1000 años de Genealogía Vasca

Página web de los Gortázar desde sus orígenes hasta los Gortázar Álvarez de las Asturias Bohorques

(La Rama Mayor de los Gortázar -representada hoy por los condes de Salazar- se estudia en el apartado XIX-XX. La Rama Segunda -de los Superunda- en el XX)

 

REMONTARSE AUTÉNTICAMENTE A LOS SIGLOS X Y XI SÓLO ES DADO A LAS RAZAS SOBERANAS Y A MUY CONTADAS FAMILIAS FEUDALES”

Francisco Fernández de Béthencourt 

 

“El libro, en realidad, empieza muchos años antes de la época a que se refiere. No puede decirse cuando. Una familia empieza siempre hace muchísimo tiempo y su espíritu es eterno. Por ello este libro tampoco termina… debería encuadernarse con muchas hojas en blanco, como pasa con los recuerdos…

Fernando de Gortázar Landecho

 

“El linaje, concepto que excede a lo puramente biológico, pues incluye un patrimonio común, principalmente espiritual pero con soportes materiales, que se transmite y comunica por los canales genealógicos. Si la idea de linaje, así concebida, es en la actualidad prácticamente inexistente, porque falta en los miembros la voluntad de mantenerla, fue vivísima en cambio en los siglos pasados”

Faustino Menéndez Pidal de Navascués

 

“Su lectura sugiere no solamente la recopilación anecdótica de una genealogía, sino también el devenir de una familia en un sentido inmanente de la misma; como vínculo físico y también espiritual… Presentes están los ecos del bíblico “Ubi sunt qui ante nos in hoc mundo fuere”, como en los versos de Bernardo de Morlay en el siglo XII, en el “Mais ou sont les neiges d´antan” de Villón en el XV, o el “Ay mi trotaconventos, ¿do te han levado?” de Juan Ruiz. Nos acerca también su lectura al “Recuerde” de Manrique. Recordar es decir confiar el pasado a la extraña facultad de la mente que de algún modo re-crea, aunque sea de forma efímera la existencia y la vida, y al mismo tiempo, como en los versos de Manrique, es meditación vital, memoria viva de la vida misma. Por eso, el recuerdo de los seres queridos, hace que estos no mueran realmente, pues la virtualidad del cariño, esencia de lo divino, vence incluso a la muerte.”

Ortuño de Bustite (MR)

 

“Heredaba sí, de la época anterior, de la tan añorada por Marañón, el señorío del aristócrata liberal… Superunda era liberal por encima de la política: liberal por la distinción de espíritu, por la exquisita tolerancia, por su gusto por el diálogo. Creyente hasta lo más hondo, patriarca fecundísimo, enemigo de la opulencia, pero afanoso por la riqueza de espíritu, se acercaba al pueblo como aquellos hombres vascos del siglo XVIII a los que Jovellanos tanto quiso…”

Federico Sopeña

“La experiencia nos acaba demostrando que las historias de familia, cuando sólo se transmiten por vía oral, tienden a ser incompletas y, sobre todo, a desvanecerse con el paso del tiempo”

Ignacio Bolarque

  

“La aristocracia que no se re-cultiva, normalmente a través del ejemplo, es fraude ridículo y pobre disculpa para quienes construyen su cosmovisión desde la envidia igualitaria y el odia a la excelencia. Así, el sano orgullo del clan en discreta satisfacción por la continuidad de la traditio de valores y virtudes se convirtierte en vanitas vanitatis”

 

Goyan Begos/ Gure Guraso/ Ziranen Gomutaz/ Nire Maitaleak/ Zorionekoak

(A Nuestros Queridos Antepasados/ de Santa Memoria/ Bienaventurados/ Que en el Cielo Descansan/ En Recuerdo)

 

RESUMEN DE LA SUCESIÓN DEL APELLIDO GORTÁZAR HASTA LOS GORTÁZAR-ÁLVAREZ DE LAS ASTURIAS:

 

I. JUAN LÓPEZ DE GORTÁZAR Y MENDOZA: primer Señor conocido y fundador del linaje Gortázar o Cortázar, Parientes Mayores de Vizcaya. Nació hacia 1170. Fue Señor de la Torre de Gortázar en Manurga y posteriormente Señor del Valle de Arratia por merced real tras salvar la vida a Alfonso VIII. Construyó la Torre de Gortázar en el lugar de Alzusta de Ceánuri hacia el año 1210. Seguramente fuese hijo de Lope de Gortázar y de una Mendoza. Posteriormente acompañó al Rey en la batalla de las Navas de Tolosa en 1212. Fue su primogénito y sucesor;

II. RUI LÓPEZ DE GORTÁZAR Y MENDOZA: nació hacia 1200. Fue Señor de la Torre y solar de Gortázar en el Valle de Arratia, Pariente Mayor de Vizcaya y Patrono de la Ante Iglesia de Santa María de Ceánuri. Le sucedió;

III. SANCHO LÓPEZ DE GORTÁZAR: Señor de la Torre y solar de Gortázar en Arratia y Patrono de Santa María de Ceánuri. Pariente Mayor de Vizcaya. Nació hacia el año 1235. Casó con la primogénita de la Casa vizcaína de ARRIQUIBAR. A partir de Sancho López de Cortázar faltan varias generaciones que no están documentadas y que enlazan con Juan Ruiz de Gortázar, analizado en el siguiente número.

IV. JUAN RUIZ DE GORTÁZAR GAMBOA: nació por los años de 1350. Pariente Mayor de Vizcaya, Señor de la Casa de Gortázar en el Valle de Arratia, Patrono de la iglesia de Santa María de Ceánuri y Señor del Palacio de Gortázar en Villaro. Casó con MARÍA DE VILLELA. En esta época los del linaje de Ochandiano quemaron la Torre de Gortázar en Alzusta. Tuvieron por hijo a;

V. RUI GARCÍA DE GORTÁZAR: nació hacia 1380. Llamado “el Caballero”. Señor y Pariente Mayor de la Casa de Gortázar en el Valle de Arratia y Preboste de Villaro. En esta época los Gortázar estaban ya establecidos en Villaro. Enajenó el Palacio de Gortázar al Señor de Villarreal, su cuñado. Casó con LUISA DE ABENDAÑO Y URQUIZU. Según otros autores casó con Berenguela Hurtado de Mendoza, probablemente en un segundo matrimonio. Tuvo cuatro hijos y le sucedió;

