 1997.

[30] Juan José MENEZO; “Monarquía Hispánica y Perfil vasco”, Madrid, 1997.

[31] Manuel BASAS FERNÁNDEZ; “Miscelanea histórica bilbaina”, Colección “El cofre del Bilbaino”, Bilbao, 1971. Cfr. también del mismo autor; “Vizcainos ilustres al servicio del Estado, el Ejército y la Marina” en “Bizkaia, 1789-1814”, Diputación Foral de Bizkaia, 1989.

[32] Julio F. GUILLÉN; “Los marinos que pintó Goya”, Madrid, 1928.

[33] Fernando GONZÁLEZ DE CANALES; “Retratos de los Oficiales Generales del Cuerpo General de la Armada,” Madrid, 2000.

[34] Alfonso Carlos SAIZ VALDIVIESO; “Mazarredo y Urquijo, entre dos fuegos” Muelle de Uribitarte Editores, Bilbao, 2008.

[35] Cfr. “Colección Antonio de Mazarredo”, catalogada por Ana María Vigón Sánchez, Museo Naval, Madrid, 1987.

[36] Archivo de la Casa de Juntas de Guernica, Fondo Diputación Foral de Bizkaia, Hidalguías, Expedientes de Hidalguías, Reg. 101, Gen. 1318.

[37] Interviene en un pleito sobre su Real Cédula de viudedad, años 1791-1800. A.H.N. Consejos Suprimidos, Consejo de Castilla, Salas de Justicia, Escribanía de Cámara de Pinilla, L 28838/EXP 4.

[38] Marqués del SALTILLO: “Historia Nobiliaria Española.”

Comentarios desactivados