VI. RODRIGO RUIZ DE GORTÁZAR: fue Señor de la Casa de Gortázar en sucesión paterna, Pariente Mayor de Vizcaya y Preboste de la villa de Villaro. Nació hacia el año 1400. Casó con MILIA DE ZUMELZU. Pasó en el año 1471 a Villarreal de Alava donde casó en segundas nupcias con su sobrina Estíbaliz de Abendaño Gamboa y Mendoza,y tuvieron por hijo a Juan Ruiz de Gortázar quefundó la Casa de Gortázar o Ruiz de Cortázar de Villarreal de Alava.  El matrimonio Gortázar-Zumelzu tuvo por hijo a;

VII. MARTÍN RUIZ DE GORTÁZAR: Señor de la Casa de Gortázar en el valle de Arratia. Nació en Ceánuri hacia el año 1440. Fue Pariente Mayor de Vizcaya. Se le conoció con el sobrenombre de “Torneas” o Martín de Tornay. Murió hacia el año 1510. Casó en el año 1463 en Ceánuri, con SANCHA DE VILDÓSOLA, nacida en Castillo Elejabeitia. Fue su hija y sucesora;

VIII. ANTONIA RUIZ DE GORTÁZAR: nació hacia el año 1475, seguramente en Villaro, donde luego se casó y vivió. Señora de la Casa de Gortázar en el valle de Arratia y Pariente Mayor de Vizcaya. Heredó los bienes que tenían sus padres en Villaro, Ceánuri y Castillo. Antonia Ruiz de Gortázar fundó el vínculo de Gortázar junto a su marido, introduciéndose el apellido Gortázar en la varonía. Casó en Villaro el 28 de julio de 1506 con MARTÍN DE VILLELA Y MECETA, Señor de la Casa solar y Torre de Cirarruista en Dima. Fue su hijo;

IX. DONATO DE VILLELA Y GORTÁZAR: nació hacia 1512 y falleció en Villaro a los 76 años. Fue Señor de la Casa de Gortázar y de la de Cirarruista. Pariente Mayor de Vizcaya y Señor de Orotegui, Urcedien, Uribarri y Cirarduy. Contrajo matrimonio con ANA DE GUERRICAIZ UNDA JAUREGUI. Desempeñó el cargo de Contador de la Escuadra del Señorío de Vizcaya y de la Armada del Mar Océano. Le sucedió su hijo;

X. MARTÍN RUIZ DE GORTÁZAR Y VILLELA: nacióhacia 1540 en Villaro y falleció en 1608. Pariente Mayor de Vizcaya. Señor de Gortázar, Cirarruista, Caneza, Lejarza y Ugarte Celay. Fue el primer miembro de la familia en anteponer el apellido Gortázar al de Villela. Contrajo matrimonio en Villaro con MARÍA YBÁÑEZ DE OCERIN Y SÁENZ DE CASTILLO.Fundaron el mayorazgo de Gortázar y Villela el 1 de diciembre de 1603 con casa principal en Bilbao y reconstruyeron el Palacio de Gortázar de Villaro. Fue su hijo;

XI. DONATO DE GORTÁZAR Y VILLELA: nació en Villaro en el año 1569 y falleció en 1649. Pariente Mayor de Vizcaya, Señor de la Casa de Gortázar y del Palacio de Gortázar en Villaro, de las Torres de Ugartezar y Alzola, y de las Casas de Orotegui, Uncerdien, Cirarduy y Uribarri y Echezarraga. Fue Alcalde y Regidor de Villaro. Casó en 1594 con LUCÍA DE LAPAZA Y GUESALA (c.1570-c.1635). Matrimonió en segundas nupcias con Catalina de Abendaño y Gamboa Beaumont en 1603. Fue hijo del primer matrimonio;

XII. GERÓNIMO DE GORTÁZAR Y VILLELA: nació en Bilbao el 10 de septiembre de 1600 y murió el 16 de julio de 1655 a los 54 años, en Castillo. Fue militar y Pagador de Su Majestad. Regidor de Castillo y Elejabeitia. Nombrado en 1640 Teniente General y Alcalde Mayor de los cinco Valles de Peñamellera. Casó en Villaro el 26 de julio de 1630 con MARÍA OCHOA DE BARRENECHEA Y GALLANO(1609-1689), Señora de Gallano y Barrenechea en Elejabeitia. Les sucedió su hijo;

XIII. ALEJO DE GORTÁZAR Y VILLELA: fue bautizado el 2 de febrero de 1638 en Castillo. Fue Señor de la Torre de Gallano en Castillo y de la Casa solar de Barrenechea en Elejabeitia, bienes sobre los que fundó mayorazgo en 1679. Vivió en Bilbao, de donde fue Alcalde segundo y Regidor. Síndico de Castillo y Elejabeitia. Casó con MARÍA DE GUENDICA E YZAGUIRRE(1652-1718) en 1665. Tuvieron ocho hijos bautizados como Gortázar Villela. Fue enterrado en 1690 en Bilbao. Les sucedió su hijo;

XIV. DOMINGO MARTÍN DE GORTÁZAR Y GUENDICA: nació el 8 de abril de 1670 en Bilbao y allí falleció el 25 de marzo de 1743. Fue Señor de la Casa y Torre de Gallano en Castillo y de la Torre de Tosubando en Bedia. Señor de las Casas de Elguezua, Ybarra, Barrenechea, Uribe, Goitia y Urizabel. Fue educado en Londres y Flandes.Caballero de la Orden de Calatrava desde 1705. Diputado General del Señorío de Vizcaya en 1724-6 y en 1729. Tercer Alcalde de Bilbao y Prior del Consulado de Bilbao. Corregidor de Huaylas, Perú, en 1705. En 1724 vuelve a Bilbao y construye el Palacio de Gortázar. Fundó la capilla de Gortázar de la iglesia de Santiago. En 1738 fundó un mayorazgo de Gortázar. Casó en 1713 con MARÍA JOSEFA DE ARANDIA Y VÁZQUEZ DE VELASCO (1689-1763). Le sucedió;

XV. JOSÉ DOMINGO DE GORTÁZAR Y ARANDIA:nació en Bilbao el 27 de marzo de 1725. Falleció en Bilbao el 9 de febrero de 1790. Estudió en Bayona, Madrid y Paris. Caballero de la Orden de Calatrava desde 1743. Fue uno de los 24 Socios fundadores de la R.S.B.A.P. Varias veces Regidor de Bilbao y apoderado en las Juntas de Guernica. Fue Señor del Palacio de Gortázar en Bilbao y mandó construir el de Bedia. Señor de los mayorazgos paternos. Patrono de la capilla de los Gortázar en la iglesia de Santiago. Casó en 1748 con JOSEFA TERESA DE MONTIANO Y ARRIAGA (1725-1797). Le sucedió;

XVI. JOSÉ JAVIER DE GORTÁZAR Y MONTIANO:nació en Bilbao el 12 de julio de 1752 y falleció en la villa el 30 de mayo de 1807. Señor de los palacios de Gortázar en Bilbao y en Bedia. Estudió en el Real Seminario de Nobles de Madrid, en Bayona y Paris. Caballero de la Real Maestranza de Granada (1780). Regidor de Bilbao y Diputado General del Señorío de Vizcaya. Casó en Guernica en 1787 con NICOLASA JUANA DE LOYZAGA Y SANTA COLOMA (1757-1812). Les sucedió su tercer hijo;

XVII. JOSÉ MARÍA DE GORTÁZAR Y LOYZAGA:nació en Bilbao el 27 de agosto de 1793 y murió el 5 de septiembre de 1855 en Bilbao. Fue Señor de los palacios de Gortázar en Bilbao y en Bedia, de las Torres de Gallano y Tosubando y demás posesiones familiares. Patrono de la capilla de Gortázar en la iglesia de Santiago. Regidor y Teniente de Alcalde de Bilbao. Diputado General del Señorío en cuatro ocasiones. Fue Padre de Provincia, apoderado en las Juntas Generales de Guernica y miembro del Consulado de Bilbao. Casó en 1816 con MARÍA DEL CARMEN DE MUNIBE Y ARANGUREN(1796-1858), hija de los Condes de Peñaflorida. Fue el segundo de sus ocho hijos;

XVIII. MANUEL MARÍA DE GORTÁZAR Y MUNIBE:nació en Bilbao el 13 de julio de 1824 y falleció en Bedia el 12 de octubre de 1896. Señor de los palacios de Gortázar en Bilbao y Bedia, Señor de Gallano, Zaldívar, Arancibia, Tosubando, Ybarra, Elguezua, Echeandia, Urizabel, Goitia etc. Padre de Provincia de Vizcaya. Alcalde de Bilbao en 1860. Senador del Reino en 1877. Fue uno de los últimos presidentes de la Diputación General de Vizcaya antes de la abolición de los Fueros (1872-74) y primer Presidente de la nueva Diputación Provincial. Recibió la Gran Cruz del Mérito Militar por su defensa del Sitio de Bilbao. Contrajo matrimonio con Catalina Manso de Velasco (1836-1859). Volvió a casar en 1863, con su cuñada SUSANA MANSO DE VELASCO Y SALAZAR (1842-1934), dueña de los palacios de Samaniego, Irala,Yurreamendi e Idiáquez. De su noveno hijo -Javier- desciende la Rama Mayor de los Gortázar, representada por los Condes de Salazar. Fue su décimo hijo;

XIX. IGNACIO DE GORTÁZAR Y MANSO DE VELASCO: nacióen Bilbao el 7 de abril de 1881 y falleció el 17 de junio de 1971 en Bilbao. Fue VII Conde de Superunda, Grande de España y Gentilhombre de Cámara de S.M., Concejal del Ayuntamiento de Bilbao en 1938 y Presidente de Renovación Española en dicha villa. Ingeniero de Minas. Cofundador del Atlético de Madrid. Presidente de la Sociedad Filarmónica de Bilbao durante 34 años. Casó en 1907 con ÁNGELA DE LANDECHO Y ALLENDESALAZAR(1885-1968). Heredó con sus hermanos los Palacios de Gortázar de Bilbao y de Bedia así como el de Samaniego en Laguardia. Tuvieron nueve hijos, siendo el menor;

XX. FERNANDO DE GORTÁZAR Y LANDECHO:nació en Bilbao el 29 de mayo de 1925 y falleció el 10 de noviembre de 1997 en Madrid. Licenciado en Derecho. En 1954 casó en Bilbao con BEGOÑA de ROTAECHE y OZÁMIZ, con quien tuvo siete hijos. Primer ejecutivo y consejero de diversas empresas. Fue Vicepresidente Nacional de las Conferencias de San Vicente de Paul y de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Alumnos (Concapa). Desde 1983 hasta su fallecimiento fue Presidente Nacional de Acción Familiar (AFA).

XXI. GORTÁZAR ROTAECHE

XXII. GORTÁZAR ÁLVAREZ DE LAS ASTURIAS BOHORQUES

 

 

“En lo alto, donde se pone el sol, al lado de Ybargüen, en el barrio de Alzusta de Ceánuri estaba el solar de los Gortázar…[1]Así describe Juan de Gortázar -llamado en religión Fray Juan de Victoria- en su Nobiliario del año 1591, el origen del solar de los Gortázar en el Señorío de Vizcaya. En Alzusta se encuentran las antiquísimas ermitas, donde los Gortázar tenían su culto, de Santa Lucía y de San Miguel Arcángel datada esta última en el siglo X: “La ermita de San Miguel, en Alzusta, fue parroquia de antigüedad. Se fundó en el siglo X y se hallaron en su circunferencia lápidas sepulcrales muy curiosas, que desaparecieron hace muchos años” [2]. Iturriza también la data en el siglo X. Se halla en una pequeña colina llamada Illauri. Juan Sáez de Gortázar, casado con María Pérez de Gortázar, llama suya a la ermita de Santa Lucía en Alzusta en el pleito de la violenta Misa de la Nochevieja de 1588de Santa María de Ceánuri, sobre los Parientes Mayores de Vizcaya del apellido Gortázar, del que fue parte y que se relata en el número X de este trabajo. Comenzamos esta historia con la sucesión de Juan López de Gortázar (o Cortázar) Mendoza, primer Señor conocido de la Casa de Gortázar en Manurga, Alava, a principios del siglo XIII. Los Gortázar estuvieron vinculados a Alzusta (Vizcaya) desde comienzos del siglo XIII. La línea sucesoria principalpermaneció en Ceánuri hasta mediados del siglo XIV cuando bajaron a Villaro (como luego se verá, una rama quedó en Ceánuri hasta su desaparición en la Casa de Sierra hacia el año 1600) y allí permanecieron hasta finales del siglo XVI en que recalaron paulatinamente en Bilbao para establecerse en la villa definitivamente a finales del siglo XVII.Los miembros del linaje de los Gortázar-Villela han emparentado durante casi mil años de forma muy endogámica con otras familias vascas y de Parientes Mayores. Las armas de los Gortázar se estudian en capítulo de los siglos XII-XIII.

 

La familia o linaje de Gortázar es el que más veces ha ocupado el cargo de Diputado General del Señorío en toda la historia de Vizcaya. Este desempeño en el Gobierno Universal del Señorío[3], hasta la abolición foral, era el de más prestigio en Vizcaya. Está documentado al menos en once ocasiones; 1724-26, 1728-30, 1794-96, 1796-98, 1831-33, 1839-41, 1844-46, 1870-72, 1874-6, 1876-1878 y 1877-80. Con diez veces aparecen los linajes de Novia, Eguía, Ugarte y Meceta. Con nueve; Adán de Yarza, Allendesalazar, Basurto, Larrinaga, Loyzaga, Olaeta y Urquijo. En ocho ocasiones lo ocuparon los Arrieta Mascarua, Landecho y Mugártegui.

 

Una de las evidencias que se reflejan en esta sucesión genealógica, que relata el devenir histórico de un pequeño linaje milenario, es la diferencia entre la mal llamada “alta sociedad” y la aristocracia (de sangre y de educación), diferencia fácilmente entendible por los miembros de ésta última, ya que los principios de una y otra son opuestos.[4] A esta aristocracia se refería Salvador de Madariaga; “Ha habido en Europa verdaderas capas sociales de aristocracia discreta y culta cuyo servicio a la civilización europea ha sido incalculable” (“Abolengo”, ABC, 16 de abril de 1978).

 

Se hace especial referencia a la Casa y apellido de Villela[5]–Parientes Mayores de Vizcaya, como los Gortázar- en el número VIII de este trabajo ya que corresponde por varonía a los Gortázar durante mil añospuesto que el 28 de julio de 1506, Martín de Villela, decimotercer nieto de Sancho Garceis de Villela nacido hacia el año 1015, casó con Antonia Ruiz de Gortázar, cambiándose entonces, por razones de mayorazgo, el nombre Villela por el de Gortázar Villela durante casi tres siglos. Desde principios del siglo XVIII hasta hoy se ha utilizado únicamente el de Gortázar.

 

En este trabajo se incluye también el apellido Cortázar(capítulo Ruiz de Cortázar), por tener el mismo origen que los Gortázar, aunque de diferente tronco al de los Villela y Gortázar. En las noticias más antiguas recogidas en este trabajo se utilizan los nombres Gortázar y Cortázar, escrito de ambas formas según la costumbre de cada persona o rama, no pudiéndose decir cual denominación es anterior. El Inquisidor Juan de Gortázar en 1602 habla de la “fundación de estta casa y solar de Corttazar o Gorttazar…”De todas formas se puede afirmar que en general los ascendientes familiares que se denominan Cortázar vivían o estaban vinculados a lugares de la provincia de Alava mientras que los Gortázar lo han estado a la de Vizcaya. A finales del siglo XV quedan definitivamente diferenciadas ambas formas. Por lo tanto es erronea la afirmación de un ilustre historiador jesuita sobre el origen decimonónico de la “G”. Según Félix de Rújula; “la familia distinguida en España con el apellido Cortazar es de las más antiguas, con origen inmemorial, hallándose escrita indistintamente Cortazar y Gortazar”. Como dato anecdótico, diremos que según datos de Instituto Nacional de Estadística (Explotación del Censo Electoral), en el año 2001 había en España 405 personas apellidadas Gortázar, distribuidas en 20 provincias. En Vizcaya residían 201 (49,6%), en Madrid, 85 (21%), en Guipúzcoa 45 personas (11,1%) y en Alava 18 (4,4%). Es decir, en el País Vasco residen el 65,1% de los Gortázar y añadiendo Madrid, suma el 86,1%. Por lo que respecta al apellido Cortázar, tan cercano al de Gortázar tal y como se ha visto anteriormente, señalaremos que es en Vizcaya donde está más extendido. Existen en España 2.379 personas (datos del INE) de apellido Cortázar, de las cuales el 36% residen en Vizcaya, el 14% en Madrid, el 9,9% en Guipúzcoa y el 9,8% en Alava. En el País Vasco residen por lo tanto el 55,7% de los Cortázar. No se incluyen en esta estadística a los Ruiz, Fernández, Sáez, Sáenz o García de Cortázar, aunque tienen igual punto de partida. Los García de Cortázar habitaron en Cigoitia, principalmente.

 

El origen de la palabra Gortázar es la mejor prueba de su gran antigüedad. De manera sencilla se puede afirmar que Gortázar o Cortázar significa “Campo viejo”, “Corta-zar”. Zar o zahar significa viejo en vascuence y corta se traduce también como corral, pradería, desmontado, cuadra, rozado, establo o cortijo. La palabra corta viene del latín cohors, cohortis (recinto, patio, corral…), que a su vez se relaciona con hortus (jardín, huerto) y el prefijo co-, que implica una idea de compleción y deriva, probablemente, de la preposición cum (con). Siguiendo a Juan Carlos de Guerra, diremos que Gortázar significa, más propiamente; “Sel viejo”. En la antigua legislación del País Vasco, sel es el coto redondo formado por un círculo perfecto de terrenos en cuyo centro se halla un único mojón, llamado “Autz-arria” (piedra cenizal), donde los antiguos habitantes del País Vasco hacían fuego junto al ganado para calentarse o para adorarlo, antes de la plena expansión del cristianismo. En Vizcaya existe el sel de invierno, Corta-osoa, y el de verano, Corta-erdia, de 126 y 84 estados respectivamente. El estado era una medida muy utilizada en el País Vasco y en Castilla. En Vizcaya un estado equivalía a 49 pies cuadrados, siendo el pie cuadrado 0,0776 metros cuadrados. En la primera mitad de la década de 1990 se excavó en un sel de Urnieta (Guipúzcoa) y bajo él se hallaron trozos de carbón del siglo II [6]. Es interesante la etimología del apellido Gorta o Cortá-zar porque también da luz a la cuestión de si la palabra es en origen con c o con g. Siendo cierto que la palabra Corta proviene del latín, es también cierto que la palabra latina cohors es de origen protoindoeuropeo.En irlandés gort significa campo y proviene del protoindoeuropeo gher (encerrar), gharto (encerrado). Esta raíz es origen de gard (cercado, en fráncico), gart (círculo en alemán antiguo), jart (huerto en francés antiguo, de ahí; jardín), yard (patio en inglés), gard (sueco), gaard (holandés), gordo (ruso), garz (bretón) y las más obvias garden y garten en inglés y alemán, respectivamente. Por otra parte, la palabra sel es también prerromana, de origen céltico, con similar significado en su origen.

 

A continuación se incluye la descripción del apellido efectuada por Fernando González del Campo Román[7]: “Gortázar pertenece al grupo de los apellidos toponímicos, que derivan de adoptar por apellido el lugar de origen, vivienda o señorío. En Alzusta tuvieron los Gortázar su casa solar. Hay un sel –sin nombre en el mapa– con una valla circular de piedra, justo al oeste de la carretera entre Ceánuri y Villarreal –Km. 39 de la N-240– y de la casa de Letona. Parece que es el único sel de Ceánuri que conserva intacta su cerca. Puede que la casa primitiva de Gortázar en Alzusta se levantara junto a un sel viejo. En el sudeste de Ceánuri, hay un paraje llamado Cortabarri (c. 615 m. sobre el nivel del mar), que conserva por el norte y el noroeste la cerca circular de piedra que lo hubo de delimitar en el pasado. Además, en el barrio de Alzuaga, al sur de Ceánuri, hay una casa Gortázar, donde vive actualmente un Lapaza-Gortázar Echezarraga. Según un familiar de la casa de Gortázar Goikuria, del cercano barrio de Ipiñaburu –al sur de Alzuaga–, llaman Cortazar a las tres o cuatro casas donde está la citada de Alzuaga. Hay un barrio llamado Cortázar o Gortázar en el municipio de Ispáster(norte de Vizcaya), pero al parecer su nombre procede del apellido. También hay en esta provincia un caserío Gortázar en Marcaida(Munguía) –muy cerca de Ispáster–, un término del mismo nombre en Gordejuela y una campa homónima sobre Urrechu, que es un amojonado antiguo de Bilbao en su límite con la anteiglesia de Abando. Con todo, considerando la distribución más antigua del apellido que conocemos, no parece que ninguno de estos topónimos sea su origen. En Villarreal de Álava(al sur de Ceánuri) hay, por ejemplo, un monte llamado Cortabarri. También existe en el País Vasco el apellido Corta, que no está mal representado, verbigracia, en Dima (Arratia). Por otro lado, entre Durango y Éibar, un poco al sur –en el término de Elorrio (Vizcaya)–, hay un río llamado Cortazar o Sagasta. Y en Placencia de las Armas (Guipúzcoa) hay un monte que llaman Cortazar o Muneta. También en Oñate, en el sudoeste guipuzcoano, se repiten los topónimos Cortazar, en la parte más antigua de la villa, y Cortabarri, en la posterior. Otros linajes conocidos de Cortázar tuvieron casa solar en Cestona (Guipúzcoa), Olaeta(Álava) y otros lugares. Es decir, el apellido homófono pudo surgir no sólo en Arratia, sino también en una o más comarcas cercanas, como el Duranguesado o la cuenca norte del Deva. De hecho, si bien hacia 1370 Juan Ruiz de Gortázar era señor de la Casa de Gortázar en Ceánuri, en 1380 Pero Ibáñez de Cortázar era vecino de Azcoitia, en 1382 mencionan a Martín Barba de Cortázar en Lequeitio, y en 1391 Juan García de Cortázar era vecino de Mondragón. Es decir, en el siglo XIV el apellido Cortázar estaba ya bastante extendido en la zona fronteriza entre Vizcaya y Guipúzcoa”.

 

En consonancia con los avances científicos, hacemos una breve referencia a la genética de los Gortázar.La paleo genética, la antropología genética y la llamada “genografía” están actualmente en el punto de mira de científicos, curiosos y políticos. Sin embargo, los proyectos genográficos están todavía en mantillas debido principalmente a la escasez de muestras estadísticas. Presumiblemente el coste de las pruebas de ADN (mitocondrial y del cromosoma Y) disminuirá con el tiempo y facilitará estudios más seguros, disminuyendo las conclusiones interesadas de estudios sesgados políticamente. El cromosoma Y de los Gortázar (heredado por varonía) pertenece al haplogrupo R1b (M343)según el “Genographic Project” y lo ha sido presumiblemente al menos durante los últimos diez siglos. Recordemos que estaríamos hablando de la varonía de uno de los apellidos más antiguos de Vizcaya, si no el más y que su origen por varonía muy probablemente es el mismo que el de los Señores de Vizcaya.Este marcador genético que tiene unos 20.000 años es el más frecuente en Europa, con una densidad cercana al 65% en Europa Occidental. En el conjunto de España y en Italia alcanza aproximadamente el 60%. Las zonas donde se dan los porcentajes más elevados son; Gales, País Vasco e Irlanda (cercanos al 90%). Actualmente está por asentarse como lugar común entre los científicos las dataciones y densidades de los distintos subgrupos del haplogrupo R1b. La alta densidad en Gales y País Vasco obedece al menos en parte a un cierto aislamiento histórico, al habitat disperso y a la endogamia.

 

Algunos estudios actuales con muestras de individuos con cuatro abuelos vascos(hoy claramente minoritarios) evidentemente hablan de conclusiones comunes a los vascos anteriores a la revolución industrial. La genética del vasco medio actual en poco se parece a la que existía hace más de un siglo. Sin embargo es evidente que tanto la paleolinguística, la antropología, la etnografía, la paleogenética y la etnogénesis han demostrado que el País Vasco presenta unas diferencias claras frente a otros lugares, que evidencian su origen no indoeuropeo. Las relaciones no casuales en ciertas zonas caucásicas, con el íbero, el finés y con el bereber y el guanche bien pudieran hablar de una raíz común, parcialmente en línea con los estudios sobre hidronimia en Europa de Theo Vennemann y su tesis sobre el protovasco, (que podría ser la primera o una de las primeras lenguas españolas y europeas) a pesar de ciertos errores técnicos de su tesis y de las críticas recibidas por grandes lingüístas. La relación vasco-bereber podría tener su origen en las huestes que abandonaron a Aníbal en el año 219 a.c. en la zona geográfica en que habitaban los vascones. Hay muchos estudios sobre este interesantísimo tema pero algunos contienen falsificaciones (cfr. Iruña-Veleia, Zubialde) o responden a un “parti pris” ideologizado que rechaza cualquier teoría que explicara definitivamente el origen de los vascos[8], para así diferenciarse siempre, o son puros ataques acientíficos contra la historia del País Vasco, por atavismos políticos antivasquistas. Con respecto al vascuence hay que señalar que el texto vasco no epigráfico más antiguo (en las famosas Glosas Emilianenses) es de principios del siglo XI y es prácticamente indescifrable. Por lo tanto, cualquier prudencia es poca. Descartada la valoración positiva del tema racial, especialmente después de los horrores del nazismo, es evidente que la cultura en sentido amplio es el elemento que aglutina a los pueblos. En este sentido la cultura vasca de los últimos 1.000 años (que es bien conocida en todas las disciplinas científicas), es prácticamente la misma que la de los demás pueblos que han conformado Hispania, Las Españas y España. Me refiero a la cultura de los siguientes vascos euskadunes; los Haro, el Canciller Ayala, Loyola, Peñaflorida, Baroja o Zubiri (frente a la cultura de los Lara, la del Arcipreste de Hita, la de Teresa de Jesús, la de Jovellanos, la de Galdós y la de Ortega y Gasset).

 

Por último, se ha de hacer una referencia al tema de los archivos de la familia Gortázar, principal fuente de este trabajo. Se trata de los llamados “Fondo Gortázar” y “Fondo Samaniego”, cuyos titulares fueron los hermanos Gortázar Manso de Velasco. En la actualidad ambos archivos suman 4.359 documentos (1.823 y 2.536 respectivamente), con fechas extremas de 1447 a 1967. Un documento puede definirse como la “Unidad mínima de información intelectualmente indivisible”. Desconozco el número de documentos que desaparecieron malamente, según se explica más adelante, tras el expolio del Archivo de Gortázar de Bilbao. Desde un punto de vista archivístico y nobiliario encuentro más adecuado hablar del “Archivo de Gortázar” (de la Casa, familia, linaje) que del “Archivo Gortázar”. Se trata de un volumen importante para lo que son los archivos de familia del País Vasco. Como referencia se puede citar el Archivo de los Condes de Peñaflorida[9], antepasados de los Gortázar, que tiene 3.897 documentos relativos a diversos apellidos, principalmente al de Munibe, el linaje ilustrado más destacado en la historia de Guipúzcoa. Otro archivo importante guipuzcoano es el Archivo de la Casa de Zavala[10], Condes de Villafuertes, antepasados también de los Gortázar, que contiene 9.712 documentos, no todos relativos a apellidos vascos. El Archivo de los Condes de Motrico[11]cuenta con 1.800 documentos. En la Diputación Foral de Vizcaya hay otros archivos de menor tamaño como el de Munibe, de 4,8 metros lineales (1506-1977), el de Salazar de Muñatones(544 documentos), el de Vildósolao el de Mugártegui. Los más voluminosos son el de Ybarra, temporalmente bastante más moderno, principal archivo de la Revolución Industrial vasca, con más de 9.000 documentos (163 metros lineales), y el del Marqués de Villarías, de apellido Quadra-Salcedo, de 24 metros lineales y fechas extremas de 1439 a 1927. Los Ybarra fueron quizá la familia más representativa de la alta burguesía vasca que realizó la revolución industrial. Junto a ellos se pueden citar a los Martínez de las Rivas (el más adinerado de su tiempo), Chavarri, Aznar, Urquijo, Sota, Gandarias, Zubiría etc. Otros archivos familiares vascos son los de Montefuerte, Rocaverde, Loyola, San Millán, Vicuña, Rotaeche, Yrizar, Alameda etc.

 

Estos Archivos de Familia, como en tantos otros casos, son fruto de la historia familiar.Su conservación fue fruto de motivos legales, sociales y sentimentales. En cada generación suele haber un miembro del clan que se preocupa de guardar, ordenar y acrecentar los papeles familiares, en mayor o menor medida, añadiendo en ocasiones la traslación de la tradición oral a la escritura. En las generaciones de los primeros gortázares bilbainos es de destacar el trabajo de Domingo Martín, a principios del XVIII (siglo muy habituado a la escritura), que fue iniciado por su padre -Alejo- y continuado por su hijo José Domingo de Gortázar y Arandia. En generaciones recientes fue su biznieto Manuel María de Gortázar y Munibe y especialmente el hijo de éste, Álvaro de Gortázar y Manso de Velasco el que continuó con la paciente labor archivística, heredada en parte por su sobrino Fernando de Gortázar y Landecho. A principios de los años sesenta ambos archivos familiares fueron donados por los Gortázar a instituciones públicas.

 

En el año 1963 el Archivo de Gortázar de Bilbao fue donado al Ayuntamientode dicha villa. Posteriormente fue expoliado y la causa está sub judice. Tras diversas vicisitudes y transcurridos muchos años sin poder ser consultado por el público, la Diputación Foral de Vizcaya ha procedido felizmente a la catalogación profesional y publicación definitiva de lo que se ha conservado del mencionado expolio. De esta forma se ha cumplido, aunque sea parcialmente, la voluntad de los donantes. En febrero de 1997 Agustín Gómez Gómez realizó un catálogo de parte del archivo (272 documentos). En su trabajo “El coleccionismo en el Bilbao del siglo XVIII: El caso de la familia Gortázar”, publicado en 1997 y que se cita más adelante, el señor Gómez afirma: “En 1995, dentro del proceso de restauración que todavía sufría el Archivo Municipal, nos encargaron catalogar los documentos del Archivo Gortázar. Esta tarea fue realizada en los talleres de Garellano por los entonces restauradores José Antonio Cadiñanos, Roberto Conde, Ricardo de la Fuente y Agustín Gómez. Todos los documentos fueron signados, foliados e informatizada una primera catalogación. En ese mismo año el Archivo Municipal fue trasladado al Archivo de la Diputación, donde se encuentra en la actualidad”. En septiembre de 1998 constaba de 53 cajas de 8 metros lineales en total. Posteriormente se le agregaron otros documentos que pertenecían al archivo.

 

El catedrático de Historia (desde los 32 años), Ignacio Olábarri Gortázar[12], nieto de los donantes, explica el devenir del Archivo de Gortázar de la siguiente forma: “En su calidad de archivero del Ayuntamiento de Bilbao… El propio Basas publicó algunos trabajos importantes a partir de los documentos del archivo, pero ni lo catalogó ni permitió su consulta por otros investigadores (tampoco a quienes pertenecían a la familia Gortázar). A su muerte, sus fondos –como todos los del Ayuntamiento de la Villa- fueron expoliados. Lo que se salvó puede hoy ser consultado en el Archivo de la Diputación Foral de Vizcaya y ha sido recientemente catalogado. Esperemos que, una vez concluido el pleito que siguió al conocimiento del robo de documentación perteneciente al Ayuntamiento de Bilbao, pueda recuperarse una parte de los fondos de la familia Gortázar; desgraciadamente, parece que otros han desaparecido para siempre”. Parte de los documentos del Archivo de Gortázar, se encontraban desordenados en el Archivo de Ybarra, en el de Salazar y posiblemente en otros archivos, como se explica más adelante. Entre ellos han aparecido sorprendentemente varios en el Archivo de los Marqueses de Torrelaguna, adquirido por el Estado en el año 2000 y que actualmente están en la Sección de Nobleza del Archivo Histórico Nacional. Otros miembros de la familia Gortázar tienen documentos familiares. He señalado en respectivas notas a pie de página de este trabajo algunos documentos que entiendo desaparecidos.

 

Manuel Basas comienza así uno de sus trabajos sobre los Gortázar[13]: “La amabilidad de la Gortázar, de Bilbao, ha puesto en nuestras manos un rico archivo de documentos privados, la mayor parte de los cuales pertenecen al siglo XVIII, que es cuando se constituyó una rama bilbaína de un viejo tronco genealógico radicado en la anteiglesia de Ceánuri desde los tiempos medievales.Hay memoria también en este archivo, de estos antecedentes originarios de la familia Gortázar o Cortázar en el barrio de Alzusta, en dicha anteiglesia, los cuales nos han servido para ambientarnos primeramente en nuestro estudio acerca de la prosapia y profunda hidalguía de la rama bilbaína del siglo XVIII, que va ocupar, después, preferentemente nuestra atención. No hemos pretendido hacer un completo estudio genealógico de esta antigua y completa familia, cuyos entronques son múltiples con los apellidos más ilustres de Vizcaya, de las provincias vascongadas en general y de otras regiones españolas… No es nuestro objeto el apurar, entera, la amplia y profunda genealogía de los Gortázar, de Vizcaya. El árbol es tan frondoso y tan interesante, que bien pudiera merecer la atención de alguien con ganas de agotar su estudio. Los datos abundan en el archivo familiar, así como en algunas publicaciones. Pero lo inédito es todavía mucho mayor que lo dado a la estampa. Y las conexiones, ramificaciones y entronques de los Gortázar con los Idiáquez, los Arandia, Vázquez de Velasco, Manso, Peñafloridas, etc.,les hace emparentar con muchas, grandes e ilustres familias del país, sin olvidar el enlace con San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier”. Este trabajo de Basas esuna obra sobre la intrahistoria de la familia Gortázar en el siglo XVIII, basada en datos del Archivo de Gortázar. Tiene los siguientes capítulos; I. Introducción, II. Genealogía de los Gortázar, III. El corregidor del Perú, IV. Un caballero bilbaino del siglo XVIII, V. La fortuna del caballero, VI. Joseph Domingo de Gortázar, VII. Una fortuna mejorada, VIII. Cuadros y libros, IX. Apéndices.El caso de los entronques con los Idiáquez es múltiple; los Gortázar Manso de Velasco tenían hasta 14 veces el apellido Idiáquezentre sus 1.000 primeros apellidos.

 

Contrasta lo anterior con el magnífico trabajo realizado por la Diputación Foral de Alava al inventariar y catalogar el otro archivo de la familia Gortázar, llamado actualmente “Fondo Samaniego”. Este importante archivo familiar fue donando por los hermanos Gortázar Manso de Velasco en 1962 a la Diputación Foral de Alava, al tiempo que se vendió a dicha Diputación, a través de la sociedad Arraya, S.A., el Palacio de Samaniego en Laguardia, por la módica cantidad de 50.000 pesetas. La catalogación y publicación del Archivo de Samaniego fue dirigida por Mª Camino Urdiain Martínez. Como aclaración debe mencionarse que en la introducción del Inventario del Fondo Samaniego publicado en Vitoria en el año 1984, se dice erróneamente que el archivo fue vendido, cuando lo cierto es que fue donado. También se afirma que la donación la realizaron los hermanos Manso de Velasco, cuando lógicamente fueron los hermanos Gortázar Manso de Velasco. El archivo fue estudiado por Ochagavia en 1956 y catalogado previamente por Álvaro de Gortázar y Manso de Velasco. Contienen siete grupos familiares; Familia Samaniego (Laguardia), Familia Samaniego (Señores del Valle de Arraya), Familia Idiáquez (Tolosa), Familia Manso de Velasco (Torrecilla en Cameros), Familia Manso de Velasco (Condes de Superunda), Familia Salazar (Manzanos) y Familia Albiz Salazar. Los árboles genealógicos que ilustran el Inventario los realizó Juan Vidal-Abarca.

 

La primera generación de los Gortázar de la que hay memoria comienza en Juan López de Gortázar (o Cortázar) y Mendoza según recogen el dominico Fray Juan de Victoria[14], el InquisidorJuan de Gortázar[15], Francisco de Mendieta[16], Gerónimo de Villa[17], J. de Mata[18], Juan de Olariaga[19], el franciscanoFray Pedro de Cortázar[20], el Padre Gabriel Henao[21], Juan Alfonso Guerra[22], Juan Ramón de Iturriza[23], Juan Ernesto Delmas[24], Juan Carlos de Guerra[25], Manuel Basas[26], José María Díaz de Mendíbil[27], Javier Ybarra[28] y otros autores.

 

 


[1]Fray Juan de VICTORIA (Juan de Gortázar): “Nobiliario alavés”, 1591. Este interesante Nobiliario, escrito entre 1585 y 1597 constaba de 678 folios, de los que se conservan 550. Fue titulado “De la antigüedad de España y naciones cantábricas y nobleza suya, por Fray Juan de Agortazar Axpuru Yurre, etc., dominico, natural de Alava, llamado Fray Juan de Victoria en su Orden. Acabose el año 1591. Acaso es el original. Folio.” José Luis de VIDAURRAGA e Inchausti realizó un gran trabajo publicándolo. Afirma Vidaurrazaga: “El autor se llama Cortázar, Gortázar o Agortázar, que todo es un mismo apellido”. Es curioso señalar como el autor mismo relata que tomó el nombre en religión de Juan de Victoria porque su maestro “fray Juan de Victoria, o de Lasarte, que le dio el hábito, se lo mandó, y porque ríen en Castilla de los apellidos de acá”. Nació hacia el año de 1515 y murió después de 1597.

[2]Cita de la “Guía histórico-descriptiva del viajero en el Señorío de Vizcaya en 1864”, Juan Ernesto DELMAS, Madrid, Diputación de Vizcaya, 1944.

[3]Cfr. Dario de AREITIO, “El Gobierno Universal del Señorío de Vizcaya”, Bilbao, Imprenta Provincial de Vizcaya, 1943.

[4]Al respecto cabe citar un libro recientemente aparecido sobre la “Alta sociedad”, que evidencia la confusión entre ambos conceptos. La autora cree retratar la alta sociedad vasca y española, confundiéndola con la aristocracia. La autora no ha pertenecido ni a la una ni a la otra, como ella misma reconoce, “por elevación”. La crítica a ambas es parcial, injusta, confusa, en ocasiones soez, pretenciosa y plagada de errores sobre las costumbres sociales y los hechos históricos y políticos. Es un monumento a la ambigüedad publicitariamente calculada. Se intenta retratar a una familia tan ridícula que sólo ha podido existir en la mente de algún miembro (corto) del servicio doméstico de entonces, o de un administrador de un “señorito”. La identificación de la monarquía con los rubios y políglotas es lamentable. La lejanía moral sobre los que convivieron con el franquismo debiera resultarle personalmente vergonzosa. Se salva la literatura sobre la relación entre los dos hermanos protagonistas, que tiene fuerza emotiva y caracteriológica.

[5]Juan de GORTÁZAR; “Noticias de las casas solares de Villela, Gortázar y Vildósola, la primera sita en Munguía y las otras dos en Arratia”. Escritas por el Inquisidor Juan de Gortázar, el año 1602,32 hojas sin foliar. Archivo de Gortázar 908. Ofrece una certificación y fe de los “Libros y copias de linajes que blasonan los solares y Casas Nobles de España que están en Simancas en poder de los Reyes de Armas del Rey N. S.” Ver también el 907: “Información genealógica de los descendientes de la casa torre infanzona del apellido Gortázar, sita en la anteiglesia de Ceánuri, y ascendientes de Domingo Martín de Gortázar”.

[6] Según Luix Mari ZALDUA ETXABE: “Seles en Urnieta”, Kulturnieta, 1996. Ver www.paisvasco. com/urnieta/seles.html.

[7] www.tusapellidos.com, 2004

[8]Como ejemplo de enfoque sin apriorismos ideológicos, cfr. Martín ALMAGRO GORBEA; “El origen de los vascos”, Madrid, R.S.B.A.P., 2008.

[9]F. Borja de AGUINAGALDE y Gabriela VIVES; “El Archivo de los Condes de Peñaflorida”, San Sebastián, 1987.

[10]F. Borja de AGUINAGALDE ; “Inventario del Archivo de la Casa de Zavala”, Vitoria, San Sebastián, 2000.

[11] Cfr. Badator en www.irargi.org, excelente base de datos de documentos históricos vascos.

[12]Ignacio OLÁBARRI GORTÁZAR, nacido en 1950, Catedrático de Historia Contemporánea, Licenciado en Derecho; “Juan Carlos de Gortázar (1864-1926) y la música en Bilbao”, Revista Musical, Bilbao, Diputación Foral de Vizcaya, 2003. Olábarri ha sido profesor agregado de Historia Contemporánea y director del departamento de Historia Moderna y Contemporánea de la Universidad de Murcia, y catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad del País Vasco. Es director del Departamento de Historia Contemporánea y subdirector del Centro de Investigaciones de Historia Moderna y Contemporánea de la Universidad de Navara.

[13]Manuel BASAS FERNÁNDEZ, Catedrático de la Universidad de Bilbao y Archivero Bibliotecario de la Villa de Bilbao; “Vida y Fortuna de los Gortázar, Caballeros ilustrados de Bilbao en el siglo XVIII”. Anuario de Historia Económica y Social, 1968.

[14]  “Nobiliario alavés”, Op. cit.

[15]  “Noticias de las casas solares de Villela, Gortázar y Vildósola…” Op. cit.

[16]Archivo de Gortázar 1033

[17]Gerónimo de VILLA, “Solares de España”, Manuscrito, folio 174, Madrid, Biblioteca Nacional. Rey de Armas de Felipe IV.

[18] Jerónimo de MATA; ”Nobiliario”, Manuscrito, folio 165, Madrid, Biblioteca Nacional. Rey de Armas de Felipe III y Felipe IV.

[19] Juan deOLARIAGA DE VERGARA; “Noticias de quienes fueron los del apellido de Cortazar, de su casa solar antigua, pariente maior y cabeza de vando, en Manurga, sita en la Alda de la gran Montaña de Gorbea, y como se entroncaron con Garibay, y los actos, y empleos, que obtuvieron”, circa 1.650, y “Noticias de la torre de Garibay, de sus señores, de sus regalías etc. De las casas de Aguirre, Guebara, Galarza, Cortazar, Villela y Mendoza”, 1665.

[20]Fray Pedro de CORTÁZAR; “Relación de la inbestigacion y antiguedad de la torre y Casa Solar de Gortazar del Varrio de Alzusta de la Anteiglesia de Zeanuri, en el Valle y Merindad de Arratia, en el M.N y M.L. Señorío en Vizcaya, sacada de otras, que se hallan en poder del Capitan don Martin Saenz de Villela Gortázar y Zirarrusta, en este año de 1681”. Archivo de Gortázar 909. Estuvo en Burgos y Valladolid y fue Calificador del Santo Oficio.

[21] Gabriel de HENAO; “Averiguaciones de las Antigüedades de Cantabria, enderezadas principalmente a descubrir las de Vizcaya, Guipúzcoa y Alava, provincias contenidas en ella”, 1688, Edi. E. López, Tolosa, 1894-5.

[22]Juan Alfonso GUERRA, Cuaderno octavo de sus minutas originales, folio 312, Caballero de Santiago y Rey de Armas de Carlos II.

[23] Juan Ramón de ITURRIZA Y ZABALA (1741-1812); “Historia General de Vizcaya y Epítome de las Encartaciones”, publicada en Bilbao en 1885 y 1967. Su obra fue ampliada por Manuel de AZCÁRRAGA Y RÉGIL. He manejado una copia (nº XXVII) suya manuscrita en 1805, perteneciente al Conde de Montefuerte.

[24] Juan Ernesto DELMAS ; “Guía histórico-descriptiva del viajero en el Señorío de Vizcaya en 1864”, Madrid, Diputación de Vizcaya, 1944.

[25] Juan Carlos de GUERRA, (1860-1941, Académico C. de la Historia); “Euskaldunes Ilustres. Los Cortázar” Revista Bascongada Euskalerría, Mondragón, octubre de 1883. “En la anteiglesia de Ceánuri, del muy noble Señorío de Bizcaya, se levanta la casa de Cortazar ó Gortazar”. Reproducido también en la Hoja Literaria de El Noticiero Bilbaino, Bilbao, 5 de noviembre de 1883.

[26] “Vida y Fortuna de los Gortázar…” Op. cit.

[27] José María DÍAZ DE MENDIVIL ; “Noticias genealógicas de la familia Ruiz de Cortázar, de Villarreal de Alava, a la que perteneció doña Marta Ruiz de Cortázar y López de Vergara, mujer de Francisco Díaz de Mendibil. Contiene los escudos de armas del linage de Cortázar y de los que con él enlazaron y una reseña genealógica de la ascendencia paterna y materna de doña Estíbaliz de Abendaño-Gamboa, mujer de Rodrigo Ruiz de Cortázar, fundadores de la Casa troncal de Cortázar Abendaño, en Villarreal”, Archivo particular, Madrid.

[28] Javier de YBARRA Y BERGÉ: “Escudos de Vizcaya”, Tomo III, Bilbao, Villar, 1967